[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Molusco contagioso

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es el molusco contagioso?

El molusco contagioso es una erupción en la piel causada por un virus. La erupción está formada por pequeñas protuberancias claras o de color carne. Las protuberancias se pueden contagiar de una parte del cuerpo a otra y de una persona a otra. En la mayoría de los niños, la erupción desparece por sí sola al cabo de 6 a 12 meses, aunque puede tardar más tiempo en desparecer. 

El molusco contagioso, o molusco para abreviar, suele desaparecer por sí solo sin tratamiento médico. 

¿Cuáles son los signos y los síntomas del molusco contagioso?

La erupción es un signo característico del molusco contagioso. Sus protuberancias:

  • Empiezan como puntos muy pequeños del tamaño aproximado de la cabeza de un alfiler. 
  • Crecen durante unas pocas semanas. Pueden alcanzar el tamaño de un guisante o de las gomas de borrar de los lápices.
  • Son blandas y lisas y pueden tener un hoyuelo en el centro. 
  • No suelen doler, pero pueden picar, molestar, ponerse rojas o hincharse. 
  • Se pueden infectar con bacterias si los niños se las rascan o hurgan. 
  • Las protuberancias pueden aparecer solas, como un bulto aislado, o en grupos o hileras. A la mayoría de las personas les salen entre 1 y 20 protuberancias. 
  • Pueden aparecer casi en cualquier parte de la piel, salvo en las palmas de las manos y las plantas de los pies. A los niños, les salen más a menudo en el tronco, los brazos y la cara. 

¿Cuáles son las causas del molusco contagioso?

El virus del molusco causa la erupción cuando entra en el cuerpo a través de una pequeña lesión en la piel. Las protuberancias suelen aparecer entre 2 y 6 semanas después. 

El virus del molusco se contagia fácilmente a través del contacto directo de la piel con piel cubierta de protuberancias. Los niños también lo pueden contraer al tocar objetos que contienen el virus, como juguetes, prendas de vestir, toallas o ropa de cama. Los adolescentes que mantengan relaciones sexuales y los adultos con molusco en la ingle o en la cara interna de los muslos lo pueden contagiar a las personas con quienes mantengan relaciones sexuales. 

¿Quién puede desarrollar esta erupción?

El molusco infeccioso es más frecuente en niños sanos de entre 1 y 12 años de edad. Pero también afecta a:

  • deportistas que establecen contacto físico directo, como los luchadores, o los deportistas que comparten equipos, como los gimnastas
  • personas con problemas de salud que llevan un período largo de tiempo medicándose con esteroides 

¿Cómo se diagnostica el molusco contagioso?

Los médicos suelen poder reconocer el molusco contagioso solo con observar la erupción. A veces pueden sugerir que el niño vaya a un dermatólogo (médico de la piel), pero la mayoría de los niños no lo necesitan. 

¿Se puede prevenir el molusco contagioso?

Los niños con molusco contagioso pueden seguir yendo a la guardería o la escuela y haciendo deporte. Para impedir que el molusco se contagie a otras partes del cuerpo o a otras personas, los afectados deben:

  • Lavarse las manos con agua y jabón a fondo y con frecuencia.
  • Cubrirse las protuberancias con prendas de vestir o un vendaje. 
  • Se deben cubrir las protuberancias con un vendaje hermético antes de nadar o de participar en actividades en las que se compartan equipos (como la gimnasia) o en las que haya contacto físico (como la lucha).
  • No compartir toallas ni juguetes de piscina. 
  • No afeitarse las zonas cubiertas por protuberancias. 
  • No tocar, rascar ni frotarse las protuberancias. 

¿Cómo se trata el molusco contagioso?

En la mayoría de los casos, el molusco contagioso desaparece por sí solo sin tratamiento alguno. Cada protuberancia suele desaparecer al cabo de 2 a 3 meses. Pueden aparecen nuevas protuberancias mientras desaparecen las viejas. Por lo tanto, el molusco contagioso puede tardar de 6 a 12 meses en desaparecer por completo (y a veces más tiempo). 

A veces, los médicos extraen las protuberancias o ayudan a que desaparezcan más deprisa. Pueden hacer lo siguiente:

  • Congelar las protuberancias. 
  • Raspar o cortar las protuberancias.
  • Aplicar una sustancia química sobre las protuberancias para hacer que el cuerpo las combata más deprisa. 
  • Aplicar un medicamento sobre las protuberancias o tomar un medicamento por boca. 

De todos modos, muchos médicos no recomiendan estos tratamientos para los niños. Eso se debe a que pueden ser dolorosos y pueden provocar quemaduras, ampollas, manchas o cicatrices en la piel. Para decidir si se debe o no tratar la erupción, los médicos tienen en cuenta dónde se encuentran las protuberancias y si están causando picor, dolor u otros problemas.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Para evitar el molusco contagioso y otras infecciones en la piel, haga que su hijo siga estos consejos:

  • Lavarse las manos con agua y jabón a fondo y con frecuencia.
  • No compartir toallas, ropa ni otros objetos personales.
  • No compartir tablas de natación ni otros juguetes para el agua en las piscinas. 
  • No tocar ni rascar las protuberancias o ampollas de su piel ni de la piel de otras personas.   

Hable con el médico de su hijo sobre las ventajas y desventajas de tratar el molusco contagioso. La erupción no suele causar problemas a largo plazo ni deja cicatrices. A menudo, la mejor manera de abordarlo consiste en tener paciencia, por duro que pueda ser. 

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: Febrero de 2020