[Ir al contenido]

Coronavirus (COVID-19): Cómo puedes marcar la diferencia

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD

Hace solo pocos meses, la gente iba a la escuela o al instituto, practicaba deporte, asistía a eventos y salía con sus amigos. Ahora, todo ha cambiado. La gente se está adaptando a esta nueva normalidad.

En muchas partes de Estados Unidos y de todo el mundo, la gente se está quedando en casa. No vamos a ningún evento ni hacemos actividades que disfrutamos. Estamos limitando nuestro contacto con los demás.

Comportarnos así se llama distanciamiento social (o físico). Esta es una de las maneras en que el coronavirus nos ha cambiado la vida.

¿Qué es el distanciamiento social?

El distanciamiento social significa dejar suficiente espacio entre las personas para evitar que se propaguen los gérmenes. Los expertos dicen que la cantidad adecuada de espacio entre dos personas es aproximadamente 6 pies (2 metros).

Todos intentamos no acercarnos demasiado a otras personas cuando ellas están enfermas (o nosotros estamos enfermos) por haber contraído cualquier virus contagioso. Pero el distanciamiento social es más que mantenerse alejado de las personas que están enfermas, que tosen o que no se encuentran bien. Significa mantener una distancia segura con respecto a las personas que no viven con nosotros, y las que parecen sentirse perfectamente bien. Y a pesar de que nosotros nos encontremos perfectamente bien.

El distanciamiento social es una idea nueva para la mayoría de nosotros. Pero no es nada nuevo para los científicos que estudian propagación de las enfermedades. Ellos saben que se trata de la gran diferencia que todos podemos marcar en lo que respecta a la propagación del coronavirus (COVID-19).

¿Cómo ayuda el distanciamiento social?

Cuando todo el mundo en una comunidad practica el distanciamiento social, se reduce la velocidad de contagio del coronavirus. Como consecuencia, menos gente se pone enferma al mismo tiempo.

Cuando hay menos gente que se pone enferma al mismo tiempo, los médicos y los hospitales pueden hacer mejor su trabajo. Y los científicos tienen más tiempo para elaborar las vacunas para impedir que la gente enferme.

¿Por qué es tan importante ahora el distanciamiento social?

Unas cuantas cosas relacionadas con este nuevo coronavirus hace que el distanciamiento social sea tan importante:

  • El nuevo coronavirus es muy contagioso. Se trasmite rápida y fácilmente de una persona a otra. Se puede contagiar cuando una persona que ha contraído el virus tose, estornuda o tan solo se limita a respirar demasiado cerca de otra persona.
  • El coronavirus puede hacer que algunas personas se pongan gravemente enfermas.
  • La gente puede contraer el virus y contagiarlo a otra persona incluso antes de saber que lo ha contraído, incluso sin llegar a presentar síntomas ni a ponerse enferma.
  • Se trata de un virus nuevo para los seres humanos; por lo tanto, aún no disponemos de una vacuna que nos ayude a hacernos inmunes a él.

¿Qué puedo hacer?

El distanciamiento social implica que necesitamos mantener distancia con respecto a nuestros amigos, compañeros de clase, compañeros de equipo, vecinos y hasta con las personas de nuestra familia (salvo aquellas con quienes convivimos). Se trata de un cambio importante en comparación con la forma en que nos relacionamos normalmente.

Y no es fácil. A nadie le gusta dejar de ver a la gente con quien le gusta estar y echa de menos las cosas que hacen juntos. Con todos estos cambios, la gente se está perdiendo cosas que le ilusionaban, como el baile de fin de curso, la fiesta de graduación, campeonatos, viajes, fiestas, actuaciones. La gente, sencillamente, se echa de menos. Aunque es mucho pedir, también es una forma muy valiosa de ayudar a los demás.

El distanciamiento social es algo que cada uno podemos hacer para proteger a mucha gente, incluyendo la gente que no conocemos. Es difícil, pero merece mucho la pena. Y no durará para siempre. Volveremos a la normalidad.

Por ahora, seguimos pudiendo dar y recibir apoyo social mientras practicamos el distanciamiento social. Podemos seguir estando conectados, incluso mientras estamos separados.

¿Puedo salir de casa?

Incluso practicando el distanciamiento social, puedes salir de casa y hacer ejercicio físico cada día. Puedes caminar, correr, montar en bici o hacer excursiones a solas. Basta con que mantengas la distancia social necesaria con los demás.

Al salir, es mejor usar una mascarilla. Esto puede ayudar a prevenir la propagación del virus. Incluso en el caso que uses una mascarilla, mantén una distancia de al menos 6 pies entre ti y otras personas.

Para saber cómo ponerse y quitarse las mascarillas, cómo limpiarlas o fabricarlas, consulta la guía de los CDC.

También puedes hacer ejercicio físico en casa. Puedes quedar virtualmente con tus amigos para bailar. Podrías buscar vídeos de ejercicio físico en YouTube. Toma clases de mantenimiento físico en directo a través de Zoom. Sé creativo y comparte tus ideas con gente que conoces.

¿Cómo puedo mantenerme en contacto con otra gente?

Podemos seguir estado conectados, hablando por teléfono, enviando mensajes de texto y compartiendo tiempo de forma virtual. Estamos acostumbrados a hacer cosas con nuestros amigos. Pero hay gente que puede necesitar que la ayudes para mantenerse conectada.

Enseña a tus padres y a tus abuelos a usar Skype o Zoom si no saben hacerlo. Mantén reuniones virtuales con tus amigos. Podrían enviarse los unos a los otros dibujos divertidos y mensajes de ánimo. Compartan memes.

Debido al distanciamiento social, la gente necesita encontrar formas de mantenerse conectada más que nunca.

Es posible que la zona donde vives pueda permitir que las personas se reúnan para practicar deportes, actividades e ir a la escuela. Si te reúnes con otras personas, asegúrese de usar una mascarilla, lavarte bien las manos y con frecuencia, y mantenerte a una distancia de 6 pies de otras personas. También puede haber otras recomendaciones para ayudar a frenar el contagio. Por ejemplo, si está permitido regresar a la escuela es posible que se les pida a los estudiantes permanecer todo el día con el mismo maestro y compañeros durante todo el día.

¿Qué más puedo hacer para ayudar?

Junto con la práctica del distanciamiento social, todo el mundo puede ayudar lavándose las manos a fondo y con frecuencia. También puedes mantener las superficies limpias en tu casa. Pregunta a tus padres qué más puedes hacer para echar una mano. Averigua otras formas de ayudar a tu comunidad.

Incluso en una época de distanciamiento social, hay formas de ayudar, y muchas formas de seguir conectado mientras sigues marcando la diferencia.

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: agosto de 2020