[Ir al contenido]

Hemocromatosis hereditaria

Revisado por: Robin E. Miller, MD

¿Qué es la hemocromatosis hereditaria?

La hemocromatosis hereditaria es una enfermedad que hace que el cuerpo absorba y almacene más hierro del que debiera. El hierro procede de los alimentos que comemos.

En una persona con hemocromatosis, el hierro se acumula lentamente en las articulaciones y los órganos, como el hígado, el corazón, el páncreas y los pulmones. A medida que el niño crece, esto puede provocar enfermedad hepática, diabetes, enfermedad cardíaca, dolor en las articulaciones, fatiga (cansancio extremo) y otros problemas. Cuando los médicos diagnostican la hemocromatosis de manera temprana, es posible evitar estos problemas.

¿Cuáles son los signos de la hemocromatosis hereditaria?

Los niños no suelen mostrar signos de hemocromatosis hereditaria. Esto se debe a que el exceso de hierro puede tardar años en acumularse en el cuerpo y provocar síntomas.

¿Cuáles son las causas de la hemocromatosis hereditaria?

La hemocromatosis hereditaria es una enfermedad genética. Para que los niños la desarrollen, ambos padres deben tener el gen que causa esta enfermedad. Pero muchos niños que heredan el gen de sus padres no desarrollan ningún problema. Es posible que absorban y almacenen más hierro, pero no lo suficiente como para que les cause problemas de salud.

¿Cómo se diagnostica la hemocromatosis hereditaria?

Para diagnosticar la hemocromatosis hereditaria, el médico puede recomendar lo siguiente:

  • Análisis de sangre: Distintos análisis de sangre ayudan a los médicos a determinar si un niño tiene hemocromatosis hereditaria. Estos análisis miden cuánto hierro hay en la sangre.
  • Otras pruebas: A veces los médicos necesitan hacer pruebas especiales para saber cuánto hierro hay en el hígado y cómo está funcionando el hígado.

¿Cómo se diagnostica la hemocromatosis hereditaria?

Es muy poco frecuente que un niño necesite tratamiento para la hemocromatosis hereditaria. Si se realiza un tratamiento, es posible que el médico recomiende una flebotomía. Se trata de un proceso para extraer algo de sangre del cuerpo de forma regular a fin de reducir los niveles de hierro.

Para quitar la sangre, un técnico especializado en extraer sangre inserta una aguja en una vena del brazo. El proceso es el mismo que se utiliza cuando una persona dona sangre. La cantidad de sangre que se extrae, y la duración del procedimiento, dependen del paciente.

¿Qué pueden hacer los padres?

Si a su hijo le diagnosticaron hemocromatosis hereditaria, puede ayudar a hacer más lenta la acumulación de hierro haciendo lo siguiente:

  • Evitar los alimentos con hierro. Hable con el médico de su hijo o con un dietista o nutricionista para obtener más información sobre los alimentos que contienen grandes cantidades de hierro y cómo evitarlos.
  • Limite la ingesta de vitamina C. La vitamina C hace que el cuerpo absorba más hierro; por lo tanto, asegúrese de que su hijo no tome suplementos de vitamina C de más de 100 miligramos por día.
  • Use vitaminas sin hierro. Si su hijo toma un complejo vitamínico, asegúrese de que no tenga hierro.

¿Qué más debería saber?

Asegúrese de que su hijo esté vacunado contra la hepatitis A y la hepatitis B. Estas enfermedades pueden dañar el hígado. Un hígado dañado tal vez no pueda procesar correctamente el hierro. Esto podría llevar a un exceso de hierro en el hígado y provocar más daños en el hígado.

Los niños y los adolescentes no deben beber alcohol, pero a veces lo hacen. Si su hijo tiene hemocromatosis hereditaria, debe saber que beber alcohol es nocivo. El alcohol empeora la enfermedad y puede hacer que quienes la padecen corran el riesgo de tener enfermedad hepática.

Revisado por: Robin E. Miller, MD
Fecha de revisión: junio de 2019