[Ir al contenido]

Mantener los desencadenantes del asma a raya

¿Qué es un desencadenante del asma?

Los desencadenantes son cosas que empeoran el asma de una persona. Estar expuesto a tus desencadenantes (como la caspa animal, el ejercicio físico o el humo) puede provocar un ataque de asma y tos, resuello y falta de aire.

Cada persona tiene distintos desencadenantes. Algunas tienen uno o dos desencadenantes; otras tienen una docena. A veces, los desencadenantes son estacionales: como el polen durante la primavera. Algunos adolescentes con asma tal vez dejen de reaccionar a determinados desencadenantes a medida que crecen.

Entre los desencadenantes más frecuentes, se incluyen los siguientes:

  • los alérgenos (cosas que provocan reacciones alérgicas, como la caspa animal y el polen)
  • los irritantes presentes en el aire (como los perfumes, el humo y la contaminación atmosférica)
  • las condiciones meteorológicas
  • el ejercicio físico
  • los resfriados o la gripe

¿Qué es un alérgeno?

Los alérgenos son las cosas a las que las personas pueden ser alérgicas, como el moho; los ácaros del polvo; las cucarachas; el polen; y la caspa (escamas de piel), la saliva, la orina o las plumas de los animales. Los alérgenos son uno de los desencadenantes más frecuentes del asma. Si crees que puedes tener una alergia, habla con sus padres o con el médico para que te hagan una prueba de alergia.

¿Cómo puedo evitar los alérgenos?

Evitar los alérgenos es el primer paso. No es posible evitar todo, pero aquí te damos tres consejos:

  1. Mantén tu habitación tan limpia y libre de polvo como sea posible. Esto significa pasar la aspiradora y desempolvar todas las semanas y ordenar. Es posible que debas colocar tus viejos animales de peluche y tus trofeos en una caja dentro del ático.
  2. Lava las sábanas con agua caliente una vez a la semana y deshazte de las almohadas y los edredones de plumas. También puede ser útil conseguir una cubierta especial para tu colchón, sommier y almohadas.
  3. Deshazte de las alfombras y las cortinas. Las alfombras, los felpudos y otras telas pesadas pueden contener alérgenos que te enfermarán.

El médico puede darte otras ideas. Si tienes alergias que empeoran tu asma, es posible que debas tomar un medicamento para la alergia o te deban colocar vacunas para la alergia. El médico te dirá si es necesario.

¿Qué es un irritante?

Para la mayoría de las personas, los irritantes no son un problema grave. Pero en las personas con asma, pueden provocar ataques.

Entre los agentes irritantes más frecuentes, se incluyen los siguientes:

  • perfumes
  • espráis en aerosol
  • productos de limpieza
  • humo del tabaco y de la madera
  • vapores de pintura o emanaciones de gasolina
  • contaminación atmosférica

Incluso cosas que pueden parecer inofensivas, como la cola de pegar o las velas perfumadas, son desencadenantes del asma para algunas personas.

¿Cómo puedo evitar los irritantes?

Si te das cuenta de que un producto de uso doméstico te desencadena el asma, pídele a tu familia que use una versión no perfumada o que no contenga aerosol. Si el humo te molesta, el hecho de que haya personas que fumen a tu alrededor será un desencadenante. Pero un fogón o una chimenea también pueden representar un problema.

Si la contaminación atmosférica al aire libre es un desencadenante de tu asma, puede ayudarte encender el aire acondicionado. Verifica los reportes de la calidad del aire en las noticias para ver qué días podrían ser malos para tu asma. Cuando la calidad del aire sea muy mala, quédate en un lugar con aire acondicionado, ya sea en tu casa o en un centro comercial.

¿Cómo puedo prevenir las enfermedades?

Los resfriados y la gripe son muy difíciles de evitar. La mejor prevención consiste en lavarse las manos regularmente y evitar a las personas que están enfermas.

En la actualidad, se recomienda que todas las personas de más de 6 meses reciban anualmente la vacuna contra la gripe. Esto es especialmente importante para las personas con asma, que tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves si se contagian la gripe. Pídele a tu médico que te dé instrucciones sobre lo que debes hacer si comienzas a sentir que te estás contagiando un resfriado o una gripe.

¿Cómo puedo hacer frente a los cambios de clima?

El viento puede hacer volar moho y polen. La lluvia puede eliminar el polen del aire, por lo tanto, el recuento de polen será menor después de una lluvia. Pero después de que llueve demasiado, los árboles y el césped pueden producir más polen. El clima muy frío o muy caluroso puede desencadenar el asma. Lo mismo ocurre con el aire muy seco o la humedad.

Si sabes que ciertos tipos de clima empeoran tu asma, está atento al pronóstico. Toma las medidas necesarias para protegerte si sabes que el clima puede provocarte problemas. El plan de acción contra el asma debería indicarte qué hacer.

¿Qué es el asma inducida por el ejercicio físico?

Algunas personas con asma solo tienen un desencadenante: el ejercicio físico. Junto con los alérgenos, el ejercicio físico es uno de los desencadenantes más habituales.

Afortunadamente, el ejercicio físico es el único desencadenante que no debes evitar. Con la ayuda de sus médicos, las personas con asma pueden hacer el ejercicio físico que necesitan para mantenerse sanas y en buen estado. Habla con el médico sobre lo que debes hacer antes, durante y después de hacer ejercicio físico.

Hay una medida que debes tomar sin importar cuáles sean tus desencadenantes: Ten siempre a mano tus medicamentos de alivio rápido.

Fecha de revisión: mayo de 2017