[Ir al contenido]

La apendicitis

Revisado por: Ryan J. Brogan, DO

¿Qué es la apendicitis?

El apéndice es un órgano de tamaño reducido conectado al intestino grueso en la parte inferior derecha del vientre. Cuando se infecta, se llama apendicitis.

La apendicitis es una urgencia médica Es importante saber en qué fijarse para poder pedir ayuda médica de inmediato.

appendicitisESP_revised2010.gif

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la apendicitis?

Los primeros signos de la apendicitis suelen ser fiebre baja y dolor alrededor del ombligo. Puede parecer un simple dolor de estómago. Pero en la apendicitis, el dolor suele empeorar y desplazarse hacia la parte inferior derecha del vientre.

Si su hijo tiene dolor de vientre, esté pendiente de los siguientes signos de apendicitis:

  • fuerte dolor, principalmente alrededor del ombligo o en la parte inferior derecha del vientre (es posible que al principio el dolor sea intermitente y luego se vuelva constante e intenso)
  • fiebre baja
  • pérdida del apetito
  • náuseas y vómitos
  • diarrea (sobre todos en cantidades reducidas y con mucosidades)
  • vientre hinchado y distendido.

Si el dolor se extiende por todo el vientre, puede significar que el apéndice ha reventado. Los médicos lo llaman apendicitis perforada, y es grave. Una fiebre alta de 104 ºF (o 40 ºC) es otro signo de apéndice perforado.

Llame al médico de su hijo de inmediato si cree que su hijo puede tener apendicitis. Cuanto antes se detecte, más fácil será de tratar.

¿Qué problemas pueden ocurrir?

Si un apéndice infectado no se extrae, tiene el potencial de reventar al cabo de 48 a 72 horas de la aparición de los primeros síntomas. Y la perforación puede extender las bacterias por el interior del cuerpo. La infección puede dar lugar a una gran acumulación de pus (un absceso) o bien diseminarse por toda el zona abdominal.

¿Quién puede desarrollar una apendicitis?

La apendicitis afecta mucho más a menudo a niños de edades comprendidas entre los 5 y los 20 años. Es muy poco frecuente en lactantes.

Causas de la apendicitis

Cuando se obstruye el apéndice, pueden crecer muchas bacterias en su interior y causar una infección. Algunas de las cosas que pueden provocar una obstrucción del apéndice son las siguientes:

  • heces duras, con el aspecto de rocas o bolitas (cacas)
  • ganglios linfáticos inflamados en el intestino
  • parásitos y otras enfermedades

La apendicitis no es contagiosa. A un niño no se la puede "pegar" alguien que la padezca.

¿Cómo se diagnostica la apendicitis?

Los síntomas de la apendicitis pueden ser muy parecidos a los de otros problemas médicos (como los cálculos renales (o piedras en el riñón), la neumonía, o las infecciones de orina ). Por eso, hacer un diagnóstico de apendicitis puede ser un desafío para los médicos.

Para confirmar o descartar una apendicitis, el médico explorará el abdomen (o vientre) del niño para detectar signos de dolor o áreas dolorosas a la palpación. El médico también pedirá análisis de sangre y de orina. A algunos niños también les hacen una radiografía de abdomen y de pecho, y/o una ecografía o una tomografía axial computada (TAC) de la zona abdominal.

Es posible que el equipo médico que lleva a su hijo le pida que deje de darle alimentos y bebidas. Es la forma de prepararlo por si lo tuvieran que operar.

¿Cómo se trata la apendicitis?

El médico hará una operación para extraer el apéndice infectado. Esta operación se llama apendicectomía. La mayoría de las veces, los cirujanos usan un pequeño dispositivo llamado laparoscopio para extraer el apéndice a través de un pequeño corte hecho en el vientre del paciente. Los niños que se someten a una apendicectomía suelen permanecer un día en el hospital.

Antes y después de la operación, el equipo médico de su hijo le puede administrar líquidos y antibióticos por vía intravenosa (VI). Esto ayuda a prevenir posibles complicaciones, como una infección. En caso necesario, su hijo también recibirá medicamentos para aliviar el dolor (llamados analgésicos).

Si a un niño se le ha reventado el apéndice, es posible que tenga que permanecer en el hospital después de la apendicectomía. Así, los antibióticos podrán matar todas las bacterias que se hayan extendido por su cuerpo.

¿Se puede prevenir?

No hay ninguna forma de prevenir la apendicitis. Cuando los niños reciben la atención médica adecuada lo antes posible, los médicos la suelen saben detectar y tratar sin problemas.

Revisado por: Ryan J. Brogan, DO
Fecha de revisión: julio de 2018