[Ir al contenido]

Verrugas

Revisado por: Larissa Hirsch, MD

¿Qué son las verrugas?

Las verrugas son bultos pequeños y firmes de piel provocados por virus de la familia del virus del papiloma humano (HPV). Las verrugas son comunes en los niños y pueden afectar cualquier parte del cuerpo. Con frecuencia se las ve alrededor de las uñas, en el rostro o cerca de las rodillas.

La mayoría de las verrugas no causan dolor, pero las de las plantas de los pies o las que reciben golpes frecuentes pueden provocar dolor.

¿Cuáles son los tipos de verrugas?

Los tipos de verrugas incluyen los siguientes:

Verrugas comunes. Se suelen encontrar en los dedos, las manos, las rodillas y los codos. Una verruga común es un bulto pequeño y duro con forma redondeada y suele ser de color marrón grisáceo. Tiene una superficie áspera que puede verse como la cabeza de un coliflor con puntos negros dentro.

Verrugas planas. Tienen el tamaño aproximado de la cabeza de un alfiler, son más lisas que otros tipos de verrugas y la parte superior es plana. Las verrugas planas pueden ser rosadas, marrón claro o amarillas. La mayoría de los niños con verrugas planas las tienen en el rostro, pero pueden crecer en cualquier parte del cuerpo y pueden presentarse agrupadas.

Verrugas plantares. Se encuentran en la planta del pie, pueden resultar muy incómodas y dan la sensación de tener una piedra en el zapato.

Verrugas filiformes. Estas tienen forma de dedo y suelen ser de color carne. Con frecuencia crecen en la boca, los ojos o la nariz o cerca de ellos.

¿Qué es lo que causa las verrugas?

Los virus del HPV que causan verrugas se pueden contagiar de una persona a otra por contacto físico o por tocar algo que tocó una persona con verrugas, como una toalla, una alfombra de baño o el piso de una ducha. (¡Pero es imposible contagiarse una verruga por sujetar un sapo o una rana, como algunos niños creen!)

Los niños que se comen las uñas o se toquetean los padrastros tienen más riesgo de tener verrugas porque crean zonas abiertas para que el virus entre y cause una verruga. Un pequeño corte o rasguño puede hacer que cualquier zona de la piel tenga más riesgo de desarrollar verrugas. Además, si se toquetea una verruga se la puede contagiar en otras partes del cuerpo. A veces, las verrugas se transmiten sexualmente y aparecen en la zona genital.

La cantidad de tiempo entre el momento de la exposición al virus que causa las verrugas y la aparición de las verrugas es variable. Las verrugas pueden crecer muy lentamente y tal vez tarden semanas o incluso más tiempo en desarrollarse.

¿Cómo se tratan las verrugas?

Con frecuencia, las verrugas desaparecen por sí solas, pero esto puede llevar de algunos meses a un par de años. El médico puede decidir quitar una verruga si esta causa dolor, interfiere con las actividades debido a las molestias o si provoca vergüenza.

Existen diferentes maneras de eliminar las verrugas, entre las que se encuentran las siguientes:

  • usar medicamentos con receta o de venta libre para colocar sobre la verruga
  • quemar la verruga con una corriente eléctrica suave para eliminarla
  • congelar la verruga con nitrógeno líquido (recibe el nombre de criocirugía)
  • usar un tratamiento con láser

Unos pocos días después del tratamiento, la verruga puede caerse, pero tal vez sean necesarios varios tratamientos.

Si un niño mayor tiene una verruga simple en el dedo, pregúntele al médico si puede usar un remedio de venta libre para eliminarla. Los resultados de este tratamiento pueden tardar varias semanas o meses en ser visibles. Pero, con el tiempo, la verruga debería separarse de la piel sana. Los medicamentos para las verrugas contienen sustancias químicas fuertes y se deben usar con cuidado porque también pueden lesionar la piel sana. Hable con el médico antes de usar un medicamento para verrugas de venta libre sobre el rostro o la zona genital.

¿Qué pueden hacer los padres?

La mayoría de las verrugas se pueden tratar en el hogar. Ayude a su hijo a:

  • Remojar la verruga en agua tibia y eliminar la piel muerta de la superficie de la verruga con una lima (que no se vaya a usar nunca para las uñas) antes de aplicar el medicamento. Tenga cuidado de no limar la piel sana que rodea a la verruga.
  • Mantenga la zona de la verruga cubierta mientras actúa el medicamento.
  • Recuerde no frotar, rascar ni toquetear la verruga. De esta manera podría contagiar el virus a otra parte del cuerpo o hacer que se infecte la verruga.
  • Recuerde no compartir toallas ni otros elementos personales con otras personas.

Tal vez haya escuchado que se puede usar cinta de plomería para quitar las verrugas. Hable con su médico para saber si está bien que su hijo haga este tipo de tratamiento casero.

¿Es posible prevenir las verrugas?

No siempre es posible prevenir las verrugas. Pero siempre es una buena idea animar a los niños a lavarse las manos y la piel de manera regular y con cuidado. Si su hijo tiene un corte o un rasguño, use agua y jabón para limpiar la zona porque las heridas abiertas son un riesgo para la aparición de verrugas y otras infecciones.

También es conveniente que los niños usen sandalias a prueba de agua en las duchas públicas, los vestuarios y en las piscinas públicas (esto puede ayudarlos a protegerse de las verrugas plantares y de otras infecciones, como el pie de atleta).

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico si:

  • Su hijo pequeño o su bebé tiene una verruga en alguna parte del cuerpo.
  • Un niño (de cualquier edad) tiene una verruga en el rostro, los genitales o el recto.
  • No está seguro de si su hijo tiene una verruga.
  • Las verrugas comienzan a aparecer en otras partes del cuerpo.

También debe llamar al médico si una verruga o la piel que la rodea tiene las siguientes características:

  • dolor
  • enrojecimiento
  • sangrado
  • inflamación
  • supuración
Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: febrero de 2019