Epilepsia de lóbulo temporal
[Ir al contenido]

Epilepsia de lóbulo temporal

Revisado por: Harry T. Chugani, MD

¿Qué es la epilepsia del lóbulo temporal?

Los niños con epilepsia del lóbulo temporal (ELT) tienen crisis que se inician en uno de los lóbulos temporales del cerebro. Los lóbulos temporales se encuentran a ambos lados del cerebro, detrás de las sienes. Estas áreas cerebrales participan en el control de las emociones y en la memoria a corto plazo.

La ELT suele empezar en los niños alrededor de los 10 años de edad hasta la adolescencia, pero se puede desarrollar a cualquier edad si existe una lesión estructural en el lóbulo temporal.

¿Qué ocurre en una epilepsia del lóbulo temporal?

Las crisis propias de la ELT son crisis focales. Las crisis focales se inician en una parte específica del cerebro.

  • Si una persona permanece consciente durante una crisis de ELT, se llama crisis focal consciente (antes conocida como crisis parcial simple).
  • Si una persona pierde la conciencia durante la crisis, se llama crisis focal con alteración de la conciencia (antes conocida como crisis parcial compleja).

¿Cómo son las crisis en la epilepsia del lóbulo temporal?

Alguien que presenta una crisis focal consciente, puede tener un aura. El aura es una sensación o vivencia especial, que puede incluir lo siguiente:

  • déjà vu (la sensación de haber vivido previamente la situación actual)
  • un olor, sabor, sonido o visión
  • una emoción (como el miedo)
  • náusea o la sensación de que se te eleva el abdomen

Alguien que presenta una crisis focal con alteración de la conciencia puede quedarse mirando fijamente, frotarse las manos o hacer chasquear los labios. Le puede resultar muy difícil hablar o entender lo que le dicen durante una crisis.

A veces, una crisis focal se puede acabar convirtiendo (o generalizarse) en una crisis que afecta a ambos lados del cerebro (bilateral). En estos casos, se llama crisis tónico-clónica focal a bilateral. En este tipo de crisis, se sacude todo el cuerpo en movimientos descontrolados.

¿Cuál es la causa de la epilepsia del lóbulo temporal?

La ELT puede estar causada por infecciones, lesiones cerebrales, un tumor, factores genéticos o cambios en la estructura cerebral.

Los bebés que tienen convulsiones febriles (provocadas por una fiebre alta) que duran 15 minutos o más tienen un mayor riesgo de desarrollar una ELT más adelante.

¿Cómo se diagnostica la epilepsia del lóbulo temporal?

La ELT la diagnostica un neurólogo pediátrico (un médico especializado en el cerebro, la columna vertebral y los problemas que afectan al sistema nervioso). Las pruebas que se hacen para poderla diagnosticar incluyen las siguientes:

  • Un análisis de sangre y un análisis de orina
  • Un EEG, o electroencefalograma (para ver las ondas cerebrales y la actividad eléctrica cerebral)
  • Un V-EEG, o video-electroencefalograma (un EEG provisto de grabación de vídeo)
  • Técnicas de diagnóstico por la imagen, como la TAC, la RM, y el escáner TEP/RM para observar el cerebro por dentro.

¿Cómo se trata la epilepsia del lóbulo temporal?

Las crisis de la ELT suelen mejorar con medicación. Si los medicamentos no consiguen controlar las crisis, los médicos pueden recomendar la neuroestimulación (utilizar un dispositivo para estimular los nervios que detienen las crisis) o la cirugía. Los resultados de la cirugía son excelentes, por lo que los neurólogos la prefieren a la neuroestimulación.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

Los niños con una epilepsia del lóbulo temporal pueden llevar una vida normal. Para ayudar a su hijo:

  • Asegúrese de que se toma la medicación a las dosis que le haya recetado el médico.
  • Informe al médico de su hijo si cree que los medicamentos que le da no están funcionando o si percibe algún cambio inesperado tras su administración.

Algunos niños con ELT tienen problemas en la memoria y el estado de ánimo. Pida ayuda a especialistas y terapeutas lo antes posible para que ofrezcan apoyo académico, social y emocional a su hijo.

Es importante garantizar la seguridad de su hijo durante las crisis. Por lo tanto, asegúrese de que otros adultos y cuidadores de su hijo (familiares, profesores, entrenadores, etc.) saben cómo actuar.

A menudo, la epilepsia del lóbulo temporal es una afección de por vida. Cuando sea el momento, ayude a su hijo a hacer adecuadamente la transición a un médico para adultos.

Revisado por: Harry T. Chugani, MD
Fecha de revisión: agosto de 2017