[Ir al contenido]

¿Es posible prevenir la diabetes?

Revisado por: Steven Dowshen, MD

La diabetes es un problema de salud que afecta a niños de todas las edades, pero no la puedes contraer como un catarro. En algunos casos, la diabetes se puede prevenir. ¿Cómo? Averigüémoslo.

¿Qué es la diabetes?

Qué pasa en la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta al modo en que el organismo utiliza la glucosa, un azúcar que es el la principal fuente de energía o "combustible" del cuerpo. Tu cuerpo necesita glucosa para seguir funcionando.

Es así cómo debería funcionar:

  1. Comes.
  2. La glucosa procedente de los alimentos que ingieres entra en tu torrente sanguíneo.
  3. Tu páncreas fabrica una hormona llamada insulina.
  4. La insulina ayuda a la glucosa a entrar en las células de tu cuerpo.
  5. Y, así, tu cuerpo obtiene la energía que necesita.

El páncreas es una glándula larga y plana, ubicada en la barriga, que ayuda al cuerpo a digerir los alimentos. También fabrica insulina. La insulina es como una llave que abre las puertas para acceder a las células del cuerpo. Y permite que penetre la glucosa en su interior. Entonces, la glucosa puede pasar de la sangre al interior de las células.

Pero, si una persona tiene diabetes, o su organismo no puede fabricar insulina (lo que se llama diabetes tipo 1, o bien la insulina que fabrica no funciona en su cuerpo como debería funcionar (lo que se llama diabetes tipo 2). Puesto que la glucosa no puede entrar en las células con normalidad, las concentraciones de azúcar en sangre aumentan demasiado. Y un exceso de azúcar en la sangre no tratado hace que la gente se encuentre mal.

¿Puedo prevenir la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir. Ni los médicos pueden saber quién la desarrollará y quién no.

Nadie sabe con certeza por qué algunos niños desarrollan una diabetes tipo 1, pero los científicos creen que esta enfermedad guarda cierta relación con los genes. Los genes vienen a ser instrucciones sobre el aspecto y el funcionamiento del cuerpo que se transmiten de papás a hijos. Pero el mero hecho de heredar los genes de la diabetes, no suele bastar para desarrollar esta enfermedad. En la mayoría de los casos, tiene que ocurrir algo más, como exponerse a la infección de un virus, para desarrollar una diabetes tipo 1.

La diabetes tipo 1 no es contagiosa, de modo que no te la pueden "pegar" otras personas, ni tú se la puedes transmitir a tus amigos. Y cosas como comer mucho azúcar tampoco causan este tipo de diabetes.

¿Se puede prevenir la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 es diferente. Y, a veces, se puede prevenir. En la diabetes tipo 2, el páncreas sigue fabricando insulina, pero el cuerpo no responde a esta hormona de una forma adecuada.

La mayoría de las personas con una diabetes tipo 2 tienen sobrepeso. En el pasado, quienes padecían esta enfermedad eran, sobre todo, personas adultas con sobrepeso. Ahora, hay una mayor cantidad de niños que padecen una diabetes tipo 2, probablemente porque hay más niños con sobrepeso.

¿Cómo puedes ayudar a prevenir la diabetes tipo 2? Una forma de conseguirlo es logrando tener un peso saludable. El exceso de peso hace que al cuerpo le resulte más difícil utilizar la insulina adecuadamente. Otros dos buenos pasos para prevenir la diabetes son elegir alimentos saludables y hacer suficiente ejercicio físico.

¿Cómo me puedo proteger de desarrollar una diabetes tipo 2?

Si quieres contribuir a prevenir la diabetes tipo 2 o, simplemente, quieres sentirte más sano, sigue estos pasos:

  • Elige alimentos que sean buenos para tu salud. Trata de comer alimentos que sean de bajo contenido en grasas, pero de alto contenido nutritivo. He aquí algunas buenas opciones: cereales integrales y pan integral, fruta, verdura, leche, yogur, queso, carne magra y otras fuentes de proteínas.
  • Limita el consumo de comida rápida y de refrescos azucarados. Comer muchas grasas y azúcares te puede llevar al sobrepeso. Y, cuando se tiene sobrepeso, es más probable desarrollar una diabetes tipo 2. Trata de comer menos alimentos grasos y beber menos bebidas azucaradas, como los refrescos, los zumos y el té helado.
  • Levántate y ponte en movimiento. Cuando se trata de prevenir la diabetes y de mantenerse sano, es mucho mejor mantenerse activo que ver la televisión o jugar a videojuegos o a juegos electrónicos. Mantenerse en movimiento ayuda a prevenir la diabetes y a mantener un peso que esté dentro de unos márgenes saludables. Estar activo puede consistir en algo tan sencillo como pasear al perro, correr por el patio o jugar a fútbol con tus amigos. ¡Trata de practicar alguna actividad que te haga mover todos los días!
  • Si tienes preguntas sobre tu peso, no dudes en preguntar. Si estás preocupado por tu peso, pide a tu mamá o a tu papá que te lleven a la consulta de tu médico. Un médico te puede ayudar a saber si tu peso es saludable, así como enseñarte a conseguir que lo sea y a mantenerlo así.
Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: febrero de 2018