[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Distensiones musculares y esguinces

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué son las distensiones musculares y los esguinces?

Una distensión es una lesión en un músculo o un tendón (el tejido que conecta músculos a huesos) causada por un estiramiento excesivo. Las distensiones musculares a veces se llaman "tirones musculares". Dependiendo del grado o nivel de la distensión muscular, esta se puede curar al cabo de pocas semanas, pero también se pueden producir nuevas lesiones si no se actúa con cuidado. 

Los esguinces son estiramientos o desgarros de ligamentos (las bandas de tejido que conectan dos huesos entre sí) causadas por estiramientos excesivos. Un esguince tarda de 4 a 6 semanas en curarse o a veces más tiempo. 

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las distensiones musculares y los esguinces?

Las distensiones musculares y los esguinces pueden causar:

  • dolor, en el momento de la lesión o más adelante
  • sensibilidad a la presión y al tacto en el tejido blando, generalmente cerca del hueso
  • hinchazón
  • aparición de moratones
  • espasmos musculares
  • debilidad y dolor al usar o mover el área afectada

¿Cuáles son las causas de las distensiones musculares y de los esguinces?

Las distensiones pueden ocurrir cuando se ejerce demasiada presión sobre un músculo, como lo que ocurre cuando se levanta un objeto muy pesado. Suelen ocurrir cuando una persona está activa, contrayendo, estirando o entrenando una parte de su cuerpo. Es más probable que ocurran cuando una persona no ha hecho, antes de entrenar, una sesión de calentamiento que permite que la sangre le circule por los músculos. Las distensiones musculares son frecuentes cuando los atletas vuelven a hacer deporte después de una temporada de descanso. Suelen afectar a los músculos de la espalda, el cuello o las piernas.

Los esguinces están causados por lesiones, como las que ocurren cuando nos torcemos el tobillo o la rodilla.  Son frecuentes en el deporte, pero pueden ocurrir en cualquier situación. Son más frecuentes en los niños mayores y los adolescentes que en los niños pequeños. 

¿Cómo se diagnostican las distensiones musculares y los esguinces?

Para diagnosticar una distensión muscular o un esguince, los médicos:

  • hacen preguntas sobre la parte del cuerpo lesionada
  • exploran al paciente, observando la amplitud de movimiento de la parte afectada y haciendo que lleve a cabo pruebas de fuerza

Dependiendo de cuál sea la lesión, el médico puede pedir una radiografía u otra técnica de diagnóstico por la imagen para saber si hay otras lesiones añadidas, como una rotura de hueso (o fractura).  Las ecografías a veces permiten diagnosticar desgarros de poca importancia.  

¿Cómo se tratan las distensiones musculares y los esguinces?

El tratamiento de las distensiones musculares y de los esguinces suele incluir lo siguiente:

  • Descansar durante unos pocos días para proteger la parte lesionada y empezar a mejorar. El médico, el fisioterapeuta o el entrenador suele poder saber cuándo ha llegado el momento de volver a mover la zona afectada. 
  • Tratamientos que ayudan a reducir la hinchazón y que se pueden aplicar de inmediato, como:
    • hielo envuelto en una toalla y colocado sobre la zona afectada durante unos 20 minutos cada 1–2 horas
    • vendaje elástico o manga de compresión alrededor del área afectada para comprimirla
    • elevar la zona lesionada (manteniendo la pierna en alto) por encima del nivel del corazón   
    • envolver con vendaje o poner una férula en la parte del cuerpo lesionada para mantenerla bien quieta durante unos pocos días 
  • ejercicios de fuerza, sobre todo, de movimientos que alarguen los músculos
  • medicamentos para el dolor durante no más de una semana

Los médicos pueden tratar algunas distensiones y algunos esguinces con férulas o escayolas

¿Los niños con distensiones musculares o esguinces pueden hacer deporte?

Lo más probable es que un niño o un adolescente con una distensión muscular o un esguince necesite dejar de hacer deporte durante un tiempo. Podrá retomar el deporte cuando:

  • le haya bajado la inflamación
  • al practicar el deporte, no note ningún tipo de dolor
  • su médico le dé el visto bueno
  • pueda hacer deporte sin cojear
  • pueda mover completamente la parte del cuerpo lesionada 
  • haya recuperado toda su fuerza en la parte afectada 

¿Qué más debería saber?

Las distensiones musculares y los esguinces se suelen curar sin dejar ningún problema duradero. Asegúrese de seguir las indicaciones que le dé el médico de su hijo para que la lesión se le cure lo más deprisa posible.

Para evitar las distensiones musculares y los esguinces, recuerde a los atletas jóvenes que hagan un buen calentamiento antes de entrenar o de jugar partidos. Pueden correr de forma ligera (hacer footing), correr levantando las rodillas, correr llevando los talones a los glúteos y hacer estiramientos activos. Después de la actividad, recuérdeles que hagan varios estiramientos estáticos (manteniendo cada estiramiento durante 30 segundos o más). 

Después de haberse hecho una distensión muscular o un esguince, un entrenador personal, un instructor, un médico o un fisioterapeuta puede enseñar a su hijo a hacer ejercicios de fuerza que lo ayuden a recuperarse y que reduzcan el riesgo de que se vuelva a lesionar. 

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2022