Cateterismo cardíaco
[Ir al contenido]

Cateterismo cardíaco

¿Qué es el cateterismo cardíaco?

Un cateterismo cardíaco es un procedimiento donde un catéter (un tubito largo y fino) se introduce dentro de un vaso sanguíneo. Luego, el cardiólogo lo guía hasta que llegue al corazón y los vasos sanguíneos que lo rodean.

¿Por qué se hacen los cateterismos cardíacos?

Los cateterismos cardíacos pueden ayudar a los cardiólogos a diagnosticar y tratar muchos tipos diferentes de problemas cardíacos.

Este procedimiento se puede hacer a niños o a adolescentes para:

  • Observar cómo están formados y conectados el corazón y los vasos sanguíneos.
  • Medir la tensión y la concentración de oxígeno en el corazón y en los vasos sanguíneos.
  • Tratar una anomalía cardíaca congénita (un problema del corazón con el que se nace).
  • Tratar una frecuencia cardíaca irregular (arritmia).
  • Abrir válvulas cardíacas demasiado estrechas (lo que se llama angioplastia).
  • Reparar válvulas cardíacas estrechas o que tengan escapes.

¿Cómo nos deberíamos preparar para un cateterismo cardíaco?

El cardiólogo de su hijo hablará con usted sobre cómo se deben preparar para el procedimiento y:

  • Le dará instrucciones sobre cuándo su hijo debería dejar de comer y de beber (generalmente entre 6 y 8 horas para la comida, y unas 4 horas para líquidos como el agua, el jugo de manzana y el caldo).
  • Le indicará qué medicamentos debería seguir tomando su hijo.
  • Hablará con usted sobre los riesgos y las ventajas del procedimiento.

Si su hijo es lo bastante mayor como para entenderlo, hable con él sobre qué le ocurrirá antes, durante y después del cateterismo cardíaco. Use palabras que él entienda y deje que le haga preguntas.

ilustracion

¿Qué pasa durante un cateterismo cardíaco?

Un cateterismo cardíaco se lleva a cabo en un quirófano llamado laboratorio de cateterismo. Cerca del laboratorio, habrá una sala de espera donde usted podrá estar hasta que concluya el procedimiento.

En un cateterismo cardíaco:

  • Se coloca una vía o línea intravenosa (VI, dentro de una vena) para administrar medicamentos y material de contraste a través de esa vena. Este tinte especial ayuda al cardiólogo a ver los vasos sanguíneos del corazón, sus válvulas y cavidades con más claridad.
  • Se administra un sedante por la VI. Esto hace que el niño permanezca dormido durante todo el procedimiento.
  • Se colocan unos pequeños parches adhesivos (electrodos) en el pecho del niño. Están unidos a un monitor de electrocardiografía (ECG), que va registrando la frecuencia cardíaca a lo largo de todo el procedimiento.
  • El área por donde entrará el catéter (generalmente la ingle), se afeitará (de ser necesario) y se limpiará. A veces se duerme esa área con una inyección de medicamento.
  • Se introduce una vaina (como un tubo del tamaño de una pajita) dentro de un vaso sanguíneo.
  • El cardiólogo guía suavemente el catéter a través la vaina y el vaso sanguíneo hasta llegar al corazón. Un tipo especial de radiografía, llamada fluoroscopia, permitirá que el cardiólogo guíe el catéter hasta donde necesite llegar.
  • Cuando el catéter llegue a su destino, el cardiólogo hará la prueba.
  • Se extraerán el catéter y la vaina, y luego se vendará el lugar por donde se hayan introducido.
  • Su hijo se trasladará al área de recuperación, donde usted podrá reunirse con él.

¿Qué pasa después de un cateterismo cardíaco?

Los médicos observarán a su hijo atentamente durante varias horas después del cateterismo cardíaco. Su hijo tendrá que estar acostado y con la pierna recta hasta que el médico diga que se puede levantar, generalmente al cabo de 4 a 6 horas.

El médico también le hablará sobre:

  • medicamentos para aliviar el dolor
  • a partir de cuándo su hijo podrá beber y comer
  • proseguir con la medicación que tomaba su hijo antes del procedimiento o iniciar una medicación distinta
  • cuándo podrá quitar el vendaje a su hijo
  • si su hijo se puede levantar y desplazarse en el caso de que el viaje de vuelta a casa sea largo
  • cuándo se podrá bañar su hijo
  • cuando podrá retomar sus actividades ordinarias, ir a la escuela y hacer deporte

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a encontrase mejor?

Retire el vendaje según las indicaciones del cardiólogo, por lo general, al día siguiente del cateterismo. Moje o humedezca las partes más pegajosas del vendaje para ayudar a que se desprenda mejor. Luego, seque el área y ponga un pequeño vendaje adhesivo sobre el área por donde se insertó el catéter.

Lave suavemente el área con agua y jabón por lo menos una vez al día. Y, para acabar, cúbrala con un nuevo vendaje adhesivo.

Durante 2 o 3 días, su hijo se debería dar baños de esponja o duchas cortas para que el área por donde le introdujeron el catéter no se moje demasiado. Su hijo debería evitar los baños, las bañeras calientes y la natación, y no usar ninguna crema, loción ni pomada en el área por donde entró el catéter.

¿El cateterismo cardíaco implica asumir algún riesgo?

Los cateterismos cardíacos suelen ser procedimientos seguros. Es normal que el área por donde se introdujo el catéter quede amoratada, dolorida o ligeramente hinchada durante los días posteriores al procedimiento.

Pueden ocurrir problemas más graves, pero con muy poca frecuencia. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • sangrado o hemorragia
  • una reacción alérgica a los medicamentos o al material de contraste utilizado en el procedimiento
  • ataque de corazón (o infarto de miocardio)
  • accidente cerebrovascular
  • daño renal
  • problemas duraderos debido a la radiación de la radiografía

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al cardiólogo de su hijo si:

  • su hijo sangra donde le colocaron el catéter
  • la inflamación o el enrojecimiento del área del catéter empeora
  • tiene entumecimiento o debilidad en la pierna o el brazo donde le colocaron el catéter.
  • tiene fiebre
  • tiene dolor de pecho
  • tiene dificultades para respirar

De cara al futuro

El cateterismo cardíaco es una forma importante de diagnosticar y tratar los problemas de corazón. La mayoría de los niños no tienen problemas cuando se someten a este procedimiento y retoman sus actividades regulares al cabo de una semana.

Fecha de revisión: mayo de 2018