[Ir al contenido]

Los riñones y las vías urinarias

Revisado por: Larissa Hirsch, MD

¿Qué son los riñones y las vías urinarias?

Las vías urinarias son uno de los sistemas que usa nuestro cuerpo para eliminar los productos de desecho. Los riñones son la parte de las vías urinarias que fabrica la orina (pis). La orina contiene sales, toxinas y agua que deben salir de la sangre a través del proceso de filtrado. Después de que los riñones fabriquen la orina, esta saldrá del cuerpo usando el resto de las vías urinarias.

¿Cuáles son las partes de las vías urinarias?

La gente suele tener dos riñones, pero se puede llevar una vida normal y saludable con un solo riñón. Los riñones se encuentran en la espalda, bajo la caja torácica, uno a cada lado. El riñón de un adulto tiene aproximadamente el tamaño de un puño.

Cada riñón tiene una capa externa denominada "corteza", que contiene las unidades de filtración. La parte central del riñón, la médula, consta de unas estructuras en forma de abanico llamadas "pirámides". Estas estructuras vacían la orina en unos tubos en forma de copa llamados "cálices".

Desde los cálices, el pis sale de los riñones por los uréteres y se almacena en la vejiga (un saco muscular ubicado en la parte baja del vientre). Cuando una persona orina, el pis sale de su vejiga y se expulsa del cuerpo a través de la uretra, otra estructura en forma de tubo. En los hombres, la uretra acaba en la punta del pene; en las mujeres, acaba justo encima de la abertura vaginal.

¿Qué hacen los riñones?

Los riñones desempeñan muchas funciones, desde filtrar la sangre y fabricar el pis hasta conservar la salud ósea y fabricar una hormona que controla la producción de glóbulos rojos.

Los riñones también ayudan a regular la tensión arterial, la concentración de sales en sangre y el equilibrio ácido-bases (o pH) de la sangre. Todas estas funciones hacen que los riñones sean fundamentales para que el cuerpo siga funcionando como debe funcionar.

¿Cómo funcionan los riñones y las vías urinarias?

La sangre llega a cada riñón a través de su respectiva arteria renal. La arteria entra en el riñón a través del hilio renal, la hendidura central que da al riñón su característica forma de alubia. Luego la arteria se ramifica para que la sangre pueda llegar a las nefronas, el millón de diminutas unidades de filtración que hay en cada riñón, que se encargan de extraer las sustancias dañinas de la sangre.

Cada una de las nefronas contiene un filtro llamado "glomérulo". El líquido filtrado por el glomérulo desciende por una estructura diminuta en forma de tubo llamada "túbulo". El túbulo regula la concentración de sales, agua y productos de desecho que se excretan por la orina. La sangre filtrada sale del riñón a través de la vena renal y fluye de vuelta al corazón.

La orina sale de los riñones a través de los uréteres hasta la vejiga. La vejiga se dilata a medida que se va llenando. Cuando la vejiga está llena, las terminaciones nerviosas de sus paredes envían mensajes al cerebro. Cuando una persona necesita orinar, las paredes de la vejiga se contraen y un músculo en forma de anillo que controla la salida de la vejiga a la uretra, llamado el esfínter, se relaja. Esto permite que la orina se expulse al exterior del cuerpo a través de la uretra.

¿Qué puede ayudar a mantener sanos los riñones y las vías urinarias?

Para ayudar a mantener sanos tus riñones y tus vías urinarias:

  • Haz mucho ejercicio físico.
  • Lleva una dieta nutritiva.
  • Mantente bien hidratado.
  • Para las chicas: Límpiate de delante hacia atrás después de hacer de vientre para que los gérmenes de las heces no te entren por la uretra.
  • Evita los baños de burbujas, sentarte en la bañera después de usar champú o jabones aromáticos o perfumados. Todos ellos te podrían irritar la uretra.
  • Lleva ropa interior de algodón.
  • Cámbiate el traje de baño húmedo o mojado lo antes posible.
  • Asiste a tus revisiones médicas con regularidad.
  • Habla con tu médico antes de tomar ningún suplemento ni tratamiento a base de plantas medicinales.
  • Informa tu médico de cualquier antecedente familiar relacionado con los problemas renales, la diabetes o la hipertensión arterial.
  • Infórmale también si tienes cualquier tipo de inflamación o hinchazón, dolor al orinar, necesidad de orinar a menudo, espuma en la orina, sangre en la orina, o si vas estreñido.
Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2018