Senos y sostenes
[Ir al contenido]

Senos y sostenes

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

Una nueva etapa de la vida

A algunas chicas les cuesta esperar la llegada del sostén y lo esperan emocionadas, como si se tratara de su cumpleaños, su primer beso o un campeonato de fútbol.

Otras chicas temen tanto la llegada del sostén como tener que comerse un plato lleno de coles de Bruselas o cambiar el cajón de los excrementos de su gato.

Pero la mayoría de las chicas tienen sentimientos encontrados y no están del todo seguras sobre por qué tienen que llevar sostén ni qué tienen que hacer con él. Los chicos no los tienen que llevar, pero es posible que sientan curiosidad al respecto.

¿Dónde está el misterio? Estamos hablando sobre senos, pechos o mamas. Si eres una chica, mira hacia abajo y ahí estarán (o lo estarán muy pronto). Son solo dos montículos de carne, pero reciben mucha atención. Cuando una niña madura y atraviesa la pubertad, sus senos le dicen al mundo que está abandonando la niñez y entrando en una nueva etapa de la vida: se está convirtiendo en una mujer.

Puesto que los senos grandes llaman mucho la atención (basta con que veas unas cuantas revistas, programas de televisión o películas), a algunas chicas les preocupa que sus senos sean pequeños. Las chicas con senos grandes también pueden estar preocupadas porque las formas de su cuerpo llaman la atención y esto no les gusta. La verdad es que la belleza no viene en una sola talla de sostén. Hay todo tipo de formas y tamaños de mujeres en el mundo, y todas son bellas.

Pero los senos no solo tienen la función de quedar bien en el cuerpo de una chica o mujer. Las chicas tienen senos para poder desempeñar una tarea importante más adelante en su vida. Algún día, si la chica se hace mayor y tiene un bebé, sus senos le podrán proporcionar la leche que necesita. La leche materna es el mejor alimento para los bebés, y la mamá es quien la fabrica. Y no importa que los senos sean pequeños, medianos o grandes. Senos de todos los tamaños pueden fabricar suficiente leche para alimentar a cualquier bebé.

¿Cuándo empiezan a crecer los senos?

La mayoría de los senos pueden empezar a crecer tan temprano como a los 8 años o tan tarde como a los 13. Los senos de algunas chicas crecen lentamente y los de otras crecen deprisa. Algunas chicas pueden tener la sensación de que no hay forma de que sus senos empiecen a crecer. Eso es debido a que las chicas se empiezan a desarrollar a edades diferentes y a ritmos también diferentes. Una chica puede tener los senos muy desarrollados con 12 años, mientras que su amiga puede ser plana como una tabla.

El desarrollo de los senos se da por etapas. La primera etapa empieza al inicio de la pubertad, cuando los ovarios aumentan de tamaño y los estrógenos, una importante hormona femenina, empiezan a circular por el cuerpo. Los médicos se suelen referir a las primeras etapas del desarrollo mamario como el "brote de los senos". ¿Ves por qué se llama así? Los senos brotan, como las plantas.

Un seno que brota es como un pequeño montículo de carne que hay justo detrás del pezón. Después de que los senos hayan brotado, el pezón y el círculo de piel que lo rodea (llamado areola mamaria) aumentan de tamaño y se oscurece un poco. Luego el área que hay alrededor del pezón y la areola mamaria empieza a crecer hasta transformarse en un seno completamente formado.

Cuando los senos están creciendo, pueden ser puntiagudas durante un tiempo antes de volverse más redondeados y compactos. Algunas chichas pueden tener un pecho un poco más grande que el otro. Los pechos de una chica pueden seguir creciendo durante los años de la adolescencia e incluso durante los primeros años de la veintena. Las mamas completamente desarrolladas pueden tener todo tipo de formas y de tamaños.

