Lavarse las manos: por qué es importante (para Adolecentes)
[Ir al contenido]

Lavarse las manos: por qué es importante

¿Por qué es tan importante lavarse las manos?

Lo oyes constantemente, y por un buen motivo: lavarte las manos es, con diferencia, la mejor manera de evitar que se propaguen los gérmenes y de protegerte de las enfermedades.

¿Cuál es la mejor forma de lavarse las manos?

Aquí tienes cómo quitarte los gérmenes de encima:

  1. Mójate las manos con agua corriente limpia (tibia o fría). Asegúrate de que el agua no está demasiado caliente.
  2. Usa jabón y frótate las manos enérgicamente durante aproximadamente 20 segundos. No hace falta que utilices un jabón anti-bacteriano; sirve cualquier tipo de jabón.
  3. Asegúrate de que te lavas bien el área entre los dedos, el dorso de las manos y debajo de las uñas, donde a los gérmenes les encanta esconderse. ¡Y no te olvides de las muñecas!
  4. Enjuágate las manos y sécatelas bien con una toalla limpia y seca.

¿Cuándo me debo lavar las manos?

Para poner fin a la propagación de gérmenes, haz que lavarte las manos sea un hábito regular. Es especialmente importante practicarlo:

  • antes de comer y de cocinar
  • después de ir al baño
  • después de limpiar la casa
  • después de tocar animales, incluyendo las mascotas de tu familia
  • después de visitar o cuidar de amigos o familiares enfermos
  • después de sonarte la nariz, toser o estornudar
  • después de estar en el exterior (jugando, haciendo jardinería, sacando de paseo al perro, etc.)

Si no dispones de agua y jabón, los desinfectantes para manos o las toallitas son una buena alternativa. Suelen estar disponibles en forma líquida, de toallita o de espray, y se suelen vender en tamaños pequeños o de viaje, que son perfectos para guardarlos en la mochila, el coche, el casillero, la cartera o la bolsa de deportes.

¿En qué ayuda el hecho de tener las manos limpias?

Lavarse la manos adecuadamente es la primera línea de defensa contra la propagación de muchas enfermedades, desde un resfriado o catarro común hasta enfermedades más graves, como la meningitis, la bronquiolitis, la gripe, la hepatitis A, y muchos tipos de diarrea.

¿Cómo se propagan los gérmenes?

Los gérmenes se pueden propagar de muchas formas diferentes, como:

  • al tocar unas manos sucias
  • al cambiar los pañales
  • a través de agua o de comida contaminadas
  • a través de las gotitas expulsadas en el aire durante la tos o los estornudos
  • a través de superficies contaminadas
  • a través del contacto con fluidos corporales de una persona enferma

Cuando entras en contacto con gérmenes, te puedes infectar solo al tocarte los ojos, la nariz o la boca.

Por lo tanto, ¡no subestimes la importancia de lavarte las manos! El poco tiempo que invertirás en lavarte las manos, te ahorrará muchas visitas a la consulta del médico.

Fecha de revisión: septiembre de 2018