El control de la diabetes: por qué es importante
[Ir al contenido]

El control de la diabetes: por qué es importante

Revisado por: Steven Dowshen, MD

¿Has visto alguna vez uno de esos enormes globos en los desfiles del Día de Acción de Gracias en EE.UU. o en otra fiesta importante? Independientemente de que sean de Bob Esponja o de Bullwinkle, un pequeño ejército de personas tiene que sujetar con fuerza sus cuerdas desde el suelo para que no se escapen. Si no lo hicieran, los globos se elevarían hacia el cielo.

Qué pasa en la diabetes?

La diabetes viene a ser un poco como eso. Hay que trabajar duro para mantenerla bajo control. Por suerte, hay gente dispuesta a ayudarte. Tú, tus papás y el equipo médico que atiende tu diabetes pueden trabajar juntos para que tus concentraciones de azúcar en sangre se mantengan lo más cerca posible de la normalidad.

A veces, te parecerá que te exige mucho esfuerzo, pero te compensará a la larga. ¿Cómo?

  • Te encontrarás mejor.
  • Crecerás como tienes que crecer.
  • Tendrás menos probabilidades de desarrollar problemas de salud relacionados con la diabetes cuando seas mayor.

Con el tiempo, tener una cantidad excesiva de azúcar en sangre te puede dañar órganos importantes, como el corazón y los riñones. Y esto puede causar graves problemas de salud.

Así mismo, tener concentraciones bajas de azúcar en sangre puede hacer que te encuentres mal y que te cueste mucho hacer las cosas que te gusta hacer.

Lo bueno es que, si mantienes las concentraciones de azúcar en sangre bajo control, te podrás mantener sano, así como prevenir problemas de salud de cara al futuro. Por eso, todo el mundo parece preocuparse de que mantengas tu diabetes bajo control. Quieren que te encuentres bien, que estés sano y que te mantengas sano.

¿Qué puede hacer que mis concentraciones de azúcar en sangre se descontrolen?

Controlar la diabetes es como hacer un triple malabarismo entre los medicamentos que tomas (insulina o pastillas), los alimentos que ingieres y la cantidad de ejercicio que haces. Todos ellos deben estar equilibrados o compensados entre sí. Un problema en cualquiera de ellos puede hacer que suban o que bajen demasiado tus concentraciones de azúcar en sangre.

En general, un descontrol en las concentraciones de glucosa en sangre puede estar causado por:

Mide tus concentraciones de azúcar en sangre con regularidad y anótalas, sobre todo, cuándo sean demasiado altas o demasiado bajas. Esto ayudará al equipo médico que lleva tu diabetes a hacer los cambios necesarios en tu plan de control de la diabetes. Tú y tu mamá o tu papá pueden trabajar juntos para recopilar esta información y pasársela después a tu médico.

¿Cómo puedo saber si mi diabetes está bajo control?

Tu médico o el equipo que lleva tu diabetes te indicará cuál debería ser tu concentración ideal de azúcar en sangre. Tal vez lo llamen "intervalo de referencia" o "márgenes ideales".

La única forma de saber si tu concentración de azúcar en sangre está cerca de ese intervalo es medirte el azúcar en sangre varias veces al día con un medidor de glucosa o glucómetro. El equipo médico que lleva tu diabetes te ayudará a saber cuándo y con qué frecuencia debes hacer las mediciones. Dependiendo de tu edad y del tiempo que haga que padeces una diabetes, es posible que necesites ayuda para utilizar el glucómetro.

Medir tu concentración de azúcar en sangre te indica cuánta glucosa contiene tu sangre justo en ese momento. Pero los médicos pueden utilizar otra prueba para saber en qué medida has mantenido tu glucosa en sangre bajo control durante los últimos 2 o 3 meses. La prueba de la HbA1C puede hacerse en el consultorio de tu médico o en un laboratorio. Por lo general, cuanto menor sea tu HbA1C, mejor habrás estado controlando tu azúcar en sangre y tu diabetes.

¿Qué puedo hacer para controlar mis concentraciones de azúcar en sangre?

Mantener tus concentraciones de azúcar en sangre cerca de los valores normales puede ser duro algunas veces, y nadie controla a la perfección sus concentraciones de azúcar en sangre. A veces tu concentración de azúcar en sangre puede subir o bajar demasiado, incluso haciendo todo lo que debes hacer para ayudar a mantenerla bajo control.

Pero puedes hacer algunas cosas para mantener tus concentraciones de azúcar en sangre dentro del intervalo saludable:

  • Inyéctate la insulina o toma tus pastillas para la diabetes cuando lo debas hacer.
  • Sigue al máximo tu plan de alimentación para la diabetes.
  • Haz ejercicio físico con regularidad.
  • Mide tu concentración de azúcar en sangre varias veces al día.
  • Visita a tu médico cuando te toque.
  • Aprende cuanto puedas sobre la diabetes.

Siguiendo estos pasos, estarás haciendo lo mejor que puedes hacer para mantener tu diabetes bajo control. Es como si estuvieses desfilando junto a uno de esos globos enormes. ¡Y lo estuvieras sujetando con todas tus fuerzas!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: marzo de 2018