Skip Navigation

Semana 19

Semana 19

El desarrollo de su bebé

El bebé ahora está cubierto por una sustancia cerosa blanca que recibe el nombre de “vérnix caseosa”. Ésta ayuda a proteger la delicada piel del bebé y evita que se agriete o se paspe. Los bebés prematuros suelen estar cubiertos por esta capa cremosa al nacer.

Su bebé todavía es muy pequeño, pero en esta semana comienza la formación de tejido adiposo que ayudará a mantener la temperatura del bebé después del nacimiento. Durante el último trimestre, su bebé generará más capas de tejido adiposo que lo ayudarán a mantener la temperatura corporal y serán utilizadas como elemento de protección.

Su cuerpo

Su constante preocupación por la salud de su bebé cesará cuando sienta los primeros movimientos del bebé, que por lo general suceden entre las semanas 18 y 20. Estos primeros movimientos parecerán movimientos en el estómago o intestinos. ¡Más tarde en el embarazo sentirá patadas, puñetazos y posiblemente hipo! Cada bebé posee un patrón de movimiento diferente, pero si usted está preocupada o si la frecuencia o la intensidad de los movimientos han disminuido, hable con su médico.

Muchas mujeres se preguntan durante esta época si tener relaciones sexuales puede interferir en el desarrollo normal del bebé. La respuesta es no. Las relaciones sexuales no ponen en peligro al bebé en ninguna etapa del embarazo, siempre y cuando se trate de un embarazo normal. Pero eso no necesariamente significa que usted lo desee. Muchas embarazadas consideran que su deseo sexual varía según la etapa del embarazo en la cual se encuentren, y que depende del cansancio, del tamaño que hayan alcanzado, del temor al parto y de otros cambios físicos. Mantenga abiertas las vías de comunicación con su pareja cuando trate este tema. Aunque los dos estén preocupados por el bebé, es importante que reserven un tiempo para “estar juntos”.





Nota: Toda la información incluida en KidsHealth® tiene propósitos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnóstico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995- The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.