[Ir al contenido]

Acantosis nigricans

Revisado por: Patrice Hyde, MD

La acantosis nigricans es una afección de la piel. Genera manchas o rayas más gruesas y oscuras alrededor de las articulaciones y en las zonas del cuerpo que tienen muchos pliegues (como los nudillos, las axilas, los codos, las rodillas y los costados y la parte posterior del cuello).

Algunas personas también tienen acantosis nigricans en la palma de las manos, la ingle, los labios o, en casos excepcionales, en zonas que no tienen pliegues, como el rostro, la espalda, los brazos o las piernas. La piel puede ser suave, por eso se suele usar la palabra "aterciopelada" para describir los síntomas de la acantosis nigricans.

La acantosis nigricans no es una infección ni es contagiosa. Algunos niños tal vez tengan una leve picazón, pero excepto por eso, la acantosis nigricans no produce ningún daño. Aun así, el médico hará análisis para descartar problemas médicos que requieran tratamiento.

Para el manejo de la acantosis nigricans, es necesario tratar las afecciones que están provocando el oscurecimiento de la piel.

Causas

La acantosis nigricans aparece con más frecuencia en niños con niveles elevados de insulina, algo asociado con frecuencia a los niños con sobrepeso u obesidad o con diabetes.

A veces, la acantosis nigricans puede ser una señal de advertencia de otras afecciones más graves, como algunos tipos de cánceres y problemas endocrinológicos, además de diabetes tipo 2 y otros problemas de salud relacionados con la obesidad.

En casos excepcionales, la acantosis nigricans puede deberse a ciertos medicamentos, como los anticonceptivos orales y los medicamentos para el colesterol. En algunos casos, puede ser hereditaria (la persona la hereda de sus padres). 

Síntomas

Por lo general, los únicos signos de acantosis nigricans son manchas oscuras, gruesas y aterciopeladas de piel en los pliegues o arrugas, principalmente en el cuello, las axilas o la ingle. Pero en algunos casos, se encuentra en los labios, las palmas de las manos, los nudillos, las plantas de los pies y otras zonas. En casos excepcionales, los niños pueden tener una leve picazón en las zonas afectadas.

illustration

Las manchas de piel suelen cambiar de color lentamente, con el transcurso de los meses o incluso años. Si la piel de su hijo cambia de color rápidamente, llame inmediatamente al médico. Podría ser una señal de una afección médica grave.

Diagnóstico

Si su hijo desarrolla acantosis nigricans, consulte a su médico, quien podrá determinar si hay una causa grave. En la mayoría de los casos, el médico puede diagnosticar la acantosis nigricans observando la piel afectada.

Para detectar otras afecciones, el médico tal vez solicite análisis de sangre o una radiografía.

Tratamiento

La mayoría de los casos de acantosis nigricans solo involucran cambios en el espesor y el color de la piel, y no hay un tratamiento establecido para esta afección. En muchos niños, la acantosis nigricans ni siquiera requiere tratamiento; en algunos casos, la piel oscura se aclarará por sí sola.

En los casos de acantosis nigricans con una causa subyacente, el tratamiento de la causa puede hacer que las manchas oscuras de piel se aclaren o desaparezcan por completo. Tal vez sea necesario dejar de tomar los medicamentos que podrían estar causando el problema o tratar los problemas de salud.

En la mayoría de los niños, el mejor tratamiento para la acantosis nigricans es mantener un peso saludable y hacer mucho ejercicio físico. Anime a su hijo a comer una dieta saludable y hacer elecciones de vida saludables. Varios estudios demuestran que comer bien y hacer ejercicio físico puede ayudar a reducir, y en algunos casos a prevenir y revertir, la acantosis nigricans.

La vida con acantosis nigricans

La acantosis nigricans puede ser muy visible y difícil de cubrir, en especial si se presenta en el cuello o las manos. Por lo tanto, a los niños les avergüenza tenerla. Tal vez se sientan acomplejados y sean el blanco de bromas de sus compañeros de clase.

Para ayudar a los niños a sentirse mejor con su apariencia, los médicos suelen recetar cremas y lociones que los pueden ayudar a aclarar la piel. Haga todas las preguntas necesarias para comprender cómo y cuándo seguir el plan de tratamiento.

No se deje engañar por las publicidades sobre productos aclarantes, cremas y tratamientos exfoliantes que se venden sin receta; lo más probable es que no funcionen y pueden irritar la piel, además de que son un gasto de dinero.

Como padre, puede hacer mucho para ayudar a su hijo a manejar su preocupación y a sentirse menos avergonzado. Hable abiertamente sobre la acantosis nigricans y permita que su hijo sepa que no está solo. Pregúntele al médico si hay grupos de apoyo locales u otros recursos que puedan ayudar a su hijo a tener más confianza.

Revisado por: Patrice Hyde, MD
Fecha de revisión: octubre de 2016