[Ir al contenido]

Oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC)

¿Qué es la OMEC?

La oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC) es cuando un equipo médico muy bien formado y entrenado usa una máquina para desempeñar las funciones que normalmente desempeñan el corazón y los pulmones.

¿Por qué se hace?

Cuando el corazón o los pulmones dejan de funcionar, la OMEC puede hacer su trabajo durante varios días, varias semanas o incluso durante más tiempo.

Generalmente, este tiempo basta para que:

  • el equipo médico pueda corregir el problema, por ejemplo, a través de una operación de corazón
  • el corazón o los pulmones se recuperen o se curen de un problema, como el asma o la aspiración de meconio
  • el niño se someta a un trasplante de corazón o a un trasplante de pulmón

Los niños pueden tener una insuficiencia cardíaca o pulmonar por muchos motivos diferentes. La OMEC puede ayudar a aquellos niños que tengan:

  • una insuficiencia cardíaca provocada por una enfermedad, como el síndrome de corazón izquierdo hipoplásico o una cardiomiopatía (debilidad en los músculos cardíacos)
  • una insuficiencia pulmonar provocada por a una enfermedad (como una neumonía, el asma o el síndrome de aspiración de meconio, o antes de someterse a un trasplante de pulmón debido a una fibrosis quística
  • órganos o sistemas corporales que no se desarrollaron adecuadamente mientras el bebé estaba en el vientre materno, lo que ha provocado una insuficiencia cardíaca o pulmonar, como una hernia diafragmática congénita o una cardiopatía congénita
  • infecciones que hacen que los órganos dejen de funcionar, como una septicemia

¿Qué hace una máquina de OMEC?

La máquina de OMEC, usando una bomba que funciona como el corazón, bombea sangre procedente del cuerpo a través de un corazón artificial. Al igual que los pulmones, la máquina añade oxígeno a la sangre y le extrae dióxido de carbono. Luego la máquina envía la sangre de vuelta al cuerpo del niño.

La máquina la usa un especialista en OMEC, que puede ser:

  • un perfusionista
  • un enfermero o terapeuta respiratorio con formación especializada en OMEC.

¿Cómo se lleva a cabo la OMEC?

Hay dos tipos de OMEC:

  • OMEC Veno-venosa (VV): se usa cuando el corazón sigue funcionando pero los pulmones necesitan tiempo para descasar y curarse. Extrae sangre de una vena grande, le añade oxígeno, le extrae dióxido de carbono y vuelve a enviar la sangre a una vena.
  • OMEC Veno-arterial (VA): se usa cuando tanto el corazón como los pulmones necesitan tiempo para descasar y curarse. Extrae sangre de una vena grande y vuelve a enviar la sangre a una arteria. El corazón sigue latiendo y bombeando sangre, pero no tiene que trabajar tanto como lo hacía antes de iniciar la OMEC.

Generalmente, durante la OMEC, los medicamentos mantienen al niño quieto y dormido. Una máquina que sirve para respirar (o respirador) trasfiere aire hacia dentro y hacia fuera de los pulmones del paciente para mantenerlos sanos. A veces, la OMEC se puede usar cuando el niño respira por sí solo sin requerir un respirador.

¿Qué ocurre antes de la OMEC?

Si el equipo médico cree que la OMEC podría ayudar a su hijo, evaluará todos los problemas de salud que tenga el niño. El equipo incluye especialistas en:

  • cuidados intensivos neonatales o pediátricos
  • cirugía pediátrica
  • problemas pulmonares (neumología)
  • problemas cardíacos (cardiología)
  • cirugía cardíaca y torácica (cirugía cardiotorácica)

El médico de OMEC o el cirujano especializado en OMEC hablará con usted sobre los riesgos y las posibles ventajas de la OMEC. Si usted opta por la OMEC, firmará un formulario de consentimiento (o permiso) paterno.