El tamaño de los senos recibe una gran atención, y muchas chicas se preguntan qué pueden hacer para que sus senos crezcan más deprisa y sean de mayor tamaño. No hay ninguna crema ni pastilla mágica que pueda acelerar el proceso de crecimiento ni hacer que los senos de una chica aumenten de tamaño. De hecho, el tamaño de los senos está mayormente determinado por la herencia genética y el peso de la chica. Por lo tanto, si la mamá de una chica tiene los senos grandes o pequeños, la chica puede esperar tener los senos de un tamaño similar a los de su mamá. Y una chica que tenga más grasa corporal tiene más probabilidades de tener senos de mayor tamaño.

Comprarse un sostén

Cuando a una chica se le desarrollan los senos, es una buena idea que se compre un sostén, sobre todo para cuando haga ejercicio físico o deporte. Los sostenes protegen el tejido mamario y "sostienen" o "sujetan" las mamas (de ahí sus nombres). A algunas chicas también les gusta que el sostén suavice sus siluetas y las haga sentirse más cómodas. Llevar sostén puede hacer que una chica se sienta menos expuesta cuando use ropa ligera, como una camiseta.

Algunas chicas están encantadas con comprarse su primer sostén, pero hay otras que temen ese momento. Como con cualquier cosa nueva, puede ser duro adaptarse a llevar sostén. Los sostenes pueden ser difíciles de atar y de ajustar. Una vez una chica se pone un sostén, le puede quedar demasiado holgado, apretarle, subírsele, clavársele o abrírsele. Las tiras del sostén se pueden deslizar por los hombros de la chica o bien clavársele con fuerza. Y el sostén se puede ver entre las prendas de la chica. No solo eso, sino que el hermano de la chica puede pensar que es muy divertido estirar de la tira trasera de la espalda y, al hacerlo, lastimarla. (Si eres un chico, ¡ni se te ocurra hacerlo!)

El ABC de las tallas de los sostenes

Usar la talla correcta de sostén puede disminuir la cantidad de problemas que pueda tener una chica cuando lo lleve puesto. Por ejemplo, un sostén de la talla correcta no pellizcará ni se clavará en la piel, tampoco quedará tan holgado como para se deslizará hacia los hombros. Por lo tanto, es una buena idea dedicar tiempo a aprender sobre las tallas de los sostenes.

Hay dos partes a considerar en la talla de un sostén: la medida del pecho o tórax (también llamada contorno de pecho) y la medida de la copa. La medida del contorno de pecho se representa con un número (32, 34, 36, etc., cifras en pulgadas) (81, 86, 91, cifras en cm) y es la parte del sostén que recorre tanto el tórax de la chica como su espalda. Las copas son las partes del sostén que sostienen las mamas y vienen en las siguientes tallas, que se representan con letras (AA, A, B, C, etc.).

Los sostenes vienen en diferentes tallas, que son distintas combinaciones de contorno de pecho y copa, por ejemplo, 32AA. Es importante disponer tanto del contorno de pecho como de la letra de la copa para comprar una talla adecuada de sostén. Algunos fabricantes de sostenes ahora ofrecen opciones de copa de tamaños intermedios a los previamente existentes para que las chicas puedan encontrar el sostén que les vaya mejor.

¿Qué talla de sostén me debo comprar?

Una chica puede estar avergonzada por cómo le están creciendo los senos y puede no querer que la gente hable de ellos, se los mire ni se los mida. Pero es una buena idea que a una chica le midan los pechos para saber cuál es su talla.

