[Ir al contenido]
KidsHealth
KidsHealth.org


The most-visited site
devoted to children's
health and development


¿Cómo me puedo sentir mejor acerca de mi cuerpo?

¿Alguna vez deseaste poder cambiar algo de tu cuerpo? ¿Te gustaría ser más alto? ¿O más pequeño? ¿Te gustaría que la forma de tu cuerpo fuera diferente? ¿Con más músculos? ¿O más curvas? ¿Te gustaría parecer más grande?

Los cuerpos de los niños cambian cuando atraviesan la pubertad. Pero la pubertad no se da en todos los niños a la misma edad. Algunos se desarrollan más temprano. Al principio, es posible que se sientan raros. También podrían sentirse orgullosos. Otros niños se desarrollan mucho más tarde. Es probable que deseen que el tiempo pase rápido para crecer. Están ansiosos por ser más grandes.

Pero no hay manera de acelerar las cosas. Una niña no desarrollará sus pechos hasta que el cuerpo comience a atravesar la pubertad. Y un niño no desarrollará grandes músculos como los de los adolescentes y adultos. Ni siquiera lo logrará levantando pesas. Es muy difícil ser paciente.

A medida que el cuerpo cambia, también puede cambiar la forma en que te sientes respecto a él.

¿Qué cosas te pueden ayudar?

Si quieres sentirte mejor con tu cuerpo, aquí te ofrecemos algunos consejos:

  • No esperes que tu cuerpo sea perfecto. Ningún cuerpo lo es. Es bueno que aceptes y quieras al cuerpo que tienes. Es tuyo, por lo tanto, muéstrale algo de cariño.
  • Piensa en las cosas que te gustan de tu aspecto. ¿Tienes piernas largas? ¿Hombros anchos? ¿Una gran sonrisa? ¿Un rostro amigable? Intenta ver las cosas buenas que otras personas ven cuando te miran.
  • Piensa en las cosas que puede hacer tu cuerpo. ¿Corres muy rápido? ¿Eres fuerte? ¿Eres bueno en el manejo de la pelota? ¿Andas en bicicleta o patineta? ¿Eres buen pateador? ¿Te gusta escalar montañas? ¿Eres buen nadador? ¿Sabes dar volteretas laterales? ¿Puedes mantener el equilibrio en la postura de árbol? Tómate un momento para enorgullecerte de lo que tu cuerpo puede hacer.
  • Come alimentos saludables. Alimenta tu cuerpo con alimentos saludables. Llevar una dieta sana te ayuda a verte mejor. Te da energía y mantiene tu cuerpo funcionando correctamente.
  • Vete a dormir a horario. Tu cuerpo necesita una cantidad suficiente de sueño para verse bien y mantenerse saludable. El sueño te ofrece la recarga necesaria para aprender y jugar todo el día.
  • Mantente activo todos los días. Cuando mueves el cuerpo, ejercitas tus músculos. Cuando ejercitas un músculo, se vuelve más fuerte. Si los músculos están fuertes, tu cuerpo está en forma y sano. Puedes mantenerte activo jugando, bailando, haciendo deportes o incluso limpiando tu habitación.
  • Mantén tu cuerpo higienizado y acicalado. Toma una ducha o un baño. Lávate la cara y el cabello. Cepíllate los dientes. Usa ropa limpia. Busca tu propio estilo. Párate erguido y con orgullo. Mira tu nuevo yo. Siéntete feliz con tu aspecto.
  • Mantén un peso saludable. Tener un peso saludable es bueno para ti. Y te ayuda a sentirte bien con tu cuerpo. Pero no intentes hacer una dieta por tu cuenta. No es seguro ni saludable que un niño haga esto. Habla siempre con uno de tus padres o un médico. Cuando tengas un control, el médico te dirá si tu peso es saludable. Si tu peso podría ser más saludable, el médico te sugerirá algunas cosas que puedes hacer. Comer bien y hacer más actividad física ayuda mucho.
  • Habla con tus padres. Si tienes problemas para sentirte mejor con tu cuerpo, habla con tus padres sobre lo que sientes. Habla de formas en las que puedes sentirte más contento con tu cuerpo.
Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: junio de 2018