[Ir al contenido]

Diabetes tipo 1: ¿Qué es?

Revisado por: Shara R. Bialo, MD

Tal vez conozcas a un niño que siempre se toma un tentempié en los partidos de fútbol o que se dirige a la enfermería de la escuela antes de almorzar para que le pongan una inyección.

Si tienes un amigo o compañero de clase a quien le ocurre esto, o si te ocurre a ti, no estás solos. Hay miles de niños en todo el mundo que hacen este tipo de cosas cada día porque tienen una diabetes tipo 1. ¿Qué es? Averigüémoslo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta al modo en que el organismo utiliza la glucosa, un azúcar que es el la principal fuente de energía o "combustible" del cuerpo. Tu cuerpo necesita glucosa para seguir funcionando. Es así cómo debería funcionar:

  1. Comes.
  2. La glucosa procedente de los alimentos que ingieres entra en tu torrente sanguíneo.
  3. Tu páncreas fabrica una hormona llamada insulina.
  4. La insulina ayuda a la glucosa a entrar en las células de tu cuerpo.
  5. Y, así, tu cuerpo obtiene la energía que necesita.

El páncreas es una glándula larga y plana, ubicada en la barriga, que ayuda al cuerpo a digerir los alimentos. También fabrica insulina. La insulina es como una llave que abre las puertas para acceder a las células del cuerpo. Y permite que penetre la glucosa en su interior. Entonces, la glucosa puede pasar de la sangre al interior de las células.

Pero, cuando alguien padece una diabetes, el organismo no fabrica insulina o bien la insulina que fabrica no funciona como debería funcionar. Puesto que la glucosa no puede entrar en las células con normalidad, las concentraciones de azúcar en sangre aumentan demasiado. Y una concentración elevada de azúcar en sangre no tratada hace que la gente se encuentre mal.

¿Qué es la diabetes tipo 1?

Hay dos tipos principales de diabetes: la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2.

En la diabetes tipo 1 (que se solía llamar diabetes insulino-dependiente o diabetes juvenil), el páncreas no puede fabricar insulina. El cuerpo puede obtener glucosa procedente de los alimentos, pero la glucosa no puede entrar en las células, que la necesitan para funcionar. La glucosa permanece en la sangre, lo que hace que las concentraciones de azúcar en sangre aumenten demasiado y generen problemas de salud.

Para solucionar este problema, una persona que padece una diabetes tipo 1 se debe medicar con insulina mediante inyecciones regulares o bien usar una bomba de insulina.

La diabetes tipo 2 es distinta de la diabetes tipo 1. En la diabetes tipo 2, el páncreas sigue fabricando insulina, pero la insulina no funciona en el cuerpo como debería funcionar, de modo que las concentraciones de azúcar en sangre aumentan demasiado.

Nadie sabe con certeza cuál es la causa de la diabetes tipo 1, pero los científicos creen que esta enfermedad guarda cierta relación con los genes. Los genes vienen a ser instrucciones sobre el aspecto y el funcionamiento del cuerpo que se transmiten de padres a hijos.

Pero el mero hecho de heredar los genes para la diabetes, no suele bastar para desarrollar esta enfermedad. Para que una persona la desarrolle, se tiene que dar otro factor, como la presencia de una infección de origen viral.

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir. Ni los médicos pueden saber quién la desarrollará y quién no.

¿Cuáles son los signos de la diabetes 1?

Cuando una persona padece una diabetes, suele presentar los siguientes signos:

  • orina mucho porque el cuerpo intenta eliminar el exceso de azúcar en sangre a través de la orina (pipí).
  • bebe mucho para compensar todo lo que elimina al orinar.
  • come mucho, porque su cuerpo está ávido de la energía que no puede obtener a partir del azúcar.
  • pierde peso, ya que el cuerpo empieza a recurrir a las grasas y los músculos como combustible al no poder utilizar el azúcar con normalidad.
  • está muy cansada, porque el cuerpo no puede utilizar el azúcar como fuente de energía.

Recibir un tratamiento adecuado para la diabetes permite detener estos síntomas. Un médico puede saber si un niño padece diabetes a partir de análisis de sangre.

Si tu médico cree que podrías tener una diabetes tipo 1, es posible que te derive a un médico especializado en endocrinología pediátrica, un tipo de médico que ayuda a niños con diabetes, problemas de crecimiento y otras afecciones del sistema endocrino.

¿Cómo se trata la diabetes tipo 1?

En comparación con los demás niños, los niños con una diabetes tipo 1 tienen que prestar un poco más de atención a lo que comen y a lo que hacen. Necesitan:

  • inyectarse insulina de la manera que se le indicó
  • seguir una dieta sana y balanceada e ingerir hidratos de carbono de una manera exacta
  • medir su concentración de azúcar en sangre de la manera que se le indicó
  • hacer ejercicio con regularidad

Los niños con diabetes tendrán que hacer algunas cosas a veces, como tomarse un tentempié cuando hagan un viaje largo con la escuela. O tal vez deban levantarse más temprano que sus amigos cuando se queden a dormir en casa de otra persona para inyectarse la insulina y desayunar, a fin de mantener sus concentraciones de azúcar en sangre bajo control.

¿Qué más debería saber?

Aunque esto pueda parecer mucho trabajo, lo bueno es saber que existen nuevos productos y nuevos equipos que facilitan a los niños el control de la diabetes. Los científicos están trabajando para descubrir nuevas formas de medir la concentración de azúcar en sangre y de administrar insulina. También están tratando de descubrir formas de incorporar la insulina al cuerpo sin necesidad de inyecciones. Y existe la esperanza de que algún día se descubra la cura de esta enfermedad.

Aunque los niños con diabetes deben hacer algunas cosas especiales, esta enfermedad no les impide disfrutar de las cosas que les encanta hacer. Pueden seguir haciendo deporte, saliendo con sus amigos y viajando. Si un amigo tuyo padece una diabetes, hazle saber que puede contar contigo. La amistad consiste en disfrutar estando juntos, ¡no en tener un páncreas perfecto!

Revisado por: Shara R. Bialo, MD
Fecha de revisión: agosto de 2018