[Ir al contenido]

La seguridad de los vehículos todo terreno (VTT)

Revisado por: Patti Miller, MPP

Los vehículos todo terreno son vehículos que con frecuencia se usan como diversión. En la mayoría de los estados, es legal que los niños mayores y los adolescentes los conduzcan, incluso aunque no tengan una licencia para conducir. Pero además de emoción, generan riesgos de seguridad importantes.

Los vehículos todo terreno pueden ser inestables y difíciles de controlar, en especial a altas velocidades. Con frecuencia ocurren vuelcos y colisiones, y en algunos casos son letales. Las lesiones por viajar en vehículos todo terreno también son comunes y pueden terminar en una visita a la sala de emergencias. Como resultado, la AAP (Academia Americana de Pediatría) desaconseja que los niños y los adolescentes menores de 16 años conduzcan o se suban a vehículos todo terreno.

Si decide permitir que su hijo conduzca o viaje en un vehículo todo terreno, asegúrese de que cumpla las precauciones de seguridad y que comprenda cómo manejar el vehículo de manera segura. Si bien esto ayuda a reducir el riesgo de una lesión o la muerte, la única manera de realmente mantener seguros a los niños es impedir que viajen en vehículos todo terreno.

¿Qué son los vehículos todo terreno?

Los vehículos todo terreno son vehículos a motor pensados para andar fuera de las rutas o en caminos de tierra, no en caminos pavimentados o autopistas. Suelen tener cuatro neumáticos grandes tipo globo, con un asiento en el centro sobre el que se ubica el conductor mientras controla la dirección con el manubrio. Aún hay algunos triciclos todo terreno, pero los fabricantes dejaron de hacerlos en 1988 debido a las preocupaciones por la estabilidad y la seguridad.

Estos vehículos pesan más de 600 libras y tienen motores grandes y potentes que les permiten alcanzar velocidades de 65 millas por hora o incluso más. Tienen un centro de gravedad elevado y no tienen barras antivuelco, jaulas de seguridad ni cinturones de seguridad. Esto quiere decir que pueden volcar fácilmente, arrojar a los conductores y pasajeros fuera del vehículo o incluso aplastarlos. Esto puede provocar lesiones graves o la muerte, generalmente debido a lesiones en la cabeza. Otras lesiones comunes incluyen cortes, raspaduras rotura de clavículas y fractura de brazos y piernas.

Quiénes pueden usarlos (y quienes no deberían hacerlo)

No existen normas federales ni límites de edad para conducir vehículos todo terreno. Por el contrario, cada estado tiene sus propias normas y leyes. Algunos estados requieren que quienes usan un vehículo todo terreno sean mayores de 16 años y tengan un certificado de seguridad. Otros estados permiten que niños de tan solo 10 años usen vehículos todo terreno siempre y cuando estén supervisados por un adulto con una licencia de conductor válida.

La AAP no recomienda el uso de vehículos todo terreno para niños y adolescentes menores de 16 años. Estos vehículos pueden ser demasiado grandes para que los niños pequeños los manejen de forma segura, aun cuando sea legal que los usen. Para manejar un vehículo todo terreno de forma segura, el conductor debe tomar decisiones rápidas, como acelerar, desacelerar o correr su peso en respuesta a los cambios en el entorno. Es poco probable que los niños menores de 16 años sean capaces de tomar estas decisiones y tengan la habilidad para llevarlas a cabo.

Si su hijo usa un vehículo todo terreno, asegúrese de que comprenda y respete las reglas que se aplican en su estado. Visite la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC, por sus siglas en inglés) en línea para conocer esta información. Esto se aplica incluso si el niño no es el que conduce el vehículo todo terreno. Muchos estados no permiten llevar pasajeros a menos que el vehículo todo terreno haya sido específicamente diseñado para transportar a dos personas.

Consejos de seguridad

Los niños menores de 16 años no deben usar un vehículo todo terreno.

Cualquier persona que use un vehículo todo terreno debe seguir estos consejos tanto antes como durante el viaje:

  • Tomar un curso de seguridad para aprender a operar un vehículo todo terreno de forma segura y únicamente usar un vehículo todo terreno adecuado al tamaño y la edad. Visite el sitio en línea del Instituto de seguridad de los vehículos todo terreno para obtener información.
  • Usar siempre un casco y protección para los ojos que estén aprobados. En muchos estados, la ley exige el uso de cascos y protección para los ojos, especialmente en el caso de los niños.
  • Llevar pantalones largos, mangas largas, guantes y botas por encima del tobillo para prevenir los cortes y los raspones.
  • Solo usarlo en horas con luz solar.
  • Conducir siempre a una velocidad segura, en un sendero designado para vehículos todo terreno.
  • Conocer los primeros auxilios básicos para tratar lesiones menores y ser capaz de buscar ayuda en caso de emergencia.

Es importante nunca hacer lo siguiente al usar un vehículo todo terreno:

  • Nunca usar un triciclo.
  • Nunca usarlo mientras se bebe alcohol o se consumen drogas.
  • Nunca usarlo en superficies pavimentadas o caminos públicos (excepto para cruzarlos).
  • Nunca superar la cantidad de pasajeros recomendada por el fabricante.
  • Nunca permitir que los niños y adolescentes conduzcan un vehículo todo terreno con un pasajero.

El uso de vehículos todo terreno siempre será riesgoso y como son entretenidos, muchos niños y adolescentes querrán probarlos. No existen garantías de que los niños no resultarán lesionados, incluso si se respetan las precauciones y las leyes de protección vigentes. Pero si se aseguran de que los niños respeten las reglas de seguridad y sepan cómo usar los vehículos todo terreno de forma segura, los padres pueden hacer todo lo posible para ayudarlos a protegerse de las lesiones.

Revisado por: Patti Miller, MPP
Fecha de revisión: julio de 2018