[Skip to Content]

Cómo aprovechar al máximo una visita al médico

Revisado por: Larissa Hirsch, MD

El médico es un recurso esencial cuando tiene preguntas e inquietudes sobre la salud de su hijo. Hoy en día, los médicos están presionados para atender a un número mayor de pacientes y pasar menos tiempo con cada uno de ellos. Por lo tanto, es importante aprovechar al máximo el tiempo que pasen juntos durante una visita.

He aquí algunos consejos sobre cómo comunicar sus inquietudes y preguntas, y obtener la mayor cantidad de información durante la visita.

¿Qué debo hacer antes de una visita al médico?

Participe de manera activa en el cuidado de la salud de su hijo. Esto ayuda a que su hijo reciba la mejor atención posible. Busque información de salud confiable en línea y pídale al consultorio del médico que le recomiende sitios donde pueda aprender más sobre la salud y el desarrollo de su hijo. Muchos consultorios tienen sus propios sitios web donde ofrecen información útil para pacientes y padres.

Sin embargo, tenga en cuenta que algunos sitios incluyen información médica y de salud incompleta o inexacta. El médico es el que le dará las respuestas precisas y específicas para su hijo.

Escriba sus preguntas e inquietudes antes de la visita al médico para recordar todo lo que quiere decirle y preguntarle. Haga una lista de los síntomas de su hijo que le preocupan y hable sobre ellos con el médico aunque él no le pregunte sobre estos síntomas. Esté preparado para decirle al médico lo que hizo para mejorar los síntomas y comentarle lo que funcionó y lo que no funcionó. Proporcionar la mayor cantidad posible de información ayuda al médico a evaluar mejor la salud de su hijo.

Lo ideal, de ser posible, es que uno de los padres asista a todas las visitas al médico. Esto es especialmente importante cuando hay que tratar temas complejos, como problemas de comportamiento, o durante las revisiones de rutina donde se discute el desarrollo del niño. Si es posible, deje a sus otros hijos con un cuidador.

¿Qué debo hacer durante una visita al médico?

Respete el tiempo del médico llegando a tiempo o unos minutos antes. Si no puede evitar llegar tarde, informe a la oficina o llame, con al menos 24 horas de anticipación, para cancelar o reprogramar la visita. Programe la visita con el médico con tiempo ya que los consultorios suelen estar muy ocupados  y conseguir una cita a último momento puede ser difícil.

Silencie su teléfono y ponga toda su atención en responder las preguntas del médico. Trate de limitarse al motivo de la visita; por ejemplo, no use una visita por enfermedad para discutir problemas de comportamiento que puedan necesitar una evaluación diferente y más profunda. En su lugar, solicite una visita por separado. Hágale saber al personal de la oficina la naturaleza del problema de su hijo para que puedan programar una visita más larga.

¿Qué hará el médico?

¿Qué puede esperar de su médico durante una visita? Dependiendo de la razón por la cual usted lleva a su hijo a la consulta, el médico podrá hacer lo siguiente:

  • ayudarlo a controlar la salud de su hijo
  • explicar cómo su hijo está creciendo y desarrollando y lo que puede esperar
  • diagnosticar y tratar cualquier enfermedad menor o moderadamente grave
  • explicar una enfermedad y un tratamiento
  • brindarle información sobre cómo prevenir lesiones y mantener seguro a su hijo
  • proporcionar nombres de especialistas y trabajar con ellos si la enfermedad requiere una atención especial

Su pediatra, médico de familia o personal de enfermería también pueden ayudarlo con otros problemas de salud de los niños, como por ejemplo:

  • ejercicio, nutrición y problemas de peso
  • problemas emocionales y de comportamiento
  • hacer frente a problemas familiares, como la muerte, la separación y el divorcio
  • comprensión y obtención de ayuda relacionados con problemas de aprendizaje

Tiene que haber una buena comunicación entre usted y el médico. Sea abierto y honesto al compartir información sobre su hijo y asegúrese de tener expectativas razonables. Hágale saber al médico que confía en él para cuidar a su hijo. Es bueno hacer preguntas, pero sepa que las decisiones, los diagnósticos y las recetas se basan en lo que es mejor para la salud de su hijo. Por ejemplo, los padres pueden desear que a su hijo le receten un medicamento para tratar un resfriado, pero esperar y ver cómo la enfermedad evoluciona podría ser lo mejor para su hijo.

¿Qué debo hacer después de una visita al médico?

Antes de salir del consultorio del médico, asegúrese de comprender qué visitas de seguimiento, análisis de laboratorio o análisis de sangre necesita su hijo. Tome nota de las instrucciones que reciba para que no se le olviden. Si no entiende cómo administrar un medicamento o llevar a cabo un tratamiento, pregúntele al personal de enfermería o al médico antes de irse del consultorio. Comuníquese con el consultorio si el medicamento recetado no está teniendo efecto o si los síntomas de su hijo empeoran o si tiene nuevos síntomas.

Llamar al consultorio si tiene preguntas sobre los síntomas puede ahorrarle a usted y al médico tiempo y dinero, pero hágalo solo cuando sea necesario. El personal de enfermería puede responder preguntas por teléfono o responder preguntas de casos que no sean de urgencia. Las llamadas nocturnas solo se deben hacen para problemas más urgentes; recuerde, el médico no está en el consultorio por la noche sino en su casa.

Si es posible, comuníquese de manera electrónica. Muchos consultorios utilizan registros de salud electrónicos (EHR por sus siglas en inglés) en un portal para pacientes. Esta puede ser una manera conveniente de obtener respuestas a preguntas no urgentes. Puede enviar sus preguntas a cualquier hora del día o de la noche y obtener respuestas del médico o del personal del consultorio cuando puedan abordarlas. Pero no use el correo electrónico o la mensajería del portal si cree que su hijo tiene un problema urgente; hable directamente con el profesional de la salud por teléfono, o lleve a su hijo a la sala de emergencias o llame al 911.

No dude en dar su opinión sobre la experiencia que ha tenido durante la visita con el médico. Por ejemplo, si sintió que lo apuraron o que no le dieron toda la información necesaria sobre una receta o un procedimiento. Su médico desea saber estas cosas para poder brindarle la mejor atención posible a su hijo.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: enero de 2023