[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Cirugía para perder peso

Revisado por: Kirk W. Reichard, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es la cirugía para perder peso?

A veces, tener sobrepeso puede causar problemas de salud graves. Las personas que pesan 100 libras (45 kg) o más de su peso ideal tienen más probabilidades de desarrollar problemas médicos. Estos problemas incluyen la diabetes, las enfermedades del corazón, la apnea del sueño, las enfermedades hepáticas y los problemas en las articulaciones. 

La cirugía para perder peso (también llamada cirugía bariátrica) puede ayudar a las personas con mucho sobrepeso que han intentado perder peso sin éxito y que deben afrontar graves problemas médicos. Pero no se trata de una solución rápida. Se debe trabajar duro antes y después de operarse. 

Los dos tipos principales de cirugía para perder peso en los adolescentes son la cirugía de manga gástrica y la cirugía de bypass gástrico. 

¿Qué es la cirugía de manga gástrica?

La manga gástrica (también llamada gastrectomía en manga) es el procedimiento quirúrgico más común que se usa para perder peso. En esta operación, el cirujano extrae parte del estómago y forma un tubo o "manga" con el resto del estómago. El nuevo estómago en forma de plátano es mucho más pequeño que el estómago original. La parte del estómago que se extrae en esta operación fabricaba unas hormonas que aumentaban el apetito, lo que ayudará a controlar la insulina. Por lo tanto, el apetito de la persona disminuirá y su resistencia a la insulina mejorará después de someterse a una cirugía de manga gástrica.

Después de la operación, la persona comerá menos cantidad de alimentos, se sentirá más satisfecha que antes y tendrá menos hambre. La operación de manga gástrica se limita a cambiar el estómago. El procedimiento de la manga gástrica es irreversible.

¿Qué es la cirugía de bypass gástrico?

En un bypass gástrico (que también recibe el nombre de "bypass gástrico en Y de Roux"), un cirujano crea un pequeño saco en la parte superior del estómago. Este saco se transforma en el nuevo estómago. Luego los cirujanos conectan el saco a la parte media del intestino delgado, saltándose la parte superior del intestino delgado. 

Después de la operación, el saco estomacal puede contener mucha menos comida que un estómago de tamaño normal. La persona comerá menos cantidad de alimentos, se sentirá más satisfecha que antes y tendrá menos hambre. Y, puesto que el intestino delgado será más corto, absorberá menos calorías y menos nutrientes. 

Las personas con bypass gástrico tienden a perder más peso que las que tienen una manga gástrica, pero también pueden tener más problemas. El procedimiento de bypass gástrico es irreversible.

¿Quién se puede someter a una cirugía para perder peso?

Para saber si un adolescente con sobrepeso se puede someter a una cirugía para perder peso es necesario seguir un enfoque en equipo. Esto incluye al adolescente y su familia, médicos, dietistas o nutricionistas, especialistas en ejercicio físico y psicólogos. 

Los adolescentes solo pueden ser candidatos a una cirugía para perder peso si:

  • Tienen un elevado índice de masa corporal (IMC) así como graves problemas médicos provocados por el exceso de peso, como una diabetes, una enfermedad del corazón o del hígado, o una apnea del sueño.
  • Tienen un IMC de 40 o más o pesan más de 100 libras (45 kg) de su peso ideal. 

Los adolescentes se deben comprometer a hacer los cambios necesarios en su estilo de vida para alcanzar el éxito y contar con el apoyo y la ayuda de sus familias para lograrlo. 

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía para perder peso?

Al igual que cualquier otro tipo de cirugía, una cirugía para perder peso viene con sus propios riesgos. Las personas que se han sometido a una cirugía para perder peso pueden tener dolor, náuseas, vómitos, diarrea y acidez (reflujo ácido) después de comer, sobre todo si comen demasiado o demasiado deprisa. 

Entre los problemas más graves se encuentran los siguientes:

  • hemorragia
  • una reacción negativa a la anestesia
  • infección cerca de los cortes de la operación
  • pérdidas de contenido gástrico o intestinal, que pueden provocar infecciones en la zona que hay alrededor del estómago y otros órganos
  • un coágulo de sangre en las piernas o los pulmones
  • obstrucción intestinal
  • reflujo gastroesofágico
  • deficiencias de vitaminas y minerales
  • nueva ganancia de peso

El "síndrome de evacuación gástrica rápida", también conocido como "síndrome postgastrectomía" o "síndrome dumping" es un problema que se observa prioritariamente en los bypass gástricos. En este síndrome, los alimentos se mueven demasiado deprisa a través del estómago y los intestinos, lo que provoca náuseas, mareos, sudoración, retortijones y diarrea. Comer alimentos ricos en azúcar o grasas empeora este síndrome; por eso, las personas que se han operado para perder peso deben tener mucho cuidado con lo que comen. 

Los problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad, son un motivo de preocupación tanto antes como después de la operación. La mayoría de las personas se sienten mejor consigo mismas después de someterse a una operación para perder peso, pero algunas veces siguen teniendo problemas. Es importante que las personas que se han sometido a este tipo de operaciones hagan un seguimiento con un profesional de la salud mental y que reciban ayuda si se sienten superadas o tristes, o si tienen otros problemas emocionales. 

¿Qué más debería saber?

La cirugía para perder peso no es una solución rápida. Pero el duro trabajo que supone puede valer la pena para aquellas personas con mucho sobrepeso y con problemas de salud graves debido al exceso de peso. 

Si está preocupado por el peso de su hijo adolescente y cree que podría beneficiarse de la cirugía para perder peso, hable con su médico.

Revisado por: Kirk W. Reichard, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2019