[Ir al contenido]

Cuándo acudir a un servicio de urgencias si su hijo tiene asma

¿Qué es una emergencia médica motivada por el asma?

En calidad de padre o de madre de un niño con asma, le interesa evitar al máximo los servicios de urgencias. Pero también es importante saber cuándo es necesario acudir a un servicio de urgencias.

A veces, los niños que padecen asma necesitan ayuda médica muy rápida. Si a su hijo le ocurre alguno de los siguientes síntomas, llévelo al médico de inmediato, vayan a un servicio de urgencias o llame a una ambulancia:

  • Tiene resuello o respiración sibilante constantes (hace "pitos" al respirar).
  • Usa su medicamento de alivio rápido (también conocido como "medicamento de rescate" o "medicamento de efecto inmediato") repetidamente para detener los síntomas de una crisis asmática grave, que no remite al cabo de 15–20 minutos o que reaparece al poco tiempo.
  • Tiene una tos duradera que no responde al inhalador de alivio rápido.
  • Se producen cambios en el color de la piel de su hijo, como que se le pongan azulados o tirando a grises los labios y/o las uñas.
  • Le cuesta mucho hablar y no puede decir frases enteras.
  • Las áreas que están bajo las costillas, entre las costillas y en el cuello se contraen claramente hacia el interior del cuerpo durante las inhalaciones (lo que se llama tener retracciones).

¿Cómo conseguir que las visitas al servicio de urgencias sean menos estresantes?

Planificar las cosas con tiempo de antelación puede hacer que las visitas al servicio de urgencias sean menos estresantes para usted y para su hijo. He aquí algunos consejos que puede poner en práctica:

  • Conozca la ubicación del servicio de urgencias más cercano. Si dispone de un servicio de urgencias médicas en un hospital pediátrico de sus inmediaciones, acuda allí, y tenga su dirección y número de teléfono a mano (por ejemplo, escritos en el plan de acción contra el asma de su hijo).
  • Si tiene otros hijos, trate de organizarse con un familiar u otra persona para que se haga cargo de ellos en caso de emergencia. Pero no permita que el hecho de no disponer de una persona para que cuide de sus otros hijos demore la visita al servicio de urgencias. Cuando esté en el hospital, alguien siempre puede pasar a recoger a sus otros hijos.
  • Lleve una copia del plan de acción contra el asma de su hijo o un escrito con los nombres y las dosis de cualquier medicamento que tome su hijo para entregárselos al personal médico del servicio de urgencias.
  • Trate de llevar un registro escrito de los momentos en que su hijo tenga que usar el inhalador de rescate.

Cómo evitar las visitas a urgencias

Un asma bien controlada es muy raro que sea de riesgo vital. Tomar los medicamentos del asma siguiendo las instrucciones del médico puede ayudar a prevenir crisis asmáticas graves, así como la necesidad de acudir a un servicio de urgencias.

Cerciórese de programar y de acudir a las visitas de seguimiento con el neumólogo de su hijo para supervisar el asma de su hijo.

Es importante controlar el asma de su hijo usando el plan de acción contra el asma que el médico de su hijo le habrá ayudado a elaborar. Este plan le indicará el tratamiento, día a día, del asma de su hijo, los síntomas en que se debería de fijar y las instrucciones paso a paso a seguir en caso de crisis asmática.

Tomarse el asma en serio y esforzarse en controlarla harán menos probable la necesidad de acudir a un servicio de urgencias.

¿Qué más debería saber?

Muchos niños acuden a urgencias solo porque no tenían a mano sus medicamentos de alivio rápido. Si hijo debería llevar siempre encima este medicamento, también cuando esté en el colegio, cuando haga deporte, en cualquier tipo de celebración y cuando viaje.

Fecha de revisión: marzo de 2018