[Ir al contenido]
Norton Children's

Norton Children's Hospital
(502) 629- KIDS
NortonChildrens.com



La enfermedad de Scheuermann

¿Qué es la enfermedad de Scheuermann?

La enfermedad de Scheuermann, también conocida como cifosis de Scheuermann, es una afección de la espalda superior. Hace que la parte superior de la espalda se redondee o encorve, pareciéndose a una joroba.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad de Scheuermann?

Los principales signos de la enfermedad de Scheuermann son los siguientes:

  • Una espalda encorvada o jorobada. A veces el encorvamiento resulta difícil de ver. Otras veces es más claramente perceptible. Los niños no pueden enderezar la curvatura de la espalda cuando se les pide que se pongan derechos.
  • Dolor de espalda. En torno a la mitad de los niños con la enfermedad de Scheuermann tienen dolor de espalda.

Los signos de esta enfermedad se suelen poner claramente de manifiesto durante el estirón que acompaña a la pubertad.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Scheuermann?

illustration

Los pequeños huesos que componen la columna vertebral (llamados "vértebras") suelen ser rectangulares. Se apilan como los ladrillos y están separados por un cartílago flexible. Cuando un niño tiene la enfermedad de Scheuermann, la parte delantera de algunas vértebras de la espalda superior crece más despacio que la parte posterior. Estas vértebras adquieren forma de cuña, de modo que, cuando se apilan entre sí, la columna vertebral se encorva, lo que hace que la espalda se vea redondeada o jorobada.

¿Quién puede desarrollar una enfermedad de Scheuermann?

Los médicos no saben exactamente por qué algunos niños desarrollan esta enfermedad, pero la enfermedad de Scheuermann se da por familias. Sus signos se suelen empezar a ver generalmente durante o después del estirón de la pubertad. La mayoría de los niños tienen entre 12 y 15 años cuando reciben el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica una enfermedad de Scheuermann?

Para diagnosticar una enfermedad de Scheuermann, un médico:

  • explorará la columna vertebral: mientras el niño esté de pie, se doble hacia delante por la cintura y esté acostado plano
  • le mandará hacer radiografías: para ver la curvatura de la espalda
  • le hará una resonancia magnética RM: si cree que algo más podría estar causando el problema (como una infección o un tumor).
  • le mandará pruebas de respiración: si la enfermedad de Scheuermann podría estar afectando a la respiración del niño, el médico también le puede pedir pruebas de la función pulmonar

¿Cómo se trata la enfermedad de Scheuermann?

Los niños con enfermedad de Scheuermann verán a un traumatólogo (un médico que trata afecciones relacionadas con los huesos). El traumatólogo explorará la columna vertebral del paciente, verá sus radiografías y le recomendará un tratamiento.

Entre las opciones de tratamiento, se incluyen las siguientes:

Observación. Si la curvatura de la espalda no es probable que cause problemas, la enfermedad de Scheuermann puede no requerir ningún tipo de tratamiento. Los niños se someterán a revisiones ordinarias para asegurarse de que la curvatura de su espalda no les empieza a causar problemas. En la mayoría de los casos, esta cifosis deja de avanzar cuando el niño deja de crecer.

Corsé ortopédico para la espalda. El corsé es como una chaqueta o chaleco que se puede llevar debajo de la ropa. El corsé no resolverá la curvatura, pero impedirá que empeore. Algunos niños solo llevan el corsé por la noche, y hay otros que la llevan de 18 a 20 horas al día. El corsé se suele llevar hasta que el niño deja de crecer.

Fisioterapia. A veces pueden ayudar los ejercicios que refuerzan la musculatura de la espalda y del tronco para sostener mejor la columna vertebral.

Cirugía. La cirugía no suele ser necesaria. Pero los médicos pueden recomendar un procedimiento llamado de fusión vertebral en los casos graves que causan dolor y problemas para respirar.

De cara al futuro

Es importante que los adolescentes con una enfermedad de Scheuermann reciban el tratamiento adecuado antes de que hayan concluido su crecimiento. La columna vertebral generalmente no se seguirá curvando después de que dejen de crecer. Si su hijo se queja de que le duele la espalda o tiene joroba o chepa, hable con su médico.

Fecha de revisión: enero de 2019