[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Primeros auxilios: Fiebre

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
  • Listen
      mp3

Los padres se pueden preocupar cuando a un niño le sube la temperatura, pero la fiebre, en sí misma, no causa ningún daño y, de hecho, puede ser algo positivo. A menudo, es la forma que tiene el cuerpo de luchar contra las infecciones. 

Signos y síntomas

Un niño que tiene fiebre puede:

  • estar inquieto y/o irritable 
  • sentirse molesto 
  • estar caliente al tacto 
  • estar sonrojado 
  • estar sudoroso 

¿Qué hacer?

Lo mejor es hacer que el niño se quede en casa y no vaya a la guardería o al colegio hasta que su temperatura sea normal durante por lo menos 24 horas. Si su hijo se encuentra mal debido a la fiebre, aquí tiene algunas formas de aliviarle los síntomas:

  • Ofrézcale abundantes líquidos para evitar la deshidratación.
  • Dele paracetamol o ibuprofeno siguiendo las indicaciones de su médico. No le dé aspirina.
  • No use nunca alcohol para uso externo ni baños fríos para bajarle la fiebre.
  • Vista a su hijo con ropa ligera y cúbralo con una sábana o una manta ligera. 
  • Deje que su hijo coma lo que quiera y no le obligue a comer si no tiene apetito. 
  • Si su hijo también está vomitando y/o tiene diarrea, pregunte al médico si le debería dar una solución de rehidratación oral (también conocida como solución oral de electrolitos o solución electrolítica de mantenimiento).
  • Asegúrese de que su hijo descanse mucho.

Haga que su hijo reciba cuidados médicos si:

  • se trata de un bebé de menos de 3 meses de edad y tiene una temperatura de 100,4 °F (38 °C) o superior
  • un niño mayor tiene fiebre y: 
    • parece estar enfermo 
    • desarrolla una erupción en la piel
    • tiene diarrea persistente y/o vómitos repetidos 
    • presenta signos de deshidratación (orina menos que de costumbre, no tiene lágrimas al llorar, está menos alerta y menos activo de lo habitual)
    • tiene fiebre durante 5 días seguidos o más 
    • tiene un problema de salud crónico, como una enfermedad de células falciformes, problemas cardíacos, cáncer o lupus

¡Anticipar es la mejor prevención! 

La fiebre es algo inevitable. La clave está en hacer que su hijo esté lo más cómodo posible hasta que le remita la fiebre y en que reciba tratamiento médico cuando lo necesite. 

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: julio de 2018