Las mujeres que trabajan en los departamentos de sostenes de las tiendas pueden ayudar a una chica a tomar esas medidas. Una chica también se puede tomar las medidas en su casa, con la ayuda de su mamá o de una buena amiga. He aquí cómo se han de tomar las medidas:

  • Pasa la cinta métrica justo por debajo de tus senos, rodeando toda la caja torácica y la espalda. La cinta métrica debe quedar plana sobre la piel e ir recta por la espalda, sin bajar ni subir (no deber ir tan tirante como para clavarse en la piel ni demasiado suelta para que caiga por la espalda).
  • Anota la medida y añade 5 pulgadas (unos 12,7 cm). Ese es tu contorno de pecho.
  • Para medir la copa, coloca la cinta métrica alrededor de tu pecho de modo que quede en la parte que más sobresale de tus senos.
  • Anota este número y réstale la medida de tu contorno de pecho. La diferencia entre estas cifras es una forma de conocer la medida de tu copa. Si la diferencia entre ambas cifras es inferior a 1 pulgada (2,54 cm), tu medida de copa es AA. Si es de 1 pulgada (2,54 cm), tu tamaño de copa es A; si es 2 pulgadas (5,08 cm), eres B; si es 3 pulgadas (7,63 cm), eres C y, así, sucesivamente. Por ejemplo, si tu copa medía 33 pulgadas (83 cm) y tu contorno de pecho medía 32 pulgadas (81), la diferencia es de 1 pulgada (unos 2 cm). O sea que tu talla de sostén será 32A (o 81A).
  • Si tu contorno de pecho da como resultado un número impar (como 31 o 33 pulgadas; 77 u 83 cm), suele ser mejor redondear hacia el siguiente número inferior. La mayoría de los sostenes tienen varios juegos de cierres ajustables, para que te los puedas cerrar bien sin que te aprieten. Es una buena idea redondear hacia abajo, en vez de hacia arriba, porque los sostenes tienden a dar de sí con el paso del tiempo.

¿Qué tipo de sostén me debo comprar?

El primer sostén que se usaba antes se solía llamar "sostén de entrenamiento"; era para chicas que aun no les iban bien las copas de los sostenes de tamaños estándar, pero necesitaban algo que les recogiera los senos y les hiciera sentirse más cómodas.

Ahora, el primer sostén que llevan muchas chicas es un sostén deportivo, un tipo de sostén que usan mujeres activas de cualquier edad. Los sostenes deportivos evitan que los senos se muevan y vaya de aquí para allá cuando la mujer hace deporte o ejercicio físico. Puesto que son más planos en la zona de las copas, los sostenes deportivos suelen ir bien como los primeros sostenes de muchas chicas. De hecho, al existir sostenes deportivos, así como vestidos y tops con sostenes incorporados, es posible que una chicha no necesite llevar un sostén de entrenamiento ni un sostén más tradicional al principio. No todos los sostenes deportivos son iguales, así que la chica se debe probar unos cuantos para saber cuál le va mejor.

Aparte de los sostenes deportivos, hay muchos otros tipos de sostenes. El sostén de aspecto más natural es un sostén con una copa suave, que no cambia demasiado la forma de los senos. Los sostenes con copas suaves vienen en diferentes tejidos, son de diferentes grosores, y hay algunos disponen de aros. Un aro es un alambre en forma de U colocado dentro del tejido del sostén que pasa por debajo de los senos para ayudar a sujetarlos. Si los senos de una chica son de copa C o mayores, un sostén con aro es una buena opción.

Otros sostenes pueden tener copas más estructuradas y algunos llevan relleno. También hay sostenes reductores disponibles para aquellas chicas que quieran que sus senos parezcan más pequeños. Estos sostenes se suelen fabricar con tejidos más gruesos y disponen de tiras más grandes en la espalda y en los hombros.

El desarrollo de las formas en las chicas

Los senos solo son un signo de que una chica está creciendo y en el camino de convertirse en una mujer. Si una chica tiene dudas o preguntas sobre los senos o los sostenes, lo bueno es que hay muchas mujeres y chicas mayores a quienes consultar.

Y si una chica está preocupada por lo despacio que le están creciendo los senos, su médico también es una buena fuente de información. Por lo general, las chicas se desarrollan con normalidad y, antes de que se den cuenta, ya estarán comprándose su primer sostén.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: mayo de 2018

Más sobre este tema para: