[Ir al contenido]

Abuso de los medicamentos para la tos y el resfriado

Revisado por: Steven Dowshen, MD

Qué es:

El dextrometorfano (DXM) es un ingrediente de muchos medicamentos para la tos y el resfriado de venta sin receta médica.

A veces llamado:

Candy, drank, robo, C-C-C, dex, DM, drex, red devils, rojo, skittles, tussin, velvet, y vitamina D en EE.UU. En España, se pueden usar estos nombres junto con orange crush y triple C's.

Cómo se usa:

Los medicamentos que contienen DXM se venden en forma de pastillas, jarabe, capsulas y pastillas para la garganta. Pero hay gente que extrae el DXM de los jarabes para la tos y lo convierten en polvo o en cápsulas de DXM "puro".

Los medicamentos que contienen dextrometorfano vienen en forma de comprimidos, pastillas, cápsulas, jarabes y caramelos para la tos. Llevan en sus etiquetas las letras DM (supresor de la tos) o Tuss (o contienen “tuss” en sus nombres).

Qué hace:

Cuando una persona toma una cantidad excesiva de DXM, puede tener alucinaciones y experiencias "fuera del cuerpo". El DXM también deprime la función cerebral, sobre todo en las partes del cerebro que controlan la respiración y la función cardíaca.

Tomar mucho DXM provoca alucinaciones y experiencias fuera del cuerpo similares a las que provocan drogas como la ketamina y la PCP. Estos efectos pueden durar hasta 6 horas.

El DXM también puede hacer que los consumidores tengan problemas para controlar las extremidades y puede provocar visión borrosa, arrastrar las palabras, mareo y alteración del juicio.

Otros efectos a corto plazo son los siguientes:

  • paranoia y confusión
  • sudor excesivo
  • náuseas y vómitos (ingerir grandes cantidades de jarabe para la tos casi siempre hace que la gente vomite)
  • dolor de tripa
  • ritmo cardíaco irregular e hipertensión arterial
  • inquietud
  • piel seca, con picazón y enrojecimiento facial

El DXM puede parecer seguro porque se vende sin receta médica. Pero la toma de grandes cantidades de esta sustancia puede causar efectos secundarios peligrosos, como pérdida de la conciencia, convulsiones, daño cerebral y muerte.

Un efecto secundario especialmente peligroso del DXM es la hipertermia, una fiebre sumamente alta. Esto es un problema muy importante en los medios calurosos o cuando los consumidores de DXM hacen ejercicio físico, como mientras bailan en una sala de fiestas. Una temperatura corporal muy alta puede llevar rápidamente a lesiones cerebrales o al coma.

Es posible tomar una sobredosis de DXM, sobre todo si se consume en forma de polvo puro. Una sobredosis de DXM puede provocar daño cerebral o convulsiones e, incluso, la muerte.

La gente que utiliza los medicamentos para el resfriado para "colocarse" puede no darse cuenta de que también está tomando dosis altas de otros componentes del medicamento, no solo de DXM. Mezclar el DXM con otras drogas o con el alcohol aumenta las probabilidades de desarrollar afecciones de riesgo vital. Por ejemplo, combinarlo con drogas como la MDMA aumenta el riesgo de hipertermia y puede llevar a daño cerebral, convulsiones, coma y muerte.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2018