[Ir al contenido]

Anemia por falta de hierro

Revisado por: Robin E. Miller, MD

¿Qué es la anemia por falta de hierro?

La anemia por falta de hierro es un tipo de anemia que ocurre cuando el organismo no tiene suficiente hierro.

Una persona anémica tiene una menor cantidad de glóbulos rojos de lo normal. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, que es una proteína que transporta oxígeno por el cuerpo. El cuerpo necesita hierro para producir hemoglobina. Sin una cantidad suficiente de hierro, se producen menos glóbulos rojos y menos hemoglobina, lo cual provoca la anemia.

En general, la anemia mejora con un tratamiento con suplementos de hierro.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la anemia por falta de hierro?

Al principio, los niños con anemia por falta de hierro tal vez no tengan ningún síntoma. Cuando los síntomas aparecen, es posible que el niño:

  • esté pálido
  • parezca malhumorado
  • esté muy cansado
  • se canse rápidamente al hacer ejercicio físico
  • esté mareado o con vértigo
  • tenga un ritmo cardíaco acelerado
  • tenga retrasos en el desarrollo y problemas de conducta
  • quiera comer hielo o cosas que no son alimentos (llamado pica)

¿Cuál es la causa de la anemia por falta de hierro?

La anemia por falta de hierro puede ocurrir en los siguientes casos:

  • Cuando hay un problema en la absorción del hierro del cuerpo (por ejemplo, enfermedad celíaca).
  • Cuando una persona pierde sangre debido a una lesión, un período menstrual muy intenso o un sangrado dentro de los intestinos.
  • Cuando una persona no recibe suficiente cantidad de hierro en la dieta. Esto puede ocurrir en los siguientes grupos:
    • niños que beben demasiada leche de vaca y bebés que reciben leche de vaca antes de cumplir un año
    • vegetarianos, porque no comen carne, que es una fuente de hierro
    • bebés amamantados y que no reciben suplementos de hierro
    • bebés que reciben fórmula con bajo contenido de hierro
    • bebés pequeños o que nacieron prematuros, que tal vez necesiten más hierro que el presente en la fórmula o la leche materna

¿Cómo se diagnostica la anemia por falta de hierro?

En general, los médicos pueden diagnosticar la anemia por falta de hierro haciendo lo siguiente:

  • haciendo preguntas sobre los síntomas
  • haciendo preguntas sobre la dieta
  • averiguando los antecedentes médicos del paciente
  • haciendo un examen físico
  • haciendo análisis de sangre para:
    • observar los glóbulos rojos con un microscopio
    • controlar la cantidad de hemoglobina y hierro en la sangre
    • comprobar la rapidez con que se están produciendo los glóbulos rojos
    • hacer otros análisis de sangre para descartar otros tipos de anemia

¿Cómo se trata la anemia por falta de hierro?

Los médicos tratan la anemia por falta de hierro con suplementos de hierro que se toman en forma de líquido o píldoras durante al menos 3 meses. Para ayudar al cuerpo a absorber el hierro es necesario lo siguiente:

  • Evitar tomar el hierro junto con antiácidos, leche o té porque estos productos interfieren con la capacidad del cuerpo de absorber hierro.
  • Tomar el hierro antes de comer (a menos que esto provoque malestar estomacal).

Una persona con anemia muy grave puede recibir hierro o una transfusión de sangre por medio de una vía intravenosa.

Cuando la anemia por falta de hierro no se debe a la falta de hierro en la dieta, el tratamiento también puede incluir lo siguiente:

  • tratamientos para reducir las hemorragias o los períodos menstruales muy intensos
  • reducir la cantidad de leche de vaca en la dieta
  • tratar la enfermedad que produce esta afección

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Si su hijo tiene anemia por falta de hierro:

  • Asegúrese de que su hijo tome los suplementos de hierro tal como se los recetaron.
  • Incluya los alimentos ricos en hierro en la dieta de la familia. Entre las buenas fuentes de hierro se encuentran las siguientes:
    • los cereales enriquecidos con hierro
    • la carne magra, la carne de ave y la de pescado
    • el tofu
    • las yemas de huevo
    • los frijoles
    • las uvas pasas
  • Sirva frutas y verduras con alto contenido de vitamina C o un vaso de jugo de naranja durante las comidas. Esto ayuda a absorber el hierro.
  • Hable con un dietista, un nutricionista o su médico si su hijo es vegetariano. Ellos pueden recomendarle alimentos para ayudar a su hijo a recibir suficiente hierro.

Para ayudar a prevenir la anemia por falta de hierro en los niños pequeños:

  • No le dé leche de vaca a los bebés de menos de un año.
  • Limite la cantidad de leche de vaca en los niños mayores de un año (menos de 2 tazas de leche por día). Si les da más, tal vez se sientan llenos y coman menos alimentos ricos en hierro.
Revisado por: Robin E. Miller, MD
Fecha de revisión: junio de 2019