[Ir al contenido]

MDMA ("éxtasis")

Revisado por: Steven Dowshen, MD

Qué es:

El éxtasis (3, 4-metilendioxi-N-metanfetamina, MDMA) es una droga que se fabrica de forma ilegal.

Él éxtasis es una droga estimulante que puede causar alucinaciones. Se conoce como droga de diseño porque se creó con el objetivo de hacer que la gente se coloque y tenga subidones. Esta droga es popular entre los adolescentes y los adultos jóvenes que van a salas de fiestas, clubs nocturnos, conciertos y/o "fiestas rave" (de música electrónica).

Sus consumidores creen que la doga los hará encontrase bien y los mantendrá a flote y felices durante varios días sin necesidad de descansar. Pero la gente que toma éxtasis no es consciente de lo peligroso que puede ser.

El éxtasis se ha convertido en una de las drogas ilegales que más se consumen en la calle. En los últimos años, el éxtasis ha enviado a mucha gente a servicios de urgencias médicas por sus peligrosos efectos secundarios.

A veces llamada:

XTC, X, Adam, E, Roll, A, 007, Molly y ecstasy en EE.UU. En español, se llama éxtasis, Adán, XTC, droga del abrazo, frijoles y droga del amor.

Cómo se usa:

El éxtasis se puede tragar (en forma de pastilla o de comprimido) o se puede esnifar (en forma de polvo).

Qué hace:

El éxtasis es tanto una droga alucinógena como estimulante. Hace que el consumidor experimente una oleada de buenos sentimientos (un subidón) y magnifica la intensidad de lo que siente, se bueno o sea malo. Los efectos de la droga suelen durar hasta 6 horas.

El éxtasis aumenta la frecuencia cardíaca y puede causar sequedad de boca, apretar de dientes, visión borrosa, escalofríos, sudores o náuseas. Puede hacer que algunos de sus consumidores se pongan ansiosos, se sientan confundidos y tengan ideas paranoides, como que la gente les quiere hacer daño o está confabulada contra ellos. El éxtasis puede dañar células cerebrales que participan en el pensamiento y la memoria.

Si una persona toma éxtasis, su cuerpo se puede poner peligrosamente caliente mientras baila o hace cualquier otra actividad física, lo que puede conducir a descomposición muscular; daño renal, hepático y cardíaco; e, incluso, la muerte. El consumo de éxtasis pueda causar convulsiones, inflamación cerebral, posible daño cerebral e, incluso, la muerte.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2018