[Ir al contenido]

¿Por qué tengo un ombligo?

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

¿Qué es el ombligo?

Tu ombligo marca el punto de donde salía tu cordón umbilical cuando naciste. Ese cordón era un tubito blando y flexible que transportaba nutrientes (vitaminas y minerales) de tu mamá a tu cuerpo, cuando todavía estabas dentro de su vientre.

¿Por qué necesitaba antes el cordón umbilical?

Cuando un bebé crece y se desarrolla dentro del vientre de su mamá, no puede respirar aire ni comer alimentos. Por eso el cordón umbilical es tan importante. No solo transporta oxígeno y nutrientes de la madre al bebé, sino que también se lleva los desperdicios que el bebé no necesita.

¡Adiós, cordón umbilical! ¡Hola, ombligo!

Cuando nace el bebé, llora en cuanto sale del vientre materno. Esto nos hace saber que puede respirar por sí mismo. Pronto empezará a beber leche y a generar sus propios productos de desecho, ¡como te contará cualquiera que haya visto un pañal sucio!

Un bebé recién llegado al mundo, deja de necesitar su cordón umbilical. Por eso, el médico lo cortará y solo dejará un pequeño trocito pegado a la piel, que se llamará "muñón umbilical". Cuando el muñón umbilical se desprenda al cabo de unas pocas semanas, el bebé se quedará con su propio y exclusivo ombligo.

El ombligo puede estar hacia adentro o hacia fuera, ¿cómo lo tienes tú?

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: febrero de 2018