[Ir al contenido]

Coronavirus (COVID-19): Qué pueden hacer los niños

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD

Lo más probable es que ya hayas oído hablar sobre el coronavirus COVID-19 (así es como los médicos llaman a esta nueva enfermedad), que está haciendo que la gente se ponga enferma. ¿Qué significa ese virus para ti? Aquí encontrarás algunas respuestas de un médico, así como algunos consejos sobre lo que puedes hacer para protegerte. 

¿Qué probabilidades tengo de enfermar a causa del coronavirus (COVID-19)?

En comparación con los adultos, no hay muchos niños que hayan contraído el COVID-19. Y, si un niño se infecta con este virus, no parece que se ponga tan enfermo como un adulto. Los médicos están trabajando en esto para saber el porqué. Los niños que tienen COVID-19 se sienten un poco como si estuvieran resfriados o tuvieran la gripe.

¿Cómo me puedo proteger?

Al igual que con otros virus, la mejor forma de protegerte a ti y a tu familia consiste en:

  • Intentar no acercarte a las personas que están enfermas.
  • Intentar guardar una distancia mínima de 3 pies (1 metro) entre tú y cualquier persona que esté tosiendo o estornudando.
  • Lavarte las manos a conciencia y con frecuencia. Lávate bien las manos antes de tocar la comida, después de usar el baño, después de sonarte la nariz, y cuando vuelvas a casa después de pasar el día en la escuela o regreses de haber estado jugando afuera. Lávatelas durante por los menos 20 segundos seguidos con agua y jabón o bien usa un antiséptico o desinfectante para manos que contenga como mínimo un 60% de alcohol.
  • Intentar no tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  • Estornudar o toser en el pliegue del codo y luego lavarte las manos. 

¿Qué debo hacer si empiezo a sentirme mal?

Lo mismo que haces normalmente: decírselo a tu mamá, a tu papá o a otro adulto cuando no te sientas bien. Si te pasa en la escuela, díselo a un profesor. Dile qué es lo que te pasa; por ejemplo, si te duele la cabeza, la garganta o te notas caliente y sudado. 

Tu mamá o tu papá pueden llamar al médico y asegurarse de que recibas los cuidados adecuados. Es posible que el médico indique que descanses en casa. O que vayas a su consulta para que te visite o bien hacer una vídeo-visita desde tu casa. 

Todavía hay muchos resfriados y muchas gripes. Por eso, si te pones enfermo, lo más probable es que se trate de un resfriado o de la gripe. 

¿Y si mi mamá, mi papá, mi abuelo o mi abuela contraen el coronavirus (COVID-19)?

Es normal que te preocupes por los miembros de tu familia. Los adultos también es muy poco probable que mueran debido a este virus, aunque algunas personas se pueden poner muy enfermas, sobre todo la gente mayor y la que ya tenía otros problemas de salud antes de contraer la infección. 

Lo mejor que se puede hacer si algún miembro de tu familia se pone enfermo es que un adulto llame a un médico. El médico podrá ayudar para que reciba los cuidados que necesita. Si un miembro de tu familia se pone enfermo, un adulto deberá llamar al médico lo antes posible en cuanto presente signos de estar enfermo. 

¿Pueden contraer este virus mis mascotas?

Lo más probable es que no. Los expertos creen que el virus procede de los animales salvajes vendidos en mercados en China. Los gatos, los perros, y otras mascotas no parecen contraer el virus ni contagiarlo a las personas.

De todos modos, las mascotas pueden ser portadores de algunas enfermedades. Por eso, es una buena idea que te laves las manos o que uses un antiséptico o desinfectante para manos después de acariciar o de jugar con tus mascotas. 

¿Qué más puedo hacer?

Los médicos, los enfermeros y las personas encargadas de gestionar las emergencias llevan tiempo preparándose para enfermedades como la que provoca el COVID-19. Tu escuela también dispondrá de planes para detener el contagio de este virus. Pero combatir un virus es un trabajo en equipo. Y tú puedes hacer tu parte. Aquí tienes algunas formas de estar preparado.

Habla con tus padres 

¿Tienes preguntas sobre el virus? ¿Ideas sobre formas en que se puede preparar tu familia? ¿Estás preocupado? Siempre es bueno que compartas tus ideas y tus sentimientos con tu mamá, tu papá u otro adulto de confianza. Está bien que hagas preguntas o que te preguntes por qué ha ocurrido la enfermedad del coronavirus (COVID-19) o si te podría afectar a ti.  

Infórmate sobre dónde puedes encontrar las respuestas adecuadas.

La información viaja deprisa. Pero no todo lo que encuentres en internet es cierto. Puede ser difícil saber qué es verdad y qué es falso. Si tienes preguntas, házselas a tus papás o al profesor de ciencias de tu escuela. 

Pasar demasiado tiempo escuchando las noticias no es bueno para los niños ni para los adultos. ¡Recuérdaselo a tu mamá y a tu papá!

Colabora. 

Saber que tu familia tiene un plan puede hacer que te sientas más seguro. Los adultos son quienes se encargan de elaborar esos planes, pero puedes preguntar a tus padres si hay algo que puedes hacer. Tal vez te encarguen alguna tarea doméstica, como asegurarte de que todo se mantiene bien limpio. 

Responsabilízate de tu propia salud.

Saber es poder, o sea que ármate de información. Te puede ayudar entender qué son los virus y cómo plantar cara a los gérmenes. También te ayudará aprender cómo funciona el sistema inmunitario del cuerpo. Cuando sepas cuánta protección te da el sistema inmunitario, dale un buen empujón durmiendo mucho, haciendo ejercicio físico y alimentándote de una forma saludable. 

Haz cosas que te ayuden a sentirte bien: sal de casa, lee un libro, haz manualidades. Sé creativo. Hacer cosas como dibujar, escribir o crear música te puede ayudar a sentirte bien y a relajarte.

Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: marzo de 2020