[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Seguridad en casa: Pilas de botón

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué son las pilas de botón?

Las pilas de botón son pequeñas, brillantes y de forma redondeada. Se utilizan en aparatos y dispositivos como relojes, juguetes, controles remotos, velas sin llama, decoraciones de navidad y audífonos. Son peligrosas para los bebés y los niños pequeños, que se las pueden meter con facilidad dentro de la boca, las orejas o la nariz. 

Una pila de botón que un niño se mete en la boca se puede quedar atascada en la tráquea y obstruir el paso del aire, impidiendo que respire. Las sustancias químicas de las pilas de botón pueden causar graves quemaduras cuando se tragan o se quedan atascadas en el cuerpo. Una pila de botón tragada o que se queda atascada en la nariz o en el oído puede causar lesiones muy graves. 

Una pila de botón tragada o que se ha quedado atascada en la nariz o en el oído es una emergencia. 

Uso y almacenamiento seguros de las pilas 

Guarde todas las pilas que no utilice fuera del alcance y de la vista de los niños. Recicle o elimine las pilas ya utilizadas de una forma adecuada. Muchas localidades disponen de cubos de basura específicos para recoger pilas usadas.

Así mismo: 

  • Asegurarse que todos los compartimentos para las pilas estén bien cerrados con tornillos. No dé a su hijo ningún juguete cuyo compartimento para las pilas se pueda abrir con facilidad. 
  • Observe atentamente a su hijo cuando utilice aparatos o dispositivos que contengan pilas de botón. 

¿Qué hacer ante una pila tragada o que ha dejado de estar en su sitio? 

Una pila atascada en el cuerpo es una emergencia. 

  • Diríjanse al servicio de urgencias médicas de un hospital o llame al 911 si una pila de botón deja de estar en su sitio o si cree que su hijo podría habérsela tragado. No espere a detectar algún signo de que su hijo se ha tragado una pila de botón para pedir ayuda. 
  • Si puede acceder rápidamente a un recipiente de miel, dele a su hijo de 5 a 10 ml de camino al servicio de urgencias médicas de un hospital solo si:
    • Lo más probable es que la pila se la tragara durante las últimas 12 horas.
    • Su hijo ya ha cumplido los 12 meses de edad o es mayor, no es alérgico a la miel y se está comportando con normalidad. 
  • Si puede, llame a la línea telefónica nacional de control toxicológico (1-800-222-1222) en los Estados Unidos para pedir ayuda de camino al hospital.  No retrase el momento de llevar a su hijo al hospital por hacer esta llamada o buscar un bote miel.
  • Diga a los médicos y a los enfermeros que cree que su hijo se puede haber tragado una pila de botón. Con una radiografía se podrá saber si el cuerpo de su hijo la contiene.

No trate de provocarle el vómito. La pila podría provocar lesiones a su hijo al salir del cuerpo de esa forma. No permita que su hijo coma o beba, salvo la miel. 

¿Cuáles son los signos de haberse tragado una pila de botón?

Un niño que se haya tragado una pila de botón puede:

  • babear 
  • tener náuseas o mareos 
  • vomitar
  • tener fiebre 
  • toser o tener problemas para respirar
  • tener dolor abdominal 
  • tener diarrea
  • hacer heces (cacas) sanguinolentas o de color muy oscuro 
  • estar inquieto o irritable 
  • tener dolor de garganta 
  • rechazar la comida o la bebida.

Si una pila de botón se queda atascada dentro de la nariz o del oído, es posible que vea sangre o supuración en esas partes del cuerpo.

Esté bien preparado

Si está esperando a un bebé o si ya tiene un hijo, es recomendable que:

Incluso adoptando todas estas precauciones, los niños se pueden lesionar y los accidentes pueden ocurrir. Pero, si usted está bien preparado, podrá actuar con rapidez, confianza y seguridad en caso de emergencia. 

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: enero de 2020