[Ir al contenido]
Nemours (XML)

Nemours





Las vacunas de su hijo: vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH)

¿Qué es el virus del papiloma humano?

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Puede causar verrugas genitales y cambios en el cuello del útero que pueden conducir a cáncer de cuello de útero o cervical. También puede evolucionar a cáncer en otras partes del cuerpo, como el pene, el ano, la vagina, la vulva y la garganta. Investigaciones recientes indican que este virus puede estar relacionado con las enfermedades cardiovasculares en las mujeres.

Calendario de la vacuna contra el virus del papiloma humano

La vacuna es recomendable para los niños de ambos sexos de 11 o 12 años, así como para niños y adolescentes de ambos sexos que no se hayan vacunado antes. En caso necesario, los niños de ambos sexos se pueden vacunar a partir de los 9 años de edad.

La vacuna se administra en una serie de inyecciones:

  • En niños y adolescentes de 9 a 14 años, la vacuna se administra en dos inyecciones a lo largo de un período de seis a 12 meses.
  • En adolescentes y adultos jóvenes (de 15 a 26 años de edad en las chicas y de 15 a 21 años en los chicos), la vacuna se administra en tres inyecciones a lo largo de un período de seis meses. Los adultos jóvenes que se expongan a un alto riesgo de contraer esta infección se pueden poner la vacuna contra el VPH hasta que cumplan 26 años.

¿Por qué es recomendable la vacuna contra el virus del papiloma humano?

Puesto que el virus del papiloma humano puede causar problemas graves, como las verrugas genitales y algunos tipos de cáncer, vacunarse contra este virus es un paso importante para prevenir las infecciones por este virus y evitar el contagio. Funciona mejor cuando se administra antes de que la persona empiece a mantener relaciones sexuales.

La vacuna contra el virus del papiloma humano no protege contra todas las cepas del VPH, por lo que las chicas y las mujeres que sean sexualmente activas deben visitar a su ginecólogo con regularidad, usar condones (o preservativos), y hacerse citologías (o pruebas de Papanicolau) cuando se lo recomienden sus ginecólogos (generalmente, a partir de los 21 años de edad).

Posibles riesgos asociados a la vacuna contra el virus del papiloma humano

Los efectos secundarios más frecuentes son febrícula o fiebre baja y dolor muscular inflamación y/o enrojecimiento en el lugar del pinchazo. El mareo, el desmayo, las náuseas y los vómitos también pueden seguir a la inyección. Las reacciones alérgicas a esta vacuna son sumamente infrecuentes.

Cuándo posponer o evitar la vacuna contra el virus del papiloma humano

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) no es recomendable si:

  • su hijo está enfermo en el momento de la vacunación, aunque un simple resfriado u otras enfermedades de poca importancia no deben impedir la vacunación
  • su hijo ha presentado una reacción alérgica grave (anafilaxia) en la primera dosis de esta vacuna o tiene alergia a la levadura
  • su hija está embarazada (se la podrá poner después de dar a luz)

Cuidar de su hijo después de ponerle la vacuna contra el virus del papiloma humano

Su hijo puede tener fiebre, así como molestias musculares, inflamación y enrojecimiento en el lugar del pinchazo. Para el dolor y la fiebre, consulte al médico de su hijo para saber si le puede administrar paracetamol o ibuprofeno, y siga sus indicaciones atentamente.

¿Cuándo debería llamar al médico?

  • Llame al médico de su hijo si duda sobre si debería o no posponer o evitar la vacuna.
  • Llámelo también si surgen problemas tras la vacunación.
Fecha de revisión: marzo de 2019