[Ir al contenido]

Qué hacer ante una emergencia

Las emergencias y las urgencias médicas son cuando una o más personas necesitan ser atendidas por un médico inmediatamente. Vamos a averiguar qué es lo que debes hacer si presenciaras una.

Pedir ayuda es lo más importante que puede hacer un niño en caso de emergencia.

Si eres tú quien ha de hacer la llamada de emergencia, aquí tienes cómo debes actuar:

  • Respira profundamente para tranquilizarte un poco.
  • Llama al 911.
  • Dile al operador que se trata de una emergencia.
  • Dale tu nombre e infórmale desde dónde estás llamando (la dirección exacta, si la sabes).
  • Explícale lo que ha ocurrido y cuántas personas están heridas. (El operador necesitará toda la información que le puedas facilitar, o sea que dale tantos detalles como puedas.)
  • Sigue atentamente todas las instrucciones que te dé el operador.
  • No cuelgues y sigue conectado hasta que el operador te diga que ya puedes colgar.

Después de pedir ayuda, tu primera idea puede que ser la de correr hacia la persona herida. Pero detente y piensa, antes de hacer nada. Asegúrate de que te encuentras en un lugar seguro. De no ser así, espera en un sitio seguro hasta que llegue un adulto o un equipo de emergencia.

Si el lugar del accidente es seguro y sabes que alguien ya ha llamado al 911 (o lo has llamado tú), quédate con la persona herida y espera a que llegue la ayuda. No muevas a una persona que podría tener una lesión en el cuello o en otro hueso, por ejemplo, debido a una caída. Mover a alguien que tenga este tipo de lesiones puede empeorar mucho las cosas. Trata de mantener la calma.

Estar preparado para una emergencia

La mejor forma de abordar una emergencia es estar preparado. Saber qué debes hacer con tiempo de antelación te puede ayudar a llevar el control para ayudar.

A continuación, te damos algunas ideas para que puedas estar preparado a fin de ayudar en una emergencia:

  • Cuando estés en un exterior, asegúrate de que estás en un lugar desde donde puedes llamar para pedir ayuda, incluso si no dispones de teléfono móvil o celular.
  • Aprende a marcar el 911 o el número local de emergencias (en la mayoría de las áreas de los EE.UU. es el 911).
  • Si tienes un teléfono celular, llévalo contigo o bien aprende a usar el teléfono celular de tus padres.
  • Aprende primeros auxilios. Busca cursos básicos de la Cruz Roja, la Asociación de Jóvenes Cristianos (YMCA, por sus siglas en inglés), la Asociación de Jóvenes Cristianas (YWCA, por sus siglas en inglés), los “Scouts” de ambos sexos, los clubes 4-H, tu hospital local y otras organizaciones. O pídele a la enfermera de tu escuela que imparta un curso de primeros auxilios para los alumnos del centro.

Nos asusta pensar en que alguien se pueda hacer daño. Pero la verdad es que los accidentes pueden ocurrir y ocurren. Por eso, está bien saber qué debes hacer si una persona necesita ayuda médica de urgencias. Aunque aún seas un niño, puedes marcar la diferencia sabiendo qué debes hacer.

Fecha de revisión: febrero de 2019