[Ir al contenido]

El crecimiento de su bebé: 12 meses

Revisado por: Kate M. Cronan, MD

Su bebé ha crecido mucho en este primer año de vida, y pesa más del doble que cuando nació. 

¿Está creciendo mi bebé con normalidad? 

El médico de su hijo ha medido el peso, la longitud y el perímetro craneal (circunferencia de la cabeza) de su bebé desde que nació y los ha registrado en su gráfica de crecimiento. Es ahí donde se debe fijar si tiene alguna pregunta sobre el crecimiento de su bebé.

Cuando mire la gráfica de crecimiento con el médico de su hijo, observe el propio patrón de crecimiento de su bebé, y no lo compare con el crecimiento de otros bebés.  Si el crecimiento de su bebé es sostenido, no suele haber ningún motivo para preocuparse. 

Si le preocupa el crecimiento de su bebé, hable con su médico, quien le puede preguntar:

  • ¿Su bebé ha estado enfermo? Un par de días sin encontrase bien, sobre todo si se combinan con vómitos o diarrea, puede llevar a una pérdida de peso. Su pequeño recuperará peso cuando se encuentre mejor.
  • ¿Su bebé no se queda quieto? Gatear, desplazarse apoyándose en objetos y andar queman calorías, por lo que es posible que la ganancia de peso de su bebé sea menor debido a su mayor movilidad.
  • ¿A su bebé le interesa más jugar al "cu-cu-tras" o tirar la cuchara al suelo que comer? El mundo es un lugar fascinante, y su bebé está aprendiendo cosas nuevas cada día. Trate de no distraerlo a las horas de las comidas. Y fíjese en las pistas que indican que su pequeño ya ha comido suficiente.
  • ¿Está introduciendo el tipo adecuado de alimentos en la dieta de su bebé? Conforme su bebé vaya comiendo mejor, preste más atención a la textura y a la variedad de los alimentos que le sirva. Es posible que a su bebé hayan dejado de interesarle los purés y las papillas para bebés. En lugar de servírselos, pruebe a servirle alimentos blandos para adultos y alimentos que se pueden comer con las manos que sean seguros y divertidos. 

¿Y qué pasa con un bebé que gana peso deprisa?  

Los padres se pueden preguntar: ¿un bebé puede ganar demasiado peso? Pero solo hay una cantidad reducida de bebés y de niños pequeños con sobrepeso. En estos casos, pueden ayudar las recomendaciones que dé el médico del bebé.

No permita que su hijo se salte comidas. Pero fíjese en las pistas que indican que su bebé ya está lleno o satisfecho. Asegúrese de que las calorías de su bebé provienen de fuentes nutritivas, como la fruta, la verdura y los cereales enriquecidos. La leche materna o la artificial todavía debería ser la principal fuente de nutrición hasta que acabe el primer año de la vida de su hijo.

Estírese en la alfombra con su bebé y favorezca la actividad física, asegurándose de que su pequeño tiene un lugar seguro por donde moverse libremente. Limite la cantidad de tiempo que su bebé pasa en sillas de seguridad para el coche, sillitas, portabebés y parques o corrales para bebés.

Una de las mejores cosas que puede hacer por su bebé es comer bien y estar activo físicamente. Es mucho más probable que su bebé crezca sano y esté en forma si los hábitos saludables forman parte de la forma de vida de su familia. Usted será un buen modelo de conducta y, además, ¡así tendrá suficiente energía para seguir a su pequeño!

¿Qué ocurrirá después? 

Durante el resto de próximo año, espere que el crecimiento de su bebé se enlentezca. Durante la primera infancia su hijo se volverá más y más activo, y lo más probable es que las lorzas de grasa propias de los bebés desaparezcan y den paso a una silueta más esbelta y más magra.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: agosto de 2019