[Ir al contenido]

Servicio comunitario: una guía para que la familia se involucre

Revisado por: Steven Dowshen, MD

Con los horarios de trabajo, la escuela, los niños y las actividades que no dejan de acumularse, es fácil sentirse desconectado. Pero algunas cosas sencillas pueden acercar a la familia, como jugar un juego, salir a pasear o cocinar juntos.

Una de las opciones más productivas, entretenidas y gratificantes de unir a la familia es ofrecerse de voluntarios en proyectos de servicio a la comunidad. Ser voluntario también es un buen ejemplo para sus hijos y ayuda a la comunidad.

Motivos para involucrarse

¿Por qué debería ayudar su familia?

  • Se siente bien. La satisfacción y el orgullo de ayudar a otros son motivos importantes para ofrecerse como voluntario. Cuando uno compromete su tiempo y su esfuerzo con una organización o una causa a la que adhiere, la sensación de satisfacción puede ser enorme.
  • Hace más fuerte a su comunidad. Las organizaciones y las agencias que trabajan con voluntarios ofrecen servicios importantes a bajo costo o sin costo a las personas que los necesitan. Cuando a una comunidad le va bien, las personas también están mejor.
  • Puede fortalecer a su familia. El trabajo voluntario es una excelente manera para que las familias se diviertan y se sientan más unidas. Pero puede resultar difícil encontrar el tiempo para hacer trabajo voluntario. Por eso, intente reformular parte del tiempo libre que tienen como familia. Podría seleccionar uno o dos proyectos por año y convertirlos en una tradición familiar (por ejemplo, hacer y donar canastas de obsequios a hogares de ancianos para las fiestas).

Qué pueden aprender los niños del trabajo voluntario

Si el trabajo voluntario comienza cuando son pequeños, puede convertirse en parte de la vida de los niños: algo que sencillamente esperan y desean hacer.

Eso puede enseñarles las siguientes cosas:

  • Sentido de responsabilidad. Los niños y adolescentes aprenden lo que significa asumir un compromiso y cumplirlo. Aprenden a ser puntuales para un trabajo, a dar lo mejor de ellos y a sentirse orgullosos de los resultados. Pero también aprenden que, en última instancia, todos somos responsables del bienestar de nuestras comunidades.
  • Una persona puede generar un cambio positivo. Un mensaje hermoso e impactante para los niños es que son lo suficientemente importantes como para generar un cambio positivo en alguien o en algo.
  • Los beneficios del sacrificio. Si le dan un juguete a un niño menos afortunado, los niños aprenden que, a veces, es bueno hacer un sacrificio y que hay cosas importantes además de ellos mismos y sus necesidades inmediatas.
  • Tolerancia. El trabajo en un servicio comunitario puede hacer que los niños y adolescentes conozcan a personas con otra realidad, habilidad, etnia, edad y nivel de ingreso y educación. Aprenderán que incluso las personas más diferentes pueden unirse si tienen valores en común.
  • Habilidades para trabajar. El servicio comunitario puede ayudar a los jóvenes a tomar decisiones sobre su profesión futura. ¿Les interesa el campo de la medicina? Los hospitales y las clínicas suelen tener programas de trabajo voluntario para adolescentes. ¿Les gusta la política? Los niños pueden trabajar en campañas reales para los candidatos políticos locales. Aprender a trabajar en equipo, asumir roles de liderazgo, establecer objetivos para los proyectos; todas estas son habilidades que pueden adquirir con el trabajo voluntario y les serán útiles en su futura profesión.
  • Cómo ocupar de manera inteligente el tiempo libre. Si los niños no se involucran en actividades extraescolares habituales, los servicios comunitarios pueden ser una excelente alternativa.

Involucrar a su familia

Internet ofrece muchos sitios con información sobre oportunidades de trabajo voluntario. También puede comunicarse con una organización de caridad, un hospital o una iglesia para ver si tienen alguna necesidad. O comuníquese con un centro de voluntariado local, que acerque a los voluntarios y las organizaciones de la comunidad, y pueda ayudarlo a encontrar vacantes en organizaciones sin fines de lucro en su zona.

Cuando busque una posibilidad de trabajo voluntario, recuerde que puede resultar difícil encontrar el lugar perfecto. Sea flexible y continúe buscando si la agencia a la que lo enviaron no satisface sus necesidades. Tal vez le lleve un tiempo encontrar el lugar ideal, pero una vez que lo haga, habrá valido la pena.

Buenos trabajos voluntarios para familias y niños

Las familias pueden hacer muchos trabajos voluntarios. Incluso los niños más pequeños (con la supervisión de un adulto) pueden limpiar la basura de una plaza, un parque o la playa. No es necesario formar parte de una organización para hacerlo. Reúna a su familia, busque algunas bolsas de basura y ponga manos a la obra.

O participe en los esfuerzos de reparación y renovación de viviendas para personas de bajos ingresos. Los niños más pequeños tal vez no puedan hacer grandes trabajos, pero ayudar a sostener un pincel o clavos hará que se sientan parte.

Trabaje con un banco de alimentos de su comunidad o un comedor. Busque una organización que atienda a personas mayores. Lléveles alimentos a personas postradas y visítelas. Sus hijos pueden alegrar a un anciano solitario de manera instantánea. Ofrezca la ayuda de su familia en un refugio de animales local. Ayude a plantar flores o árboles. Las posibilidades son infinitas.

Sin importar lo que decida hacer, el trabajo voluntario y el servicio a la comunidad pueden beneficiar tanto a la comunidad como a su familia. ¡Involúcrese hoy!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: julio de 2017