Trastornos del espectro autista
[Ir al contenido]

Trastornos del espectro autista

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

¿Qué es un trastorno del espectro autista?  

Los niños con un trastorno del espectro autista tienen diferencias en la manera en que sus cerebros se desarrollan y procesan la información. Pueden tener: 

  • retrasos en el lenguaje o problemas para comunicarse con los demás
  • problemas de aprendizaje
  • comportamientos o intereses inusuales 

¿Cuáles son los signos y los síntomas del autismo?

Entre los signos del autismo, se incluyen los siguientes:

  • Problemas para relacionarse o jugar con otras personas
  • No usar o no entender el lenguaje como lo haría un niño de la misma edad 
  • Establecer poco contacto visual con los demás  
  • No señalar objetos para que los demás les dirijan la atención    
  • Movimientos inusuales, como "aletear" o sacudir las manos, girar sobre sí mismos o golpetear 
  • Retrasos en alcanzar hitos evolutivos, como hablar o andar (o pérdida de hitos evolutivos ya alcanzados) 
  • Jugar con un juguete de una manera que parece extraña o repetitiva
  • No explorar el entorno con curiosidad o interés (el niño parece estar "en su propio mundo") 

No hay dos niños con autismo que se comporten igual. Los síntomas pueden ser leves y causar pocos problemas o más graves y crear interferencias en las tareas cotidianas.  Esta amplia variedad de síntomas recibe el nombre de "espectro".

Antes, etiquetas como "síndrome de Asperger" y "trastorno generalizado del desarrollo" se consideraban como algunos de los subtipos de autismo. Pero se ha dejado de utilizar esta clasificación. Y ahora, todos los grados del espectro autista entran dentro de este diagnóstico. 

¿Cómo se diagnostica el autismo?

La mayor conciencia social sobre los signos del autismo que existe en la actualidad y las nuevas herramientas de cribado facilitan la identificación precoz de estos trastornos. Para diagnosticar el autismo, los médicos se fijan en sus signos y síntomas en cada nueva revisión médica, hacen preguntas a los padres sobre lo que les preocupa de sus hijos y pasan pruebas de cribado a los niños en las visitas de los 18 meses y de los 2 años

Si detectan en el niño rasgos que les preocupan, sugerirán la evaluación completa del niño. Esta suele implicar la participación de un equipo de expertos. El equipo puede incluir: 

  • médicos que tratan trastornos del desarrollo 
  • psicólogos infantiles formados en retrasos del aprendizaje y problemas de conducta 
  • terapeutas ocupacionales que avalúan las habilidades motoras finas y otro tipo de destrezas necesarias para la vida diaria (como comer, vestirse y jugar) 
  • logopedas (patólogos del habla), que evalúan las habilidades comunicativas y lingüísticas 

No existe ninguna prueba cerebral ni ningún marcador en los análisis de sangre que permita diagnosticar el autismo. Pero se pueden hacer pruebas para descartar otros problemas de salud que cursa con síntomas similares. 

¿Cuáles son las causas del autismo?  

Nadie sabe exactamente qué provoca el autismo. Lo más probable es que se trate de una mezcla de cosas que modifican la forma en que se desarrolla el cerebro antes de que nazca el bebé.  Entre ellas, se incluyen las siguientes:

  • los genes de una persona 
  • factores del medio ambiente, como infecciones o toxinas 
  • problemas durante el embarazo y en el torno al momento del nacimiento 

Las vacunas no causan el autismo. 

¿Cómo se trata el autismo?

Cuanto antes se inicie el tratamiento en un niño con autismo, mucho mejor. En función de las necesidades del niño, su tratamiento puede incluir terapia de conducta, logopedia, terapia ocupacional, y ayuda adicional en el aprendizaje escolar. La meta del tratamiento consiste en ayudar a los niños a:

  • comunicarse mejor 
  • jugar con los demás y desarrollar sus habilidades sociales 
  • reducir comportamientos como las conductas agresivas o repetitivas 
  • mejorar el aprendizaje 
  • saber estar seguros y cuidar de su propio cuerpo

Antes de los 3 años

Hasta los 3 años, los niños reciben servicios de tratamiento a través del programa de intervención precoz de su estado. Las familias trabajan junto con un equipo de expertos en un Plan de Servicio Familiar Individualizado (IFSP, por sus siglas en inglés). Este plan define los objetivos del tratamiento y desarrolla un plan de tratamiento. 

Un equipo de terapeutas puede proporcionar terapia a domicilio a aquellas familias que cumplan los requisitos para beneficiarse de este servicio. 

A partir de los 3 años  

Los niños de entre 3 y 5 años con autismo tienen derecho a recibir servicios de educación preescolar gratuitos gracias a la ley de educación para individuos con discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés). Los servicios de terapia y educación adicional se ofrecen a través de los distritos escolares de cada localidad o de otros centros educativos, sea en el domicilio del niño o en el aula. 

Una vez que los niños empiezan el kindergarten, los padres pueden solicitar un cambio a un programa de educación individualizada (IEP, por sus siglas en inglés) a través del distrito escolar de su localidad. Un IEP puede incluir objetivos educativos, así como objetivos sociales, de comportamiento y de cuidado personal. 

A veces se usan medicamentos para tratar síntomas como la agresividad, la hiperactividad, la falta de atención, las conductas obsesivo-compulsivas, la depresión y los problemas relacionados con el sueño. 

No se ha investigado mucho para apoyar el uso de enfoques no tradicionales, como los cambios en la dieta; los suplementos; la música, el arte y las terapias con animales. Informe al médico y a otros miembros del equipo de su hijo sobre cualquier otro tipo de terapia o tratamiento que estén siguiendo o considerando seguir para comentar con ellos sus riesgos y sus posibles efectos beneficios. 

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

Si cree que su hijo podría tener retrasos evolutivos o autismo, hable con su médico. Incluso antes de que su hijo reciba un diagnóstico de autismo, se puede iniciar la intervención para abordar sus retrasos en el lenguaje y en otros ámbitos. 

Si su hijo recibe el diagnóstico de autismo, hay muchos recursos y servicios de apoyo a los que pueden acudir en busca de ayuda y orientación. El médico y el resto del equipo que trata a su hijo los pueden orientar en la dirección adecuada. 

Las siguientes listas de comprobación, específicas para cada grupo de edad, lo pueden ayudar y guiar. Haga clic para aprender más cosas sobre el autismo: 

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: octubre de 2018