[Ir al contenido]
Children's Health System - Alabama (iFrame)

Children's of Alabama
Healthcare as amazing as their potential
www.childrensal.org
1600 7th Avenue South
Birmingham, AL 35233
(205) 638 - 9100


Reuniones entre padres y maestros

Los niños y los adolescentes se desempeñan mejor en la escuela cuando los padres se involucran. Asistir a las reuniones entre padres y maestros es una manera de involucrarse y de ayudar a su hijo a alcanzar el éxito.

Las reuniones para padres y maestros son una gran oportunidad para hacer lo siguiente:

  • conversar sobre el avance de su hijo
  • compartir las fortalezas y las debilidades de su hijo
  • trabajar con el maestro para ayudar a su hijo a salir adelante en la escuela

Lo básico

Las reuniones entre padres y maestros suelen realizarse una o dos veces al año. Son reuniones breves, de entre 10 y 30 minutos. La mayoría de las escuelas fijan fechas y horas específicas para las reuniones, pero si el horario es incompatible con sus obligaciones, intente encontrar otro horario que sea accesible. Si no puede ir a la escuela, pregúntele al maestro si puede programar una conversación telefónica. De ser necesario, los padres divorciados pueden pedirle al maestro que programe reuniones por separado.

Es posible que durante la reunión también esté presente otro personal de la escuela que brinda apoyo para la enseñanza de su hijo. Si el padre o el maestro lo solicitan porque no es posible resolver un problema solo con el maestro, un administrador puede estar presente en la reunión. En algunos casos, el alumno puede participar de la reunión, pero los padres también pueden pedir tener un tiempo a solas con el maestro.

Las reuniones se centran en el aprendizaje, pero también se podría conversar acerca de preocupaciones por la conducta o de tipo social. El maestro revisará el avance del niño, incluidas sus fortalezas y las áreas en las que necesita mejorar. También podrían hablar de los resultados de las evaluaciones estandarizadas, los planes de educación individualizada (IEP) y los planes de educación 504.

Antes de la reunión

Algunos padres llevan un seguimiento del trabajo escolar de sus hijos y de sus avances; por lo tanto, ya saben de qué necesitan hablar con el maestro. Algunos ya han hablado con los maestros en las reuniones de IEP o Plan 504. Para estos padres, la reunión es una oportunidad de conversar sobre el desempeño del alumno. Para otros padres, esta será la primera vez que hablen con el maestro.

Ya sea que se trate de su primera conversación con el maestro o que esta sea una más de muchas conversaciones, puede ser útil estar preparado. Averigüe antes de la reunión cómo le está yendo a su hijo y sobre qué quiere conversar. Aun cuando sepa que todo marcha bien, asistir a las reuniones les demuestra a sus hijos que está interesado en lo que hacen en la escuela.

Los siguientes consejos pueden ser de ayuda para sacar el mayor provecho de estas reuniones importantes:

  • En las semanas previas a la reunión, hable con sus hijos para saber cómo les está yendo con la tarea y con cada asignatura. Revise la tarea y los proyectos, pruebas, evaluaciones, boletines de calificaciones e informes de avance recientes.
  • Pregúntele si hay algo que su hijo quiera conversar con el maestro.
  • Planee llevar algo para tomar nota (papel y bolígrafo, o una computadora u otro dispositivo).
  • Comparta algunas cosas sobre su hijo con el maestro (intereses, fortalezas, asignaturas favoritas) para ayudar al maestro a conocer mejor a su hijo.
  • Escriba las preguntas o los temas que quisiera cubrir en la reunión. Según la situación, es posible que desee hacer preguntas sobre:
    • si su hijo alcanza las expectativas del nivel de su grado (no en comparación con los pares)
    • evaluaciones educativas (si su hijo está teniendo problemas)
    • cuáles son las fortalezas y los desafíos que el maestro ve en su hijo, y cómo los está abordando
    • otros servicios para ayudar a su hijo a desarrollarse como estudiante
    • hacer un plan para reunirse regularmente si hay problemas de aprendizaje o de comportamiento
    • los hábitos de trabajo de su hijo, de manera independiente y en grupos grandes y pequeños
    • cómo se lleva su hijo con los demás estudiantes en la clase y durante el almuerzo, los recreos, las clases de educación física y otras clases

Si surge algún problema relacionado con la escuela, comuníquese con el maestro o con otro personal de la escuela por teléfono o correo electrónico. No es necesario que espere a la reunión entre padres y maestros para abordar sus preocupaciones.

Durante la reunión

Los maestros suelen programar las reuniones con los padres una después de la otra; por lo tanto, intente ser puntual para la reunión.

En la reunión, recuerde lo siguiente:

  • Obtener la información de contacto del maestro y preguntarle cuál es la mejor manera de contactarlo (carta, correo electrónico, llamada telefónica, mensaje a través del portal de estudiantes, padres y maestros, etc.).
  • Tomar apuntes.
  • Pedirle visitar la clase y ver ejemplos de tareas, evaluaciones y pruebas, así como de evaluaciones estandarizadas.
  • Hacer todas las preguntas que crea pertinentes y compartir información sobre su hijo.
  • Aprovechar al máximo el tiempo centrándose en el aprendizaje de su hijo.
  • Resumir los puntos principales de la conversación para confirmar los detalles y los pasos a seguir.

Después de la reunión

Para hacer un seguimiento después de la reunión:

  • Comuníquese con el maestro si tiene alguna pregunta que no llegó a hacer.
  • Revise sus notas sobre lo que usted y el maestro harán para apoyar el aprendizaje. Después, haga un plan detallado sobre cómo y cuándo ayudará a su hijo.
  • Si aún tiene preocupaciones o no está de acuerdo con una evaluación, escriba lo que piensa y programe una reunión con el maestro o con un administrador en cuanto sea posible para ambos.
  • Comuníquese con el maestro para hacer un seguimiento del avance de su hijo.
  • Revise con su hijo lo que se conversó en la reunión, incluido cualquier plan de enseñanza especial, y comparta los comentarios positivos que hizo el maestro.
  • Considere enviarle una nota de agradecimiento al maestro y a cualquier otro educador que se haya tomado el tiempo para ir a la reunión.

Recuerde que usted y el maestro de su hijo comparten el mismo objetivo: ayudar a su hijo a tener éxito en la escuela.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2017