[Ir al contenido]

¿El clima puede afectar a mi asma?

¿Es posible que el clima empeore los síntomas de asma de una persona? ¡Sí! Averigüemos por qué.

¿Cómo puede el clima afectar al asma?

Los cambios de estación, una tormenta o un cambio repentino del clima pueden hacer que sea más difícil respirar o provocar un ataque.

Aquí verás cómo el clima puede empeorar los síntomas del asma:

  • El aire frío y seco puede ser un desencadenante del asma, sobre todo en aquellas personas que practican deportes de invierno y que presentan síntomas de asma cuando hacen ejercicio físico.
  • El aire caliente y húmedo puede desencadenar síntomas de asma. En algunas zonas, el calor y la luz solar se combinan con la contaminación y generan ozono, que también es un desencadenante del asma.
  • El clima húmedo y ventoso puede provocar ataques. Muchas personas con asma tienen síntomas durante las tormentas eléctricas.

El profesional del cuidado de la salud te puede ayudar a descubrir si el clima está empeorando tus síntomas de asma. Esta información se puede incluir en tu plan de acción contra el asma.

¿Cómo puedo evitar los desencadenantes del clima?

Una vez que sepas cuáles son los desencadenantes climáticos en tu caso, es importante que los evites:

  • Debes estar atento a los niveles de polen y de moho previstos para tu zona y a los pronósticos de clima que podrían afectar a tu asma. (Un adulto puede ayudarte a hacerlo.)
  • Mantente en el interior a primeras horas de la mañana (antes de las 10) cuando las concentraciones de polen en el aire son más altas.
  • Quédate en el interior los días en que tus desencadenantes sean más intensos.
  • En los días muy fríos, cúbrete la boca y la nariz con una bufanda cuando salgas al aire libre.
  • Cierra bien las ventanas por la noche. Si hace calor, utiliza el aire acondicionado, que limpia, refresca y seca el aire.
  • Mantente alejado del césped recién cortado y de las pilas de hojas.
  • Ten siempre a mano tu medicamento de alivio rápido (también llamado "medicamento de acción rápida" o de "rescate"), ¡aunque te sientas bien!
Fecha de revisión: mayo de 2017