Extracción de una garrapata: Explicación paso a paso
[Ir al contenido]

Extracción de una garrapata: Explicación paso a paso

Acaba de encontrar una garrapata en el cuerpo de su hijo. ¿Qué debería hacer?

Antes que nada, no se deje dominar por el pánico. Es verdad que la enfermedad de Lyme es la enfermedad más frecuente que se trasmite a través de picaduras de garrapata en EE.UU. Pero el riesgo de que su hijo desarrolle la enfermedad de Lyme después de que le pique una garrapata es muy bajo.

De todos modos, para garantizar su seguridad, le deberá extraer la garrapata lo antes posible. El riesgo de infección aumenta entre las 24 y 48 horas posteriores a que la garrapata se adhiera a la piel del niño.

¿Qué hacer?

Primer paso: utilice unas pinzas para agarrar la garrapata firmemente por la cabeza o la boca, cerca de la piel del niño.

Segundo paso: tire con firmeza y de forma ininterrumpida de la garrapata hasta que se desprenda de la piel. No retuerza la garrapata ni le dé la vuelta mientras la extrae. Si una parte de la garrapata permanece unida a su piel, no se preocupe. Más adelante se desprenderá por si sola.

illustration

Tercer paso: ponga la garrapata en un frasco o una bolsa que se pueda cerrar herméticamente.

Cuarto paso: lávese las manos y lave el lugar de la picadura con agua y jabón.

Quinto paso: limpie con alcohol el lugar de la picadura. Luego llame al médico de su hijo, quien es posible que quiera ver la garrapata. A veces, es posible que los médicos receten dosis preventivas de antibióticos si el riesgo de que el niño contraiga la enfermedad de Lyme es alto.

Advertencia: no utilice nunca vaselina ni una cerilla encendida para matar y extraer una garrapata. Estos métodos no lograrán quitar la garrapata de la piel y hasta pueden hacer que la garrapata se hunda más en la piel.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico de inmediato si su hijo:

  • presenta una erupción en forma de anillos de color rojo o si su piel está roja e irritada
  • presenta síntomas gripales
  • le duelen las articulaciones
  • tiene parálisis facial (no puede mover algunas partes de la cara)

Hay otras afecciones que también pueden causar estos síntomas. Pero, si lleva a su hijo a la consulta del médico para saber si padece la enfermedad de Lyme lo antes posible, podrá iniciar el tratamiento enseguida en el caso de la haya contraído.

Fecha de revisión: mayo de 2018