[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Andar de puntillas

Revisado por: Abigail S. Helms, PA
  • Listen
      mp3

¿Qué es andar de puntillas?

Andar de puntillas consiste en cargar el peso en los dedos de los pies, con los talones separados del suelo. Es frecuente durante la primera infancia, cuando los niños están aprendiendo a andar. La mayoría de los niños dejan de caminar de puntillas por sí solos antes de cumplir 2 años. 

¿Qué causa la conducta de andar de puntillas?

Un niño puede andar de puntillas porque: 

  • Está aprendiendo a andar.
  • Tiene agarrotados los músculos de las pantorrillas (o gemelos). 
  • Tiene agarrotado el tendón de Aquiles.
  • Tiene un trastorno neurológico (como la parálisis cerebral o el autismo).
  • Tiene distrofia muscular, una afección que daña los músculos. 

A veces, se desconoce la causa de esta conducta. 

¿Qué problemas puede causar el andar de puntillas?

Andar de puntillas puede hacer que un niño sea más proclive a caerse. Y los niños se pueden acomplejar por andar de una manera diferente a la de los demás niños. 

¿Cómo diagnostican los médicos la conducta de andar de puntillas?

Los médicos hacen este diagnóstico explorando al niño y haciendo preguntas a los padres sobre él. De ser necesario, pueden pedir algunas pruebas, como: 

  • un EMG para saber cómo funcionan los músculos y los nervios
  • un estudio de la marcha para evaluar los movimientos que hace el niño al andar. 
  • pruebas neurológicas para saber si hay problemas en cómo funcionan el cerebro y la médula espinal o si el niño tiene retraso del desarrollo

Los niños que andan de puntillas pueden tener que visitar a un traumatólogo (un médico encargado de tratar problemas que afectan a los huesos y las articulaciones). 

¿Cómo tratan los médicos la conducta de andar de puntillas?

Muchos niños pequeños acaban superando el andar de puntillas con la edad. Por eso, lo más probable es que el médico espere para ver si el niño acaba andando con normalidad sin tratamiento. 

Si sigue andando de puntillas o si hay una causa física de esta conducta (como tener los músculos o los tendones agarrotados), el tratamiento puede incluir:

  • fisioterapia
  • llevar aparatos ortopédicos o férulas en las piernas 
  • escayolado
  • cirugía (operar al paciente) 

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico de su hijo si:

  • Tiene más de dos años pero sigue andando de puntillas.
  • Estaba andando normalmente pero empieza a andar de puntillas. 
  • Anda de puntillas y usted está preocupado por su desarrollo. 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Si su hijo anda de puntillas, ayúdelo a seguir las instrucciones que le dé su médico. Si su hijo aún no ha cumplido los dos años, es posible que su médico les recomiende volver dentro de pocos meses para saber si está andando mejor. 

Si el médico de su hijo se lo recomienda, ayude a su hijo a:

  • Hacer ejercicios de fuerza o estiramientos. 
  • Hacer fisioterapia
  • Visitar a un traumatólogo. 
  • Llevar aparatos ortopédicos o férulas en las piernas.

Revisado por: Abigail S. Helms, PA
Fecha de revisión: mayo de 2020