[Skip to Content]
Find care at Nemours Children's HealthDoctorsLocations

Consejos dietéticos para niños con fibrosis quística

Revisado por: Michelle Reed, RD, LDN
  • Listen
      mp3

La nutrición y la fibrosis quística 

Los niños con fibrosis quística (CF) tienen unas necesidades nutricionales muy específicas. Colmar estas necesidades es una parte importante de mantenerlos sanos. 

Si su hijo tiene una fibrosis quística, usted colaborará con un dietista o nutricionista titulado del equipo médico que lo atiende para ayudarlo a crecer fuerte y sano. 

¿Cómo puedo conseguir que las horas de las comidas sean positivas?

La nutrición es importante en la fibrosis quística, porque una buena alimentación se asocia a unos pulmones más sanos. Pero centrarse demasiado en la nutrición a veces puede causar estrés y discusiones en la mesa. 

Para conseguir que las horas de las comidas sean más llevaderas:

  • Haga que las comidas duren menos de 30 minutos.  
  • Coman en un ambiente agradable y en ausencia de distracciones (televisión, tabletas, teléfonos).
  • Felicite a su hijo por las conductas positivas, como ingerir un alimento no preferido o comerse una porción entera. 
  • Felicite también a sus hermanos. Esto será un buen modelo de conducta sobre unos buenos hábitos de ingesta para su hijo con fibrosis quística. 
  • Ignore las conductas negativas, como las quejas o los estallidos. 
  • Considere el uso de un sistema de recompensas sencillo, como llevar un registro de pegatinas, para reforzar los comportamientos positivos durante las horas de las comidas. Su hijo puede usar el registro de pegatinas para ganar privilegios por seguir las normas de las horas de comer (por ejemplo, saltarse una tarea doméstica, tener más tiempo de pantalla o hacer algo divertido con mamá o papá). 

¿Cómo debo introducir alimentos nuevos?

A menudo, los niños necesitan probar alimentos nuevos una y otra vez hasta que les acaban gustando. A su hijo puede costarle unos pocos intentos aceptar un alimento nuevo: ¡es de lo más normal!

Aquí tiene algunos consejos para introducir alimentos nuevos:

  1. Elija un alimento que quiere que su hijo pruebe. 
  2. Ofrézcale el nuevo alimento en una comida, y ponga solo una cantidad muy reducida en el plato de su hijo, para que pueda dar un mordisco. 
  3. Explíquele a su hijo lo que espera que haga: Usted quiere que se coma su comida más ese mordisco. 
  4. Elogie a su hijo por comer, sobre todo por probar el nuevo alimento.
  5. En las próximas comidas, a medida que su hijo se empiece a habituar al nuevo alimento, vaya aumentando lentamente la cantidad del nuevo alimento que ponga en el plato de su hijo. 

Repita este proceso con cada nuevo alimento que le sirva. 

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a ingerir más calorías?

Algunos niños con fibrosis quística necesitan ingerir más calorías que sus iguales. Estos sencillos consejos pueden ayudar a su hijo a ingerir más calorías: 

  • Evite darle bebidas azucaradas, que pueden reducir el apetito. En lugar de ese tipo de bebidas, haga que su hijo se tome tres raciones de leche entera cada día y que se mantenga bien hidratado entre comidas y tentempiés bebiendo agua. 
  • Estructure bien las horas de las comidas. Cree un horario de comidas y tentempiés que sigan todos los miembros de su familia. Los niños que se pasan todo el día comiendo tienden a ingerir menos caloría en vez de más porque nunca tienen mucho apetito. 
  • Asegúrese de que los tentempiés son igual de saludables y ricos en calorías que las comidas. Ofrezca a su hijo tentempiés ricos en calorías, como el muesli variado (mezcla de frutos secos, fruta deshidratada, galletas y cereales), yogur de leche entera con cereales, fruta con manteca de cacahuete, pita integral con hummus. Evite los tentempiés bajos en calorías y poco nutritivos, como trozos de fruta, galletas saladas o pasteles. 
  • Si su hijo no tiene hambre a la hora del desayuno, considere la posibilidad de ofrecerle una bebida rica en calorías, como leche entera con cacao, bebidas listas para consumir ricas en proteínas, o un batido con muchas calorías. A veces, beber calorías es más fácil que comérselas. 

A veces, la cantidad de alimentos que ingiere un niño no basta para satisfacer sus necesidades de calorías. La forma más fácil de añadir calorías consiste en añadir más grasa a los alimentos que su hijo ya está comiendo. He aquí algunas formas de conseguirlo:

  • Añada un extra de mantequilla o de aceite a la pasta, el arroz, las patatas o las verduras cocinadas. 
  • Acompañe las verduras crudas de aliño para ensaladas o hummus.
  • Corone las ensaladas o introduzca en los bocadillos aguacate o guacamole. 
  • Gratine los sándwiches con mantequilla o margarina.
  • Añada crema densa a la leche, la avena, los batidos y las cremas.

¿Qué más pueden hacer los padres?

Informe a las personas que cuidan de su hijo y a sus maestros sobre la fibrosis quística que tiene su hijo y de sus necesidades nutricionales. Informe al personal de la escuela de su hijo si necesita cosas como que le sirvan raciones dobles en las comidas o tener siempre una botella de agua a mano. Si necesita ayuda en este punto, hable con el equipo médico que atiende a su hijo.

Revisado por: Michelle Reed, RD, LDN
Fecha de revisión: enero de 2020