Iniciar una OMEC supone seguir varios pasos. El equipo de tratamiento:

  • administra medicamento al niño por vía intravenosa (VI) para que se quede dormido, no tenga dolor y esté bien quieto
  • inserta un tubo endotraqueal y lo une a un respirador (si su hijo aún no estaba usando un respirador)
  • administra medicamentos al niño para impedir que se le coagule la sangre
  • coloca cánulas (unos tubos largos y estrechos) a través de una arteria y/o una vena y guía sus extremos hasta llegar al corazón
  • utiliza ecografías o radiografías para asegurarse de que los tubos estén bien colocados
  • inicia la OMEC

¿Qué es el transporte de OMEC?

Un equipo móvil de OMEC puede transportar con seguridad a un niño que necesita OMEC de un hospital a otro. El transporte de OMEC se usa cuando:

  • un niño está internado en un hospital que no dispone de OMEC
  • un niño se debe trasladar a otro hospital para un trasplante de órganos o para que reciba otro tipo de atenciones médicas

Cuando un niño está en un hospital que no dispone de OMEC, el equipo móvil de OMEC:

  • irá al hospital de partida para evaluar al niño
  • iniciará la OMEC, si es necesario
  • proseguirá con la OMEC mientras trasporte al niño al nuevo hospital

A veces, miembros del equipo móvil de OMEC pueden visitar al niño o usar un dispositivo móvil para evaluarlo a distancia antes de enviar el equipo completo de OMEC. El equipo de OMEC decidirá si el transporte de OMEC y el tratamiento en otro hospital podrían ayudar al niño.

¿Puedo quedarme con mi hijo durante la OMEC?

Usted se puede quedar con su hijo por lo menos durante algún tiempo mientras dure la OMEC. A su hijo lo ayudará oír la voz de su madre o de su padre y notar su tacto.

El tiempo durante el que le dejarán quedarse con su hijo dependerá de cómo funcione el proceso y del tipo de cuidados médicos que necesite su hijo. El equipo le hará saber cuándo se puede quedar con su hijo y cuándo se debe retirar para que ellos puedan hacerle pruebas y aplicarle los tratamientos que necesite.

¿Cuánto dura la OMEC?

Un niño puede necesitar OMEC desde solo durante un día hasta durante un mes o más. Todo depende del problema de salud que tenga su hijo.

¿Qué ocurre después de la OMEC?

El equipo hará varias pruebas para estar seguro de que el niño deja de necesitar la OMEC, luego desconectará la máquina y extraerá las cánulas. A su hijo le retirarán el respirador conforme se vaya adaptando a respirar sin OMEC. Esto se puede alargar varios días o semanas.

Es posible que su hijo necesite medicamentos hasta que su corazón esté completamente recuperado. El equipo seguirá observando a su hijo atentamente y dándole medicamentos para el dolor a fin de que no tenga molestias y esté cómodo.

¿Qué problemas pueden ocurrir debido a la OMEC?

La OMEC se asocia a riesgos importantes. Por eso, los médicos solo la usan cuando ya han probado todos los demás tratamientos y consideran que la OMEC ayudará al niño.

Entre sus riesgos, se incluyen los siguiente:

  • hemorragia
  • burbujas o coágulos en la sangre que pueden obstruir vasos sanguíneos
  • infección
  • problemas en el funcionamiento de la máquina

La OMEC también puede tener algunos efectos secundarios, como la hinchazón (edema), que es especialmente frecuente durante los primeros días. La hinchazón suele remitir cuando se concluye la OMEC.

¿Cómo pueden ayudar los padres después de la OMEC?

Los niños necesitan mucho apoyo mientras se recuperan de la OMEC. Algunos niños pueden tener problemas pulmonares si la OMEC desempeñó la función que suelen desempeñar los pulmones. Otros pueden tener problemas para andar o hablar, o pasarlo mal cuando tengan que retomar sus tareas escolares.

Pregunte al equipo de OMEC y al pediatra de su hijo sobre formas en que puede ayudarlo.

Fecha de revisión: marzo de 2019