[Ir al contenido]
KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


La sarna

La sarna es una infestación común de la piel con pequeños ácaros denominados Sarcoptes scabiei. Los ácaros escarban la capa superior de la piel para poner huevos y esto causa pequeñas ampollas y ronchas que producen picazón.

Los niños con sarna tal vez tengan una erupción roja con bultitos. A veces, aparecen líneas onduladas elevadas por donde escarbaron los ácaros, en especial en la parte interna de la muñeca o entre los dedos.

¿Cómo se contagia la sarna?

La sarna es contagiosa y suele transmitirse por contacto piel a piel con una persona ya infectada. Se contagia con más facilidad en lugares atestados y en los que hay mucho contacto cercano: en la familia, las guarderías, los dormitorios universitarios y los hogares de ancianos. Por eso, si un niño del salón de clases o de la guardería de su hijo tiene sarna, es conveniente tratar al niño para la infección incluso antes de que aparezcan los síntomas.

Los ácaros pueden vivir entre 2 y 3 días en las prendas de vestir, la ropa de cama o el polvo y esto hace que sea posible contagiarse la sarna por compartir camas, sábanas o toallas infectados.

Si una persona no ha tenido sarna, los síntomas pueden aparecer entre 4 y 6 semanas después de la infección. Las personas que ya han tenido sarna, probablemente tengan síntomas en unos pocos días.

Signos y síntomas

El síntoma más común de la sarna es una fuerte picazón, que puede empeorar por la noche o con los baños calientes.

La infección por sarna comienza con ronchas y ampollas que producen picazón o con bultos llenos de pus que revientan cuando la persona se rasca. La piel tal vez se ponga más gruesa, con escamas, costras o rayones por rascarse. La picazón se debe a una reacción por hipersensibilidad al ácaro y/o a su excremento y sus huevos.

Las zonas del cuerpo que suelen verse afectadas con más frecuencia por la sarna son las manos y los pies (en especial, los pliegues de piel entre los dedos), la parte interna de las muñecas y los pliegues debajo de los brazos. También puede afectar a otras partes del cuerpo, en especial los codos y la zona que rodea los pechos, los genitales, el ombligo y las nalgas.

Los bebés y los niños pequeños tal vez tengan una erupción en el cuero cabelludo, las palmas de las manos y las plantas de los pies. El sarpullido en los bebés y los niños pequeños puede verse más rojo o con ampollas más grandes

illustration

Al rascarse, se puede lesionar la piel y esto permite el ingreso de bacterias. La piel ya infectada con sarna puede verse afectada por impétigo, una infección bacteriana de la piel.

Tratamiento

Las infecciones por sarna deben ser tratadas por un médico. Llame al médico o al dermatólogo cada vez que su hijo tenga picazón o una erupción en la piel que no desaparece; en especial si la picazón empeora por la noche y es alrededor de las muñecas y los pliegues de piel entre los dedos.

Si el médico cree que se trata de sarna, es posible que tome pequeñas muestras de la piel afectada y las examine en el microscopio en busca de señales de ácaros de la sarna.

Los médicos tratan la sarna recetando una crema o loción medicada para eliminar los ácaros. La crema se debe aplicar sobre la piel de todo el cuerpo, no solo en las zonas con erupción. En general, se debe dejar sobre la piel durante 8 a 12 horas antes de quitarla con agua y jabón.

En el caso de los bebés y los niños pequeños, recuerde ponerles crema en la cabeza, el rostro y el cuero cabelludo (incluso en las orejas). Si pasa por alto estas zonas, es posible que no elimine todos los ácaros. Además, córtele y cepíllele las uñas al niño para quitarle la suciedad y colóquele la crema medicada también en las puntas de los dedos. Después de aplicarle la crema, no se lave las manos porque los ácaros de la sarna adoran los pliegues entre los dedos. Tal vez desee colocarle el medicamento antes de que el niño se vaya a dormir y quitárselo por la mañana.

Lo más común es que sea necesario repetir el tratamiento en 1 o 2 semanas, especialmente si ve ácaros vivos en la piel 2 semanas después del tratamiento.

A veces, en el caso de niños mayores, el médico prefiere tratar la sarna con un medicamento para tomar por boca en lugar de una loción tópica.

Como la sarna es muy contagiosa, es posible volver a infestarse. Es necesario que todas las personas que viven en el hogar reciban tratamiento, aunque no tengan síntomas. Debido a que la sarna se puede transmitir al tener relaciones sexuales, los adolescentes sexualmente activos deben hacerse análisis para saber si tienen otras enfermedades de transmisión sexual. También es necesario que todas las personas con quienes tienen relaciones sexuales reciban tratamiento para la sarna.

Posiblemente, el médico le recete antibióticos si su hijo también tiene una infección bacteriana de la piel (como impétigo) y un antihistamínico para ayudar a aliviar la picazón.

Una vez que el niño comience el tratamiento para la sarna, la picazón tardará entre 1 y 2 días en desaparecer. Sin embargo, en algunos casos, la picazón puede durar unas pocas semanas. Si la picazón de su hijo es muy fuerte, el médico puede recetarle una crema con esteroides para la piel, como hidrocortisona. La crema con esteroides solo se debe usar si el médico lo recomienda porque puede empeorar algunas infecciones.

Si el tratamiento es eficaz, no deberían aparecer nuevos sarpullidos o líneas en la piel después de 24 a 48 horas.

Prevención

El contacto físico directo (como tomarse de las manos) es la manera más común de transmitir la sarna. Pero como los ácaros pueden vivir varios días en la ropa, la ropa de cama o el polvo, la sarna se puede contagiar por compartir la cama, las sábanas o las toallas.

Si un integrante de su familia está recibiendo tratamiento contra la sarna, todos los demás integrantes de la familia también deben recibir tratamiento. Lave la ropa, las sábanas y las toallas en agua caliente y séquelas a temperatura elevada. Coloque los animales de peluche y los demás artículos que no pueda lavar en una bolsa plástica cerrada herméticamente durante al menos 3 días. Aspire cada habitación de la casa y después deseche la bolsa de la aspiradora.

La mayoría de los niños pueden regresar a la escuela una vez que completan el tratamiento.

Fecha de revisión: junio de 2014