[Ir al contenido]

¿Qué significa tener sobre peso?

Tu peso ha sido importante desde el momento en el que naciste. Es posible que hasta sepas cuánto pesaste al nacer. La mayoría de los recién nacidos pesan entre 6 libras (2,7 kg) y 9 libras (4 kg), pero algunos pueden llegar a pesar más y otros, menos.

Pero los bebés aumentan de peso muy rápido y todos están felices porque esto significa que el niño está creciendo bien y haciéndose más fuerte.

Cuando eres más grande, tu peso sigue siendo importante. Es algo de lo que seguramente tus padres y tu médico estarán pendientes. Cuando vayas a hacerte una revisión médica, lo habitual es que el médico anote tu estatura y tu peso, y que compare esas medidas con las de la última revisión. El médico desea comprobar que tengas un peso saludable porque pesar demasiado o pesar muy poco puede ser un problema.

Pero, en la actualidad, es más común tener sobrepeso que pesar menos de lo necesario. Cada vez más niños y adolescentes tienen problemas de peso.

¿Qué significa esto?

Cuando las personas hablan de tener sobrepeso, se refieren a que una persona tiene más grasa corporal de la que es saludable. Todos tienen algo de grasa en el cuerpo, pero el exceso de grasa puede causar problemas de salud. Los niños con sobrepeso tal vez tengan dificultad para moverse y seguir el ritmo de sus amigos en el parque de juegos. Es posible, incluso, que sean el blanco de bromas o se sientan mal con ellos mismos.

¿Cómo se mide?

Una persona puede pesar menos de lo deseable, tener un peso saludable, tener sobrepeso o ser obesa. No existe un peso perfecto para un niño, pero sí existen rangos de peso saludables que dependen de su altura y de su sexo (si eres niño o niña).

Los médicos usan cuatro categorías para describir el peso de una persona:

  1. Peso inferior al normal: una persona pesa menos de lo que se considera saludable para su edad, su sexo y su estatura.
  2. Peso saludable: el peso de una persona se encuentra dentro de un rango saludable para su edad, sexo y estatura.
  3. Sobrepeso: una persona pesa más de lo que se considera saludable para su edad, su sexo y su estatura.
  4. Obesidad: una persona pesa mucho más de lo que se considera saludable para su edad, su sexo y su estatura.

¿Qué es el IMC?

Tener sobrepeso es mucho más que una cifra de la balanza. Un niño más alto podría pesar más que uno de menor estatura y no por eso tener sobrepeso. Es por eso que los médicos utilizan lo que se llama índice de masa corporal o IMC, para decidir si un niño tiene sobrepeso.

El IMC utiliza la estatura y el peso de un niño en un cálculo matemático con el que se obtiene un número. Los médicos ubican ese número en una tabla. Hay diferentes tablas para niños y niñas. El IMC calcula cuánta grasa tiene la persona en el cuerpo.

Como el músculo pesa más que la grasa, una persona musculosa puede tener un IMC más elevado, pero no tener mucha grasa en el cuerpo. Del mismo modo, es posible que el IMC de una persona esté en el nivel ideal o sea bajo, pero que tenga mucha grasa en el cuerpo.

Tal vez, en tu escuela te entreguen un informe sobre tu IMC, pero la mejor manera de comprenderlo es hablar con tu médico.

¿Por qué las personas llegan a tener sobrepeso u obesidad?

La mayoría de las veces, las personas tienen demasiada grasa corporal porque ingieren más calorías (a través de los alimentos y las bebidas) de las que queman mediante la actividad física, como jugar al fútbol o caminar hasta la escuela. Las calorías sobrantes se almacenan en forma de grasa. Cuantas más calorías extra ingiera una persona, más grasa almacenará.

Esto ocurre con mucha facilidad en la vida moderna. Las personas pasan más tiempo frente a las pantallas (del televisor, el teléfono y las computadoras) y menos tiempo moviéndose. En lugar de caminar o andar en bicicleta, vamos en automóvil a todas partes. Son menos las escuelas que ofrecen clases de gimnasia todos los días; los niños juegan más con videojuegos y juegos móviles que a juegos activos.

Las personas tienen vidas más ocupadas y tienen menos tiempo para preparar comidas saludables. Comemos más comidas de restaurantes, comidas para llevar, comidas precocidas y bocadillos envasados.

Los problemas relacionados con el peso pueden ser hereditarios. Pero no permitas que esto te desanime y te impida hacer los cambios que podrían ayudarte a alcanzar un peso saludable. Tus hábitos, es decir el tipo y la cantidad de alimentos que comes, y la cantidad de ejercicio físico que haces, pueden cambiar radicalmente las cosas.

¿Cómo puede afectar el exceso de peso a tu salud?

Es difícil sentirse bien cuando el cuerpo carga demasiado peso. Tener sobrepeso u obesidad puede hacer que a una persona le resulte más difícil respirar y dormir. Puede provocar cansancio y dolor. Un problema de peso también puede hacer que te sientas avergonzado, triste o incluso enojado. Cuando las personas se sienten mal, tal vez coman más porque comer resulta reconfortante. Pero esto no es nada recomendable, en especial si se trata de una persona con sobrepeso.

Es importante buscar ayuda porque el peso excesivo puede enfermarte. Los niños con sobrepeso u obesos tienen más probabilidades de sufrir diabetes y otros problemas de salud. Y los adultos con sobrepeso tienen más probabilidades de tener una enfermedad cardíaca.

¿Cómo puedes evitar el sobrepeso?

Una de las mejores formas de mantener un peso saludable es llevar una vida activa. Puedes unirte a un equipo deportivo. O, si no te gustan los deportes en equipo, puedes probar con la natación, el tenis, las artes marciales o simplemente jugar en el patio de tu casa. Saltar a la soga, bailar y correr harán que tu corazón lata con fuerza.

Aumentar el nivel de ejercicio físico puede ser tan sencillo como subir por las escaleras en lugar de usar el elevador o caminar en vez de pedirles a tus padres que te lleven en automóvil. Mantenerse activo también significa mirar menos televisión y dedicar menos tiempo a los videojuegos y los juegos móviles.

Comer de forma saludable es otra parte de mantenerse en forma. Come una variedad de alimentos e ingiere cinco raciones de frutas verduras y hortalizas por día. Opta por el agua y la leche descremada en lugar de los refrescos y las bebidas con azúcar. Y en cuanto a los alimentos con muchas calorías y mucha grasa, cómelos solo de vez en cuando y, cuando lo hagas, asegúrate de que sea en porciones pequeñas.

¿Qué deberías hacer?

La primera y mejor medida que deberías tomar si te preocupa tu peso es hablar con uno de tus padres. Tu mamá o tu papá pueden hacer una cita con tu médico. Tal vez, el médico te sugiera maneras de cambiar lo que comes y tus hábitos de ejercicio físico.

Por lo general, los niños no necesitan hacer dieta. Pero un niño con mucho sobrepeso quizás necesite la ayuda experta de un nutricionista o un médico especializado en el control del peso. Junto a tu familia, podrás desarrollar un programa que incluya comer alimentos nutritivos y hacer ejercicio físico de manera regular.

Ayudar a otras personas

Si tienes un amigo o un pariente con sobrepeso, recuerda ser amable con él. Probablemente, sea consciente del problema. Las bromas o burlas solo harán que se sienta peor. Anima a tu amigo ofreciéndole hacer ejercicio físico juntos y compartiendo con él lo que sabes acerca de la alimentación saludable.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: junio de 2018