[Ir al contenido]

Sales de baño

Revisado por: Steven Dowshen, MD

Qué son:

El nombre "sales de baño" suena como si fueran algo inocente, pero son drogas estimulantes muy potentes y peligrosas.

A veces llamadas:

Bloom, cloud nine (séptimo cielo), flakka, scarface (cara cortada), vanilla sky (cielo de vainilla) y white lightning (seda azul).

Cómo se usan:

Las sales de baño se venden en forma de polvo blanco o blanquecino, generalmente en pequeñas bolsas de plástico o paquetitos de papel de aluminio. Se suelen inhalar (esnifar por la nariz). Pero también se pueden tragar, fumar, mezclarse con un líquido e inyectarse con una jeringuilla.

Qué hacen:

Las sales de baño contienen sustancias químicas sintéticas que incrementan la actividad cerebral y del sistema nervioso central en gran medida de la misma forma que otras drogas, como las anfetaminas o la MDMA (éxtasis).

Las sales de baño pueden hacer que sus consumidores tengan experiencias fuera del cuerpo, vivencias de euforia o delirios. Sus efectos pueden durar hasta 3 o 4 horas.

Otros efectos a corto plazo son los siguientes:

  • agitación e irritabilidad
  • insomnio
  • mareos
  • ataques de pánico
  • depresión
  • ideas suicidas
  • paranoia
  • delirios y alucinaciones
  • sentido distorsionado de la realidad
  • disminución de la capacidad para pensar con claridad
  • alteraciones del estado de ánimo y psicosis

Entre los efectos físicos de las sales de baño, se incluyen los siguientes:

  • menor control muscular y del cuerpo
  • aumento de la tensión arterial y de la temperatura corporal
  • dolores torácicos
  • pulso irregular
  • hemorragias nasales
  • encontrarse mal y vomitar
  • convulsiones
  • accidente cerebro-vascular
  • infarto de corazón
  • inflamación cerebral

Los consumidores de sales de baño también pueden desarrollar una afección llamada "delirio agitado". Esta afección causa deshidratación, destrucción de los tejidos musculares y puede acabar provocando una insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

Abusar de las sales de baño durante mucho tiempo puede hacer que la gente tenga alucinaciones, oiga voces, tenga ideas paranoides y desarrolle una psicosis parecida a la esquizofrenia.

La gente que usa sales de bañó es muy fácil que se vuelva adicta e ellas. Se puede sentir empujada a hacer todo lo posible para seguirse "colocando", incluso a asumir riesgos.

Las sales de baño pueden causar problemas de corazón y convulsiones. Tomar una cantidad excesiva de esta droga de una sola vez puede llevar a una sobredosis. Todas estas cosas pueden ser mortales, incluso si es la primera vez que la persona prueba la droga.

Las sales de baño han causado muertes, y su consumo se ha asociado a varios suicidios y asesinatos.

Dos de los componentes químicos de las sales de baño (mefedrona y MDPV) pertenecen a las drogas de la lista I. Esto significa que tienen un alto potencial de abuso y que carecen de uso médico. La gente a quien encuentran con sales de baño puede tener que pagar multas y pasar tiempo en la cárcel.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2018