[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Diabetes en la escuela

  • Listen
      mp3

¿Cómo pueden los niños manejar la diabetes en la escuela?

Cuando una persona tiene diabetes, la rutina diaria permanece casi siempre igual sin importar dónde se encuentre. En la escuela, la mayoría de los niños con diabetes tendrán que hacer lo siguiente:

  • medir sus concentraciones de azúcar en sangre
  • inyectarse insulina o tomar otros medicamentos para la diabetes
  • controlar las subidas y bajadas del nivel de azúcar en la sangre y tratarlas
  • comer tentempiés y el almuerzo en un momento determinado (disponiendo de mucho tiempo para terminar)
  • tener fácil acceso al agua y tiempo para ir al baño
  • participar en las actividades físicas

Según la edad de su hijo, el personal de la escuela (como el enfermero o un asistente) ayudarán a su hijo a cumplir con su cuidado de rutina. Los maestros y entrenadores también pueden ayudar con partes del cuidado de rutina.

¿Cómo puedo preparar al personal de la escuela?

Más allá de los cuidados diarios, el personal de la escuela debe estar preparado por si surge una emergencia. Los maestros de la clase, el profesor de educación física, los conductores de los autobuses y los entrenadores deben saber qué hacer si surge un problema.

A continuación, encontrará lo que usted puede hacer:

  • Comparta el plan de atención. Reúnase anualmente con el enfermero de la escuela (y otro personal involucrado en el cuidado de rutina) para revisar el plan de atención de la diabetes de su hijo. Si se modifica el plan, reúnase con más frecuencia.
  • Enséñele al personal clave acerca del cuidado diario, en especial si se trata de un niño pequeño. Explíqueles sobre el nivel de glucosa esperado para su hijo. Muéstreles cuándo controlar el nivel de azúcar en sangre, cómo darle insulina y cómo usar los dispositivos (como un monitor de glucosa en sangre, un monitor continuo de glucosa o una bomba de insulina). Todos deben saber dónde encontrar el kit portátil para la diabetes y los insumos de emergencia de su hijo.
  • Dele a la escuela la información y los insumos esenciales. La escuela debe tener una copia del plan de control de su hijo y de los contactos de emergencia. Es conveniente darle un permiso por escrito al personal de la escuela y al equipo de atención de la diabetes para que se comuniquen entre ellos. Si surge un problema, la escuela podrá obtener rápidamente la información de salud de su hijo. Deles a los maestros y entrenadores hojas de datos sobre la diabetes y tentempiés de sobra para que tengan a mano.
  • Prepare al personal de la escuela para las subidas y bajadas del nivel de azúcar. Todos los adultos que supervisen a su hijo deben saber cómo usar el Kit portátil para la diabetes de su hijo. Deben ser capaces de identificar y tratar la hipoglucemia y la hiperglucemia. Enséñeles los aspectos básicos y lo que deben hacer en caso de emergencia.

Los programas de educación individualizados (IEP) y 504, ¿pueden ayudar a los niños con diabetes?

Las escuelas que reciben dinero del gobierno de los Estados Unidos (todas las escuelas públicas y algunas escuelas privadas) están obligadas a asegurarse de que todos los niños puedan recibir educación. Si un niño tiene una necesidad de salud especial, como diabetes, la escuela puede diseñar un plan para asegurarse de satisfacer las necesidades educativas y de salud del niño.

Los planes de educación individualizados (IEP) y 504 son planes formales que se pueden utilizar para fijar metas y medir el avance. Trabaje junto con la escuela para conocer mejor de qué manera estos planes pueden ayudar a satisfacer las necesidades de su hijo:

  • Un plan 504 ayuda a asegurarse de que un niño con una afección o una necesidad especial pueda participar en todas las actividades escolares del mismo modo en que lo hacen sus compañeros de clase. Por ejemplo, un plan 504 para un niño con diabetes podría incluir lo siguiente:
    • permiso para comer, beber e ir al baño en cualquier momento 
    • más ausencias por días de enfermedad o visitas médicas
    • acceso al kit portátil para la diabetes y otros insumos del niño
    • planes para que el personal controle el nivel de azúcar y administre glucagón e insulina
    • adaptaciones para los viajes de estudio y las actividades que se realizan después de la escuela
  • Un programa educativo individualizado (IEP) se puede usar si un niño con una afección médica necesita más apoyo, tanto dentro como fuera del aula.

¿Qué habilidades debo enseñarle a mi hijo?

Tranquilice a su hijo explicándole que los adultos que están en la escuela pueden ayudarlo. A medida que su hijo crezca y asuma más responsabilidades sobre su cuidado, necesitará menos ayuda.

Su hijo debe saber cómo hacer lo siguiente:

  • Cuidar su diabetes. Enséñele a su hijo, de una forma adecuada a su edad, cómo funciona el plan de tratamiento. Los niños que sean lo suficientemente mayores como para participar en su cuidado deben comprender los aspectos básicos, como cuándo controlar el nivel de azúcar en sangre y qué hacer si es muy bajo o muy alto.
  • Usar los insumos. Su hijo debe tener su kit portátil para la diabetes con él en todo momento. Los niños mayores deben saber cómo usarlo y cuándo volver a cargarlo.
  • Defenderse por sí mismo. Ayude a su hijo a saber cuándo y cómo hablar, por ejemplo, si no se siente bien o si necesita comer un tentempié o ir al baño durante la clase. 
  • Buscar ayuda en caso de emergencia. Asegúrese de que su hijo sepa con quién puede contar si necesita ayuda durante la escuela o después (como maestros, el enfermero de la escuela o un entrenador).

Usted puede ser un gran defensor de su hijo. Si tiene preguntas acerca de los derechos de su hijo, lea más sobre la Campaña de seguridad en la escuela de la Asociación Americana contra la Diabetes.

Fecha de revisión: junio de 2022