[Ir al contenido]

Ketamina

Revisado por: Steven Dowshen, MD

Qué es:

El hidrocloruro de ketamina es un anestésico de efecto rápido que se utiliza tanto con seres humanos (como sedante en operaciones menores) como con animales (como tranquilizante). A dosis altas, causa intoxicación y alucinaciones similares a las del LSD.

A veces llamada:

Keta, K, special K o cat valium.

Cómo se usa:

La ketamina se puede esnifar, tragar, fumar o inyectar en sus distintas formas. Sus consumidores la toman junto con otras drogas, como el éxtasis (lo que se conoce como kitty flipping) o la cocaína o se esparce dentro de los puros de marihuana.

Qué hace:

La gente que consume ketamina se puede volver psicológicamente dependiente de esta droga para encontrase bien, afrontar la vida y manejar el estrés.

Sus consumidores pueden tener delirios, alucinaciones o perder el sentido del tiempo y de la realidad. Un viaje de ketamina (o agujero K), consecuente al consumo de esta droga, puede durar hasta dos horas. Sus consumidores pueden acabar teniendo nauseas o vomitando, así como desarrollar problemas en el pensamiento o la memoria.

A dosis altas, la ketamina causa problemas motores, entumecimiento corporal y respiración lenta. Una sobredosis de ketamina puede detener la respiración y causar la muerte.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2018