[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Psoriasis

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
  • Listen
      mp3

¿Qué es la psoriasis? 

La psoriasis es una enfermedad crónica (de larga duración). Las personas con psoriasis tienen erupciones en la piel y, a veces, problemas en las articulaciones o cambios en las uñas. 

No existe cura para la psoriasis, pero el tratamiento puede ayudar a la mayoría de las personas que la tienen a controlar los síntomas. 

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la psoriasis?

El principal síntoma de la psoriasis es la aparición de unas manchas rojas y engrosadas en la piel llamadas "placas". Estas manchas pueden producir una sensación parecida a la causada por una quemadura, suelen causar picazón o molestar. A menudo, están cubiertas por escamas plateadas.

Las placas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. En los niños, son más frecuentes en:

  • la cara
  • el cuero cabelludo 
  • las áreas donde la piel está en contacto con otra piel (como donde se doblan los brazos o en las axilas)
  • la zona cubierta por el pañal (en los bebés)

Otros síntomas de la psoriasis son los siguientes:

  • piel seca y agrietada que sangra de vez en cuando
  • uñas gruesas, con hoyuelos
  • artritis (articulaciones dolorosas, rígidas o hinchadas) 

¿Cuáles son los diferentes tipos de psoriasis?

En los niños, los tipos más frecuentes de psoriasis son los siguientes:

Psoriasis en placas. Este es el tipo de psoriasis más frecuente. Causa manchas rojas y escamas plateadas, generalmente en las rodillas, los codos, la zona lumbar y el cuero cabelludo. Pueden provocar comezón y dolor, también se pueden agrietar y pueden sangrar. 

Psoriasis en gota. Este tipo de psoriasis se suele presentar después de padecer una enfermedad, sobre todo una faringitis estreptocócica. Causa la aparición de pequeñas manchas rojas en la piel, generalmente en el tronco, los brazos y las piernas. Las manchas también pueden aparecer en la cara, el cuero cabelludo y las orejas. 

Psoriasis inversa. Este tipo de psoriasis causa manchas rojas, lisas y dolorosas, con aspecto de carne viva. Las manchas se desarrollan en partes del cuerpo donde las superficies de la piel entran en contacto entre sí, como las axilas, las nalgas, los párpados superiores, la ingle y los genitales o, en las mujeres, debajo de los senos. 

¿Cuáles son las causas de la psoriasis?

Se desconoce la causa exacta de la psoriasis. Pero los expertos saben que en esta afección participa el sistema inmunitario, que está especializado en combatir los gérmenes y las enfermedades. Un sistema inmunitario hiperreactivo hace que las células de la piel crezcan más deprisa de lo que el cuerpo es capaz de mudar, de modo que se apilan unas sobre otras, formando placas. 

Hay varios genes que se han relacionado con la psoriasis. Alrededor del 40% de las personas que tienen psoriasis tienen un miembro en la familia que padece esta enfermedad.

Cualquier persona puede desarrollar psoriasis, una enfermedad que puede empezar a cualquier edad. La psoriasis no es contagiosa; es decir, no se puede trasmitir de una persona a otra.

¿Qué es un brote de psoriasis? 

Los síntomas pueden remitir por completo y luego volver a aparecer de repente. Cuando los síntomas empeoran, esto se conoce como "brote", "crisis" o "exacerbación". Los síntomas de la psoriasis se pueden reactivar o exacerbar ante: 

  • infecciones, como una faringitis estreptocócica o un resfriado
  • algunos medicamentos, como el litio y algunos betabloqueantes. 
  • el estrés
  • las irritaciones de la piel
  • el frío ambiental
  • beber alcohol
  • fumar 

¿Cómo se diagnostica la psoriasis?

El médico suele diagnosticar la psoriasis tras explorar la piel, el cuero cabelludo y las uñas del paciente. También es posible que pregunte si algún miembro de su familia padece psoriasis, y si ha pasado alguna enfermedad hace poco o ha empezado a tomar un medicamento nuevo.

En contadas ocasiones, los médicos extraen una pequeña muestra de la piel (una biopsia) para examinarla más detenidamente. La biopsia les indicará si se trata de una psoriasis o de otra afección de síntomas similares. 

¿Cómo se trata la psoriasis? 

Los dermatólogos (o médicos de la piel) suelen ser quienes tratan las psoriasis. Un reumatólogo (un médico que trata problemas inmunitarios) también puede ayudar en el tratamiento. Entre los tratamientos de la psoriasis, se incluyen:

  • luz ultravioleta (UV), sea natural o (procedente del sol) o artificial (procedente de máquinas). Pero, a algunos niños, la luz solar les puede empeorar la psoriasis.
  • cremas, lociones, pomadas y champús, como cremas hidratantes, de corticosteroides y de vitamina D, así como champús elaborados con ácido salicílico o alquitrán de hulla. 
  • medicamentos que se toman por vía oral (por la boca) o por vía inyectable (en inyecciones)

Es posible que el médico pruebe un tratamiento y luego lo cambie por otro, o que recomiende combinar varios tratamientos. No siempre es fácil encontrar un tratamiento que funcione y, a veces, lo que funciona durante un tiempo deja de ayudar más adelante. 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Para muchos niños, la psoriasis no es más que una molestia sin importancia. Pero, para otros, es una afección difícil. 

Para controlar los síntomas y hacer que los brotes sean menos probables, su hijo debería:

  • Lavarse las manos a conciencia y con frecuencia, así como mantenerse alejado de personas que estén enfermas para prevenir las infecciones. 
  • Aprender a controlar el estrés mediante el ejercicio físico, el yoga o la meditación. 
  • No fumar ni beber alcohol.
  • Mantener un peso saludable. Las personas con sobrepeso tienden a tener síntomas de psoriasis más graves.

Los niños y los adolescentes con psoriasis se pueden sentir mal por el aspecto de su piel. Ayude a su hijo a entender que la psoriasis es un problema frecuente y que los tratamientos pueden ayudar. 

Independientemente de que la psoriasis de su hijo sea leve o grave, aprendan los dos juntos sobre esta afección. Si cree que a su hijo le podría ayudar, búsquele un terapeuta o inscríbalo en un grupo de apoyo. Hable con el médico de su hijo o consulte sitios web como los siguientes:

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: enero de 2020