[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Síndrome de Sinding-Larsen-Johansson

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es el síndrome de Sinding-Larsen-Johansson?  

El síndrome de Sinding-Larsen-Johansson es un dolor en la base de la rótula (el hueso del centro de la rodilla). Está causado por la hinchazón e irritación del cartílago de crecimiento (o placa epifisaria) de la rodilla. El cartílago de crecimiento es una capa de cartílago ubicada cerca del extremo del hueso, que es donde ocurre la mayor parte del crecimiento óseo. Esta parte es más débil y tiene un mayor riesgo de sufrir lesiones que el resto del hueso. 

El síndrome de Sinding-Larsen-Johansson desaparece cuando el adolescente deja de crecer y no suele causar problemas duraderos. 

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Sinding-Larsen-Johansson?

El síndrome de Sinding-Larsen-Johansson suele causar dolor cerca de la base de la rótula. El adolescente también puede presentar: 

  • inflamación y sensibilidad a la presión y al tacto alrededor de la rótula
  • dolor que aumenta con el ejercicio físico o actividades como correr, subir escaleras o saltar
  • dolor que se agrava al arrodillarse o al ponerse en cuclillas 
  • un bulto hinchado u óseo en la base de la rótula 

Causas del síndrome de Sinding-Larsen-Johansson

El síndrome de Sinding-Larsen-Johansson está causado por el estrés repetido (o la sobrecarga) sobre el cartílago de crecimiento de la rótula. El tendón rotuliano conecta la rótula con el hueso de la espinilla (tibia). Cada vez que estiramos la pierna, el tendón rotuliano ejerce presión sobre el cartílago de crecimiento de la rótula. 

¿Quién puede desarrollar un síndrome de Sinding-Larsen-Johansson?

Este síndrome suele afectar a adolescentes que: 

El síndrome de Sinding-Larsen-Johansson es una lesión por sobrecarga. Esto significa que ocurre cuando una persona hace los mismos movimientos una y otra vez. 

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Sinding-Larsen-Johansson?

Para diagnosticar el síndrome de Sinding-Larsen-Johansson, los profesionales de la salud hacen preguntas sobre las actividades físicas y exploran al paciente.

Generalmente no suele ser necesario hacer pruebas. Pero a veces los médicos piden una radiografía o una resonancia magnética (RM) para descartar otros problemas. 

¿Cómo se trata el síndrome de Sinding-Larsen-Johansson?

Los adolescentes con síndrome de Sinding-Larsen-Johansson necesitan limitar las actividades que les causan tanto dolor que les resulta muy duro llevarlas a cabo. Por ejemplo, si notas un leve dolor al correr, puedes seguir corriendo. Pero si cojeas al correr, detente y descansa. Cuando el dolor sea más leve (por lo general, después de uno o dos días), puedes probar a hacer esa actividad de nuevo. 

Para mantener los músculos de la pierna fuertes y flexibles, es posible que el médico te recomiende fisioterapia o un programa de ejercicios de fuerza y estiramientos para hacer en casa. Aunque es algo que no ocurre a menudo, algunos adolescentes pueden necesitar tomarse un descanso del deporte que practican durante unas pocas semanas. 

Para encontrarte mejor mientras te recuperas del síndrome de Sinding-Larsen-Johansson:

  • Coloca hielo o un paquete de frío sobre la rodilla cada 1 o 2 horas, durante 15 minutos seguidos. Coloca una toalla delgada entre el hielo y la piel para protegértela del frío. 
  • Si tu profesional de la salud te da el visto bueno, puedes tomar ibuprofeno (Advil®, Motrin® o la marca genérica) o paracetamol (Tylenol® o la marca genérica). Sigue las indicaciones que vienen con el medicamento para saber cuánto tomar y con qué frecuencia.

¿Puedo seguir haciendo deporte con el síndrome de Sinding-Larsen-Johansson?

Los adolescentes con el síndrome de Sinding-Larsen-Johansson suelen poder hacer sus actividades con normalidad, incluyendo el deporte, siempre que: 

  • El dolor no sea tan intenso como para interferir en la actividad. 
  • El dolor mejore después de hacer reposo durante un día. 

¿Cómo puedo afrontar el síndrome de Sinding-Larsen-Johansson?

El síndrome de Sinding-Larsen-Johansson puede ir y venir mientras sigas creciendo (generalmente hasta la adolescencia media o tardía). Para ayudar a prevenir la reaparición del síndrome de Sinding-Larsen-Johansson, haz lo siguiente:

  • Deja de practicar la actividad si reaparecen el dolor o la inflamación de rodilla. En tal caso, limita tus actividades hasta que te remita el dolor o la inflamación. 
  • De ser posible, evita o limita las actividades que sometan las rodillas a mucho estrés, como subir y bajar escaleras, levantar objetos pesados y ponerse en cuclillas. 

Cuando hagas ejercicio físico o deporte: 

  • Trabaja con un buen entrenador o instructor para estar seguro de que usas unas técnicas adecuadas. 
  • Haz estiramientos antes y después de practicar cualquier deporte. 
  • Incrementa la intensidad y la duración de las sesiones de entrenamiento de forma gradual y lentamente. 
  • Usa plantillas para la absorción de impactos dentro de tu calzado deportivo. 
  • Colócate un paño tibio sobre la rodilla durante unos 15 minutos antes de hacer ejercicio físico y deporte. 
  • Colócate hielo sobre la rodilla durante 15 minutos después de hacer ejercicio físico (con una toalla entre el hielo y la piel).
  • Usa rodilleras, sobre todo en la lucha libre, el baloncesto y el voleibol
Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2019