[Ir al contenido]

La incompatibilidad de Rh durante el embarazo

Revisado por: Armando Fuentes, MD

Una de las primeras pruebas que debe esperar hacerse una mujer embarazada es un análisis de sangre para determinar su grupo sanguíneo. En esta prueba se analiza tanto su grupo sanguíneo como su factor Rh. Su factor Rh podría desempeñe un papel importante en la salud de su bebé; por eso, es importante disponer de esta información desde el principio del embarazo.

¿Qué es el factor Rh?

El factor Rh es una proteína que se encuentra en algunos glóbulos rojos. No todos llevamos esta proteína en nuestros glóbulos rojos, pero la mayoría de las personas la llevan. Son Rh positivas. Las personas que no son portadoras de esta proteína son Rh negativas.

¿Y si los padres no tienen el mismo factor Rh?

Cuando la futura madre y el futuro padre no son los dos Rh negativos o Rh positivos, esto recibe el nombre de incompatibilidad de Rh.

Por ejemplo:

  • Si una mujer que es Rh negativa y un hombre que es Rh positivo conciben a un bebé, el feto puede tener sangre Rh positiva, heredada de su padre. (Aproximadamente la mitad de los hijos de una madre Rh negativa y un padre Rh positivo son Rh positivos.)

La incompatibilidad de Rh no suele ser un problema si se trata del primer embarazo. Esto se debe a que la sangre del bebé no suele entrar en el sistema circulatorio de la madre durante el embarazo.

De todos modos, en el momento del parto la sangre de la madre y la del bebé se pueden mezclar. De ocurrir esto, el organismo de la madre identificará la proteína Rh como una sustancia ajena. Por lo tanto, podría empezar a fabricar anticuerpos (proteínas que actúan como protectoras ante la entrada de células extrañas en el cuerpo) contra la proteína Rh.

Una mujer embarazada que sea Rh negativa se puede exponer a la proteína Rh y empezar a fabricar anticuerpos contra esta proteína también de otras formas, como las siguientes:

¿Cuándo se expone al bebé a riesgos derivados de la incompatibilidad de Rh?

Los anticuerpos Rh serán completamente inofensivos hasta que la mujer se vuelva a quedar embarazada. Si la mujer se vuelve a quedar embarazada de otro bebé Rh-positivo, sus anticuerpos Rh reconocerán las proteínas Rh en la superficie de los glóbulos rojos del bebé como sustancias extrañas. Los anticuerpos de la madre entrarán en el torrente sanguíneo del bebé y atacarán a las células que contengan proteínas Rh.

Esto puede hacer que los glóbulos rojos del bebé se hinchen y exploten. Esto se conoce como enfermedad hemolítica o enfermedad Rh del recién nacido. Y puede hacer que en el hemograma del bebé salgan muy pocos glóbulos rojos.

¿Cómo se trata la incompatibilidad de Rh?

Si una mujer embarazada tiene la posibilidad de desarrollar una incompatibilidad Rh, los médicos le administrarán dos inyecciones de inmunoglobulina Rh durante el embarazo. Recibirá:

  • la primera inyección alrededor de la semana 28 de embarazo
  • la segunda inyección 72 horas antes de dar a luz

La inmunoglobulina actúa como una vacuna. Impide que el organismo de la madre fabrique anticuerpos contra el Rh que podrían ocasionar graves problemas al recién nacido o afectar a un futuro embarazo.

Una mujer embarazada también puede recibir una dosis de inmunoglobulina Rh si tiene un aborto, se somete a una amniocentesis, o tiene cualquier sangrado o hemorragia.

Si el médico averigua que una mujer ya ha fabricado anticuerpos Rh, observará atentamente su embarazo para asegurarse de que la concentración de estos anticuerpos no es demasiado alta.

En contadas ocasiones, si la incompatibilidad es grave y el bebé está en peligro, el bebé deberá recibir unas transfusiones de sangre especiales llamadas transfusiones de intercambio o exsanguinotransfusiones, sea antes de nacer (transfusiones fetales intrauterinas) o después del parto. Las exsanguinotransfusiones aportan al bebé sangre cuyos glóbulos rojos son Rh negativos. Esto estabiliza su nivel de glóbulos rojos y minimiza el daño causado por los anticuerpos Rh presentes en su torrente sanguíneo.

Gracias al éxito de las inyecciones de inmunoglobulina Rh, las transfusiones de intercambio en embarazos de incompatibilidad de Rh se necesitan muy raramente en EE.UU.

¿Qué más debería saber?

Si no sabe cuál es su factor Rh y cree estar embarazada, es importante que inicie sus visitas prenatales regulares lo antes posible, incluyendo el análisis de su grupo sanguíneo. Si la incompatibilidad Rh se detecta y se trata al principio del embarazo, usted se podrá centrar en cosas más importantes, como dar la bienvenida a un nuevo bebé completamente sano.

Revisado por: Armando Fuentes, MD
Fecha de revisión: octubre de 2018