[Ir al contenido]

Gente transgénero

En general, los niños no piensan demasiado acerca de su género. A muchas muchachas les parece natural y normal ser mujeres y a muchos muchachos les parece natural se varones. Pero esto no les ocurre a todos los niños. Las personas transgénero que nacen como hombres sienten que deberían ser mujeres y las que nacen como mujeres sienten que deberían ser hombres.

La gente transgénero siente que está viviendo dentro de un cuerpo que no le pertenece, dentro de un cuerpo equivocado. A menudo, dicen que "están atrapados en un cuerpo ajeno".

Qué significa ser transgénero

Cuando uno piensa en sí mismo como hombre o como mujer, eso se llama identidad de género. Todas las personas tienen una identidad de género: nacen sintiéndose hombres o sintiéndose mujeres.

En la mayoría de las personas, la identidad de género coincide con la que define su anatomía. Pero las personas transgénero se sienten diferentes a su aspecto físico.

Lo que la sociedad espera de los hombres, las mujeres, los niños y las niñas afecta lo que sentimos sobre nosotros mismos. Toda cultura tiene "reglas" sobre lo que se espera de un hombre y de una mujer. Esas expectativas incluyen cosas como el tipo de peinado, la ropa y la profesión, y la forma en que la gente debe actuar o se debe comportar.

La sociedad no necesita establecer esas reglas porque las vemos en todas partes. Por lo tanto, la mayoría de las personas crecen creyendo que los hombres deben actuar de cierta forma y las mujeres deben actuar de una forma diferente, aunque apenas piensen en ello. Pero las personas transgénero, se sienten diferentes con respecto a sí mismas.

Algunas personas transgénero saben que se sienten "diferentes" desde muy pequeñas. Otras lo empiezan a notar en torno a la llegada de la pubertad o incluso más tarde. Cuando una persona transgénero se da cuenta de que no encaja en su cuerpo, se puede sentir confundida y tener problemas emocionales.

Algunas optan por cambiar físicamente sus cuerpos, a través de operaciones y de la toma de hormonas para encajar en el género que ellas sienten que son realmente. Convertirse físicamente en el sexo opuesto puede ser un proceso largo, complicado y caro.

Pero no todas las personas transgénero deciden recurrir a las cirugías o las hormonas. Algunas se sienten más cómodas manteniendo su anatomía corporal intacta pero vistiéndose como lo hace el sexo opuesto. Algunas de ellas, a pesar de no estar todavía completamente seguras de lo que quieren, pueden empezar a pedir que las llamen por un nombre nuevo y utilizar los pronombres del sexo opuesto (como "Amanda" en vez de "Anthony" y "ella" en lugar de "él").

Una vez que una persona transgénero empieza a vivir su vida como si fuera del sexo opuesto, pueden surgir muchas cuestiones, como la forma de completar los formularios cuando deben elegir entre "mujer" u "hombre", o qué baño público utilizar.

Como ocurre con cualquier grupo, no todas las personas transgénero piensan y quieren las mismas cosas. Todo depende de qué necesita cada persona en concreto para sentirse más cómoda tanto con su cuerpo como con su mente.

Términos transgénero

La palabra transgénero no solo significa que una persona se identifica con el sexo opuesto. También la puede utilizar la gente que no siente que sea completamente hombre o completamente mujer.

Además de "transgénero", las personas usan otras palabras para describir que se sienten diferentes del sexo con el que nacieron, como variante de género, MTF (del inglés male to female, de hombre a mujer) o FTM (del inglés female to male, de mujer a hombre). Algunas personas no quieren que las llamen por ninguno de los términos que se suelen utilizar para describir a la gente que se está cuestionando su género. Solo quieren que se las conozca por quiénes son: únicas en su propia forma especial.

Identidad de género y orientación sexual

Ser transgénero no es lo mismo que ser homosexual. Ser transgénero tiene que ver con la identidad de género: la forma en que uno se ve a sí mismo y el género con el que se identifica. Ser homosexual, es decir, ser gay o lesbiana, tiene que ver con la orientación sexual: el género por el que uno se siente atraído.

Los hombres gay se sienten atraídos hacia otros hombres y las mujeres lesbianas se sienten atraídas hacia otras mujeres. Y, en la mayoría de los casos, se sienten cómodos con el sexo que tienen.

Puesto que la orientación sexual es distinta de la identidad de género, una persona transgénero puede ser heterosexual, homosexual (gay o lesbiana) o bisexual, como cualquier otro adolescente.

¿Qué es travestirse?

A veces, las personas que visten ropa que se suele asociar al género opuesto reciben el nombre de "travesti". No todas las personas que se visten con la ropa del sexo opuesto son transgénero. Algunas lo son, pero muchas eligen esa ropa porque lo encuentran divertido, por comodidad o como una forma de expresar su estilo personal, no porque se vean como si pertenecieran al género opuesto.

¿Por qué la gente es transgénero?

Muchos expertos en salud creen que el hecho de ser transgénero no se debe a un solo factor. No resulta claro qué es lo que hace que una persona se sienta cómoda o incómoda con su anatomía, pero se cree que es el resultado de una compleja combinación de factores biológicos, psicológicos y ambientales (y no simplemente una cuestión de opción).

Ayudar a los adolescentes transgénero

La idea de que una persona pueda sentir que está en un cuerpo del género equivocado es algo que mucha gente no ha oído nunca o no entiende. Hablar o pensar sobre ser transgénero es algo que incomoda a algunas personas.

Para algunos padres, enterarse de que su hijo quiere ser una mujer (o que su hija quiere ser un hombre) puede resultar escandaloso. Al principio, los padres tal vez sientan una variedad de emociones, incluida la decepción y una sensación de pérdida. Algunos padres, sin embargo, tal vez ya lo sospechaban y no estén tan sorprendidos.

Aunque la noticia sea inesperada o resulte difícil de escuchar, es importante que los padres reaccionen con amor y comprensión. Los expertos dicen que incluso una actitud de leve aceptación es de ayuda. Como la identidad de género no es una elección, intentar forzar a un niño a cambiar su identidad de género no tiene sentido y puede causar problemas.

Si su hijo adolescente es transgénero y le resulta difícil comprender o aceptar lo que esto significa, considere consultar a un psicólogo especializado en brindar apoyo a personas transgénero. Hablar acerca de sus reacciones y recibir orientación puede ser de ayuda para comprender lo que está ocurriendo y encontrar maneras de brindarle todo su apoyo a su hijo.

A las personas transgénero puede resultarles muy difícil darse cuenta de que se sienten diferentes a los demás. Tal vez enfrenten rechazo, discriminación e incluso el enojo de personas que no comprenden su identidad transgénero. Enfrentar las reacciones de otras personas puede resultar todo un desafío. No todo el mundo es tolerante y comprensivo; por eso, las personas transgénero pueden tener que afrontar situaciones de hostilidad e injusticia. Y esto puede favorecer la depresión y el aislamiento.

Los grupos de defensa y una cantidad cada vez mayor de profesionales de la salud están comprometidos para ayudar a las personas transgénero a encontrar comprensión, aceptación, apoyo, defensa de sus derechos y una atención médica apropiada. Existen muchos centros médicos expertos que ayudan a las personas transgénero (y a sus familias) a afrontar las complejas cuestiones físicas y emocionales que se les plantean.

Como todo el mundo, las personas transgénero quieren sentirse aceptadas, comprendidas y apoyadas.

Fecha de revisión: enero de 2014

Más sobre este tema